carrocería -
puertas -
plazas -
maletero -
potencia -
consumo -
precio -
valoración
-

Voy a confesar que la primera imagen que he visto del nuevo Aston Martin V12 Zagato ha dejado una mueca en mi cara. Adoro los Aston Martin y creo que cada modelo que sacan supera al anterior. Nunca les encuentro ningún defecto estéticamente. De tener una cuenta corriente realmente abultada, la opción sería clara, un deportivo salido de Gaydon.

Consigue el mejor precio para el seguro del Aston Martin V12 Zagato

Dicen que la primera impresión es la que cuenta y yo voy a rebatir esa afirmación aquí. Si, en un principio no me ha gustado esta nueva colaboración entre Aston Martin y Zagato pero con un simple segundo vistazo a las imágenes de la galería que acompañan al artículo he cambiado de opinión radicalmente. No es bonito, es simplemente espectacular y está a la altura del motivo de su creación, el cincuenta aniversario del Aston Martin DB4GT Zagato.

El legado histórico de este Aston Martin V12 Zagato habla por sí solo. Desde que se presentara a finales de 1960 el Aston Martin DB4GT Zagato, la unión de Aston Martin y el carrocero italiano nos ha dejado coches que deberían estar en al menos uno de cada dos garajes de ensueño de los aficionados al mundo del motor. Modelos como el Aston Martin V8 Vantage Zagato o el Aston Martin DB7 Zagato son una buena muestra de ello.

La base de este Aston Martin V12 Zagato es, como se puede deducir de su nombre, el Aston Martin V12 Vantage presentado el pasado año. Con él comparte el chasis y la motorización, un seguramente precioso motor V12 6.0 de 510 CV, pero la carrocería es completamente nueva, para adaptar las formas que ha querido darle el carrocero italiano a este preciso inglés de carreras.

Porque pese a ser un modelo único (aunque no hablan de su producción ni del número de unidades a producir) y contar con una carrocería de aluminio fabricada a mano, con las técnicas antiguas, el Aston Martin V12 Zagato es un coche de competición, como se puede adivinar por esa trasera tan radical y las barras antivuelco que se pueden adivinar a través de sus ventanillas.


Continuar leyendo