Holden Commodore VF, se presenta el hermano mellizo del nuevo Chevrolet SS

 |  @sergioalvarez88  | 

Holden, la división australiana de General Motors, ha presentado el nuevo Commodore VF. Para quien no los conozca, los Commodore son la berlina australiana por excelencia: gran tamaño, tracción trasera, motor de ocho cilindros. Los lazos con General Motors son fuertes, y de hecho, la generación previa – llamada Commodore VE – dió lugar al limitado Pontiac G8, cuya vida fue corta como canto de cisne de Pontiac. Se ha presentado una nueva generación, que además sirve de base para el inminente Chevrolet SS, una nueva berlina deportiva.

Si somos cuidadosos, podremos comprobar que no es un coche nuevo, sino un lavado de cara en profundidad de los Commodore VE, se puede comprobar en zonas como la línea lateral o la arquitectura del chasis. En cuanto al diseño, obviando distancia entre ejes y voladizos, tiene un parecido sorprendente a algunos Opel. Me refiero a las ópticas traseras, muy similares a las de un Astra Sedán, o al frontal, cuyo parecido al Insignia es notable. En el fondo, no debería extrañarnos, pero he de decir que el paralelismo me agrada.

El Holden Commodore VF es más ligero y eficiente que su predecesor, pero aún no sabemos qué habrá bajo su capó. Si los rumores son ciertos, debería ser el mismo 6.2 V8 del nuevo Corvette Stingray, con una potencia de 450 CV. Con un peso final de menos de dos toneladas puede que no sea rival para el BMW M5 o el Mercedes E 63 AMG, pero es una aproximación diferente a la deportividad, más “a la americana”. Si de verdad quisiera competir con los alemanes llevaría un LSA V8 sobrealimentado con al menos 556 CV…

La eficiencia es un punto trabajado en el Commodore, con una aerodinámica más cuidada o una dirección asistida eléctrica. Las ayudas al conductor y la tecnología también son grandes aliados, hablamos de sistemas de seguridad activa como Blind Spot Alert, Forward Collision Alert o Lane Departure Warning. El coche es capaz de aparcar automáticamente y además monta un Head-Up Display. En cuanto al interior, ha sido concienzudamente rediseñado, intentando ganar un halo premium con un toque de deportividad.

Las calidades parecen elevadas y la disposición de la consola central e instrumentación son muy Chevrolet. Por supuesto, el Commodore está disponible con motores de seis cilindros y puede que incluso algún cuatro cilindros sobrealimentado, pero el V8 es el único Commodore en el que deberíamos pensar.

Fuente: autoevolution
En Diariomotor: Chevrolet confirma que ofrecerá una berlina V8 de tracción trasera: en 2013 llega el SS

Lee a continuación: ¿Sabías qué existe un pick-up que supera los 277 km/h?

  • albaena

    Futuro Opel Omega?

    • X 2.0

      Buen coche fue el Omega. Bellos recuerdos del Lotus Carlton jejee

      • albaena

        El coche de los malotes, cualquiera lo cogía… Ese sí que era un “sleeper” ;)

  • Calibra..

  • ADN

    Holden siempre ha sido la división de GM que ha mantenido los muscle car con vida, incluso cuando en la Unión americana ya no se vendían. Las berlinas más potentes de Ford y GM siempre se han mantenido en Australia, y ya va siendo hora de que les pongan el volante al otro lado y no a precios de la linea V de Cadillac.

  • nombre

    así podría ser el insignia y dejarse de tracción delantera, que no hay mucha diferencia en tamaño.

  • anominojas

    el interior tiene muy buena pinta.

  • Pingback: Holden Commodore VF en carrocerías ranchera y UTE, el sedán V8 por excelencia se diversifica()