CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Youtube Diariomotor

3 MIN

Estados Unidos alerta de la presencia de airbags de imitación que estallan o no se despliegan

David Villarreal | @davidvillarreal | 15 Oct 2012

Sólo hay una cosa que desearías mucho menos a tener un accidente en coche, y es que en el momento mismo de sufrirlo el airbag no se despliegue en el momento en que debería hacerlo o no lo hiciera correctamente de forma que se tradujera en mayores daños que los que ya nos había producido el accidente originalmente. No es de extrañar que en Estados Unidos haya cundido la alerta tras el anuncio de la NHTSA de que miles de vehículos al otro lado del Atlántico podrían contar con airbags falsos y graves problemas de funcionamiento.

Según la asociación de seguridad en las carreteras estadounidense, los defectos de diseño de estos airbag de imitación podrían plantear problemas que van desde no desplegarse en accidentes en los que el airbag debería de protegernos, hasta la proyección de esquirlas y metralla al desplegarse que podrían causar daños severos a los ocupantes del vehículo. Como ven, hay motivos suficientes para que la noticia cause preocupación, pero por otro lado estarían afectados menos de un 0,1% del parque automovilístico en Estados Unidos y sólo aquellos que tuvieron que sustituir un airbag en un establecimiento no oficial.

La NHTSA comprobó que estos airbag estallan, proyectan metralla y en ocasiones no se despliegan

Con los airbag no se juega. Un producto defectuoso o falso puede ser tan peligroso como para causar mayores daños que los provocados por el propio accidente.

Los lotes de airbags falsos han llegado a lo largo de los últimos tres años a talleres no asociados oficialmente a ninguna marca, aunque estas peligrosas imitaciones contaban con precintos y emblemas de las marcas que trataban de suplantar a los accesorios originales. Mientras un airbag original podría costar en Estados Unidos en torno a 1.000$, un airbag falso no llega a 200$. Desconocemos si los clientes habían sido alertados de la instalación de un airbag falso, si no es así el fraude no sólo afecta a la importación y distribución de productos de imitación peligrosos para la seguridad pública, sino también a la estafa manifiesta de los talleres encargados de su instalación. Según la NHTSA, algunos llegaron incluso a venderse en canales públicos en internet como eBay.

Las autoridades ya han lanzado una llamada a los clientes que puedan haber sido afectados para que revisen con urgencia sus coches y traten de resolver la situación. De momento no parece que se tenga constancia de accidentes y daños motivados por el funcionamiento defectuoso de estos pseudo-airbags, aunque conociendo la facilidad con que se fallan litigios multimillonarios en Estados Unidos estamos convencidos de que no tardarán en aparecer.

De momento la preocupación no ha trascendido hasta Europa, aunque no hace falta que os alertemos de lo peligroso que puede resultar instalar sistemas no homologados, de imitación o falsos en nuestro vehículo y más cuando estos tienen una función tan importante y vital en caso de accidente como el airbag.

Fuente: NHTSA
En Diariomotor: Citroën condenada a pagar a un conductor por defecto de fabricación en un airbag | Ranking de llamadas a revisión 1993-2008