Royal Enfield Bullett 500, vuelta al pasado con aires clásicos

 |  @sergioalvarez88  | 

Royal Enfield Motors es una empresa india de producción de motocicletas. Es la heredera del legado de Royal Enfield, la mítica marca británica, disuelta a principios de los años 70 del pasado siglo. En los años 50, los hindúes fabricaban las Enfield bajo licencia, pero tras la quiebra de la matriz en 1971, pasaron a producirlas de manera independiente. La reputación actual de Royal Enfield es de culto, con un diseño fiel a los orígenes británicos de la marca y productos de calidad. Su modelo Bullett lleva produciéndose sin apenas cambios desde 1931.

La Bullett 500 se renueva en 2013, sin cambios estéticos de importancia. Retiene su aspecto original, que tiene miles de adeptos en todo el mundo. Sus guardabarros o su escape tipo “pea-shooter” se mantienen intactos, puede que sea una de las únicas motos que miren tanto al pasado en su gama actual, quizá con permiso de las Indian estadounidenses. Aunque exteriormente volvamos a los tiempos del Imperio Británico, el motor de esta Bullett 500 ha sido completamente renovado. Se trata de un monocilíndrico de 499 cc, alimentado por un carburador.

Royal Enfield Bullett 500, vuelta al pasado con aires clásicos

Este motor Unit Construction Engine (UCE) cumple con todas las normativas actuales anticontaminación, pero tampoco podemos esperar una gran potencia del mismo. Refrigerado por aire y con una baja relación de compresión, desarrolla 26,1 CV a 5.100 rpm y un par máximo de 40,9 Nm a 3.800 rpm. Acoplado a una caja de cambios manual de cinco relaciones, es un propulsor diseñado para cubrir grandes distancias de manera fiable. Un detalle curioso que apenas se ve en estos tiempos es la posibilidad de arrancar a pedal la Bullett 500.

El chasis monotubo emplea al propulsor para dar rigidez a un conjunto que descansa sobre grandes llantas, de 19 pulgadas delante y 18 pulgadas detrás. La horquilla telescópica delantera tiene 130 mm de recorrido y en la rueda trasera tenemos dos amortiguadores de gas. La rueda delantera monta un disco de freno con pinza de dos pistones, pero la rueda trasera de esta moto de 193 kg se tiene que apañar con un tambor. El precio para esta máquina fabricada en Chennai es de 1,53 lakh, lo que se traduce en sólamente 2.160€ a los actuales tipos de cambio.

Por supuesto, las unidades destinadas a exportación tendrán un precio superior, acorde a su popularidad.

Fuente: Royal Enfield
En Diariomotor: Nuevas Honda NSC50R y CB1100, vuelven el scooter deportivo y la naked clásica | Triumph Rocket III Roadster, la moto con más cilindrada del mercado se renueva

Lee a continuación: Imaginando el futuro de Audi Motorrad, ADN Ducati compitiendo con BMW

  • Patek

    No está nada mal aunque los contrapesos antivibración están de más pero al fin y al cabo son detalles fácilmente subsanables. Eso sí, se tiene que retorcer como un chicle en las curvas. A ver si sacáis la nueva Monkey MSX 125 de Honda, un auténtico bombón que pienso adquirir en cuanto la vendan por estos lares este verano.

  • ADN

    Tiene su encanto de siempre, de verdad es muy bonita y para el fin de semana la potencia, y sobre todo el par son más que suficientes. Hay motores del mismo tamaño con más potencia, pero en este caso la personalidad es innegable.

  • Mytek

    Un pelin pesada, ?no?

    • ADN

      Eso pasa cuando usas metal puro y no fibra de vidrio ni plásticos.