Aston Martin DB7 Zagato 2003: deportivos de ensueño y museo

 |  @davidvillarreal  | 

Un hecho tan extraordinario como el centenario de Aston Martin, requiere un seguimiento especial y como mínimo una retrospectiva de algunos de sus modelos más representativos, de aquellos que han hecho historia en el último siglo.

Uno de los carroceros con los que Aston Martin ha tenido una colaboración más estrecha a lo largo de su historia, ha sido Zagato, la última de sus creaciones la conocíamos el pasado año, el Aston Martin V12 Zagato. Pero en esta ocasión nos remontamos diez años atrás para recordar el Aston Martin DB7 Zagato, una edición de coleccionista, limitada a sólo 99 unidades, que hoy en día sigue siendo uno de los deportivos más codiciados por los amantes de los grandes turismos británicos.

Pero, ¿por qué requirió Aston Martin los servicios de Zagato en aquel momento?

Aston Martin DB7 Zagato: 99 piezas de museo

Se fabricaron 99 unidades, pero ninguna de ellas pudo comercializarse en Estados Unidos.

En sus diez años de historia el Aston Martin DB7 pasó de ser el deportivo de acceso de la casa, con un motor de seis cilindros en línea, a representar la máxima excelencia y deportividad de la Aston Martin e iniciar una línea de estilo y una nueva filosofía que perdura hasta nuestros días. En muy poco tiempo el Aston Martin DB7 se había convertido en el modelo más vendido de toda la historia de la marca y pronto encontrarían la necesidad de llevar a este modelo a un nuevo nivel de deportividad con un motor de doce cilindros y 6.0 litros de cilindrada, el Aston Martin DB7 V12 Vantage.

Precisamente cuando se alcanzaba el final del ciclo vital de la saga DB7, Aston Martin decidió lanzar un modelo, si cabe, más atrevido. El Aston Martin DB7 desarrollado junto a Zagato también estaba dotado del motor V12 del Vantage, pero lucía una carrocería especial con una parrilla mayor, el techo abultado de tipo “doble burbuja” característico de Zagato y una línea trasera de tipo Kammback, con un spoiler integrado y una luneta posterior con más horizontalidad.

Para acentuar su exclusividad, Aston Martin se propuso que tan sólo se fabricasen 99 unidades del Aston Martin DB7 Zagato, que sólo llegarían a Europa y el sureste asiático.

Aston Martin American Roadster 1: un descapotable por y para los Estados Unidos

El DB7 descapotable de Zagato no tenía capota, sólo una cubierta para proteger el coche de la lluvia aparcado a la intemperie. Sólo se comercializó en Estados Unidos.

Precisamente por la imposibilidad de llevar aquel gran turismo a Estados Unidos, por cuestiones de homologación, Aston Martin encargó un nuevo diseño a Zagato, pero esta vez basado en su DB7 Volante descapotable. Por aquel entonces el DB7 ya tenía sustituto, el DB9, pero aún así en 2003 comenzaba la producción del Aston Martin American Roadster 1 en la nueva factoría de Gaydon. También se fabricarían 99 unidades, pero a diferencia del coupé todas ellas irían destinadas a Estados Unidos.

Además de los rasgos que ya veíamos en el Aston Martin DB7 Zagato, el American Roadster 1 se caracterizaba por carecer de techo, puesto que ni tan siquiera contaba con una capota al uso y menos aún sistema de apertura y cierre. Pensemos que el diseño atrevido de Zagato también conllevaba algún que otro problema técnico y a falta de capota la solución que encontró Aston Martin fue una cubierta temporal, que no servía para circular con ella puesta, para cubrir el coche y evitar que se dañase la tapicería si nos encontrábamos con una lluvia inesperada, algo que por otra parte es bastante común en Inglaterra, su tierra natal.

Fuente: Aston Martin
En Diariomotor: El Aston Martin V12 Zagato estará limitado a sólo 101 unidades | Prototipo clásico: Aston Martin Twenty Twenty

Lee a continuación: BMW y Zagato presentarán un nuevo coche en Pebble Beach