CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Seguridad Vial

9 MIN

Las preguntas más frecuentes sobre el neumático de invierno

David Villarreal | @davidvillarreal | 25 Ene 2013
inta-neumaticos-invierno-12-dm-700px-1
inta-neumaticos-invierno-12-dm-700px-1

Aunque ya lleguemos tarde para la temporada invernal, el tema de los neumáticos de invierno sale de nuevo a colación por el frío que nos ha acompañado en el centro de la península en las últimas semanas y dos eventos relacionados con este tipo de neumáticos: la gama de invierno de Michelin en Andorra y la prueba organizada por la Comisión de Fabricantes de Neumáticos en el INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial) en Madrid.

Hace un año ya os ofrecíamos un buen análisis sobre neumáticos de invierno en nuestra sección Tu coche en forma. Pero de nuevo hemos creído oportuno recordar las peculiaridades de los neumáticos de invierno con un análisis rápido en diez puntos. Evidentemente las razones por las cuales un conductor debería utilizar esta alternativa, dependen en gran medida de la climatología en su entorno y el uso que vaya a hacer del vehículo. Pero al menos, espero que esta recopilación con preguntas frecuentes sirva para aclarar un poco más el sentido de estos grandes desconocidos en nuestro país.

1. ¿Cómo identificamos un neumático de invierno?

Neumático de invierno es aquel que cuenta con una montañita con tres picos y un copo de nieve.

Según la normativa europea cualquier neumático con la denominación M+S, es legalmente un neumático de invierno. Aún así existe cierta confusión en este aspecto, puesto que el verdadero neumático de invierno también incorpora un pictograma con una montañita de tres picos y un copo de nieve. Este último, no sólo ha sido concebido para ser plenamente funcional en nieve, sino también específicamente para funcionar mejor a temperaturas inferiores a los 7ºC.

2. ¿Son una alternativa legal a las cadenas?

No sólo es un sustituto de las cadenas sino que también es mejor.

Sí, lo son. La legislación española especifica que cualquier neumático que lleve la denominación M+S es un perfecto sustituto de las cadenas y por tanto también aquellos con el pictograma de la montañita de tres picos. Según mi experiencia personal en pruebas sobre pistas completamente nevadas, más concretamente una pista de esquí, puedo asegurar que un neumático de invierno es mejor en todos, y repito todos los aspectos, adherencia, tracción, distancia de frenado, amén de comodidad, que las cadenas.

La prueba, como digo, ha sido contrastada en una pista de esquí con dos coches, mismo modelo y mismo motor, uno con cadenas y otro con neumático de invierno.

3. ¿Por qué neumáticos de invierno?

No sólo por la nieve, también con temperaturas muy bajas.

Además de la razón más obvia, la nieve, el neumático de invierno siempre es más efectivo por agarre y comportamiento en superficies poco adherentes, a temperaturas inferiores a los 7ºC.

Añadimos. ¿Y por qué no utilizar un neumático de invierno? Es obvio que este tipo de gomas también tiene otros inconvenientes añadidos. En una prueba de contraste en asfalto seco con dos coches del mismo modelo, un Peugeot 3008 Hybrid4, uno dotado con neumáticos estivales y otro invernales, las prestaciones de uno y otro eran muy similares. La temperatura ambiente en nuestra prueba era superior a 7ºC. Lo que sí pudimos comprobar es que la sonoridad y las vibraciones del neumático de invierno eran muy superiores.

4. ¿En qué época debo utilizarlos?

Adelántate al frío y asegúrate de sacar del armario junto con el abrigo tus neumáticos de invierno.

Un servidor que ha vivido fuera de España se sorprendió al ver que mucho antes de que llegase el verdadero frío (en un país como Polonia 10ºC es una temperatura casi primaveral cuando se alcanzan algunos días hasta -25ºC), los conductores ya se habían preparado para el frío y las carreteras se llenaban de coches con unas horribles llantas de acero negras calzadas con neumáticos de invierno. Esto se debe a que lo más habitual es tener un segundo juego de llantas con las gomas montadas, es más, es el procedimiento que recomendamos siempre que se tenga espacio para evitar el proceso de montaje y desmontaje del neumático, equilibrado y demás operaciones, que también tienen su coste.

Aunque el neumático de invierno es más efectivo bajo los 7ºC, siempre es recomendable hacer el cambio antes de que se alcance esa temperatura, puesto que no siempre la temperatura del asfalto será superior a la del ambiente.

5. Las guarderías no sólo son para los pequeños, también existen guarderías de neumáticos

El neumático no se guarda vertical ni se deja al aire libre.

Aunque casi todo el mundo lo desconoce, la mayoría de distribuidores autorizados de neumáticos de invierno también cuentan con un servicio de guardería para almacenar durante el invierno nuestros neumáticos de temporada. Pensemos que al taller le conviene dar todas las facilidades posibles a sus clientes y estos servicios no suelen ser demasiado caros aunque efectivamente suponen un coste adicional para aquellos que no tengan suficiente espacio en casa.

También pensemos que los neumáticos deben guardarse en un lugar con unas condiciones idóneas para preservar sus cualidades. Un lugar seco, jamás al a intempérie ni expuesto a frío extremo ni a los rayos del sol y a las altas temperaturas. Los anillos deberían colgar en ganchos o en posición horizontal, apilados uno encima del otro, en cuyo caso es recomendable rotar cada mes para evitar que el neumático se deforme. Jamás se deben almacenar en vertical.

5. ¿Qué sucede si utilizamos los neumáticos de invierno en verano?

Para empezar las prestaciones serán inferiores y las incomodidades superiores a las de cualquier neumático comparable pensado para verano. Por otro lado pensemos que estaremos malgastando un neumático más caro y que al estar dotado con una goma con un compuesto blando e indicado para temperaturas muy bajas, se degradará con mayor rapidez.

En general, por poder hacerlo, podrías hacerlo, pero también estarías malgastando tu dinero.

6. ¿Cuál es el límite legal del dibujo?

A partir de 4 milímetros un neumático deja de ser efectivo en nieve.

Es exactamente el mismo que en cualquier otro neumático de verano. Es decir, menos de 1,6 milímetros sería motivo suficiente para recibir una multa, amén de peligroso.

Por otro lado un neumático de invierno con menos de 4 milímetros de profundidad en los surcos de la banda de rodadura, no garantiza la suficiente adherencia para circular sobre nieve. Existe un segundo testigo que nos advierte de que se ha alcanzado esta profundidad.

7. ¿Qué sucede con los códigos de velocidad y carga?

Existen neumáticos de invierno con código de velocidad suficiente para deportivos de gran potencia.

Generalmente el índice de carga debe ser igual o superior al de unos neumáticos convencionales y el de velocidad igual o superior a la velocidad máxima homologada por el vehículo.

Únicamente podremos utilizar un código de velocidad inferior, pero siempre superior a 160 km/h (Q), si lo especificamos con una etiqueta visible en el vehículo con la velocidad máxima para la cual están homologadas las gomas.

8. ¿Se pueden poner neumáticos de invierno sólo en el eje motriz?

Aunque legalmente puedas, no es recomendable utilizar únicamente neumáticos de invierno en el eje motriz.

Sí. Es más, legalmente tendrá el mismo tratamiento que unas cadenas si nos encontrásemos con una pista nevada.

Obviamente no es ni mucho menos recomendable por la diferencia de adherencia, especialmente en condiciones comprometidas, que habría entre ambos ejes. La dinámica del coche podría verse muy condicionada.

9. ¿Y de verdad existe un mercado para el neumático de invierno?

En Europa el neumático de invierno tiene una cuota del 30%, en España solo del 3%.

Las ventas demuestran que sí. En España los neumáticos de invierno han crecido en el último año y tienen una cuota del 3%, que no está nada mal si tenemos en cuenta la climatología general de nuestro país y el desconocimiento de la mayoría de los conductores. En Europa el neumático de invierno tiene una cuota del 30%.

¿Y por qué España se resiste a su implantación? Además de la razón más obvia, el clima Mediterráneo, el neumático de invierno sigue sin ser una opción popular también por desconocimiento. En muchos casos invertimos miles de euros en un tapizado de piel, unas llantas muy pintonas, un alerón y dos parachoques, o un color de carrocería exclusivo, pero ¿por qué no hacer lo propio con nuestra seguridad?

10. ¿Qué uso debería hacer de mi coche para que me compense el neumático de invierno?

Aunque sean efectivos y recomendables en invierno en todo tipo de condiciones, incluso sin nieve, un neumático de invierno solo compensa de verdad con nieve. Pero eso sí, todo depende de la inversión en seguridad que esté dispuesto a realizar cada conductor.

La primera condición indispensable para montar neumáticos de invierno es que en el área en el que utilices tu coche exista un verdadero invierno, es decir, temperaturas frecuentemente por debajo de los 7ºC durante toda la temporada invernal.

A partir de ahí depende mucho del dinero que estés dispuesto a invertir en seguridad. Un neumático de invierno es recomendable incluso sin pisar la nieve, pero teniendo en cuenta su coste y las incomodidades que puede acarrear (cambio de ruedas cada temporada, guardar los neumáticos de temporada, el neumático de invierno es de media un 10% más caro…), lo recomendaría únicamente para aquellos conductores que de verdad tengan que enfrentarse a la nieve.

Es obvio que el neumático de invierno es la mejor opción para cualquiera que viva en zonas montañosas o con frecuentes nevadas. Por último me atrevo a decir que con que exista la posibilidad de quedar incomunicados un día por una nevada ya compensa la utilización de neumáticos de invierno ¿no crees?

Fotografías: Diariomotor | Comisión de Fabricantes de Neumáticos | Audi | BMW | Porsche | Skoda En Diariomotor: Tu coche en forma – Mantenimiento de los neumáticos