Elon Musk, el gurú del coche eléctrico que llevó a buen puerto la nave de Tesla Motors

 |  @davidvillarreal  | 

Elon Musk se considera a sí mismo – tal y como podemos leer en su propia página web – como el gurú del coche eléctrico, pero también de la tecnología y de todo aquello que suponga un avance para la ciencia, el medio ambiente y los retos sociales y económicos del futuro. Nos convenció de que los pagos en internet pueden ser rápidos y seguros, fundando Paypal. Incluso, hace más de una década, inició la construcción de los primeros cohetes privados con capacidad para poner astronautas y satélites en órbita, que ya han volado a la Estación Espacial Internacional y se habrían propuesto llegar a Marte.

Si Elon Musk se había propuesto conquistar el espacio, ¿por qué no iba a lograr hacer del coche eléctrico una opción viable y real? Hace algo más de diez años, en el corazón de Palo Alto, en el epicentro de la tecnología mejor conocido como Silicon Valley, Musk conocía el proyecto de AC Propulsion para lanzar un prometedor deportivo eléctrico denominado T-Zero. En ese momento nacía Tesla Motors, la marca que todos conocimos por su fascinante Lotus eléctrico, el Tesla Roadster que probábamos hace un par de años, y que según anunciaba el propio Musk como “un secreto entre tú y yo” tiene el objetivo final de fabricar eléctricos asequibles que lleguen al público general.

Elon Musk prácticamente se arruina invirtiendo en un proyecto que a lo largo de más de una década, y hasta este año, únicamente generó pérdidas.

Aunque inicialmente buena parte de la inversión de Tesla Motors salió del propio bolsillo de este gurú de la tecnología, la verdadera razón por la que hoy seguimos hablando de esta marca la encontraremos en la oferta pública de acciones de 2010 (Tesla cotiza en el NASDAQ) y los préstamos del Departamento de la Energía de los Estados Unidos recibidos a condición de fabricar en Estados Unidos sus propios coches, el Model S, y no una adaptación del deportivo de Lotus y que este fuera relativamente asequible. La hazaña de entrar en la industria del automóvil, y más con un proyecto tan innovador, no es nada sencilla. Elon Musk estuvo a punto de arruinarse incluso habiendo sido considerado por la revista Forbes como uno de los millonarios más ricos de Estados Unidos.

Pero a día de hoy Tesla Motors sigue sin tener un coche eléctrico asequible para el público general. El Tesla Roadster sirvió de lanzadera para darse a conocer en el mundo y explorar el concepto de la movilidad eléctrica. No tardarían en darse cuenta de que la única forma de hacer rentable su proyecto pasaba por aliarse con su visión más tecnológica del lujo. El Model S debería ser el primer modelo “asequible” de la marca, pero hoy por hoy, incluso con sus baterías de menor tamaño, su precio parte de los 62.400 dólares, el precio en Estados Unidos de un Lexus GS 450 Hybrid o un Mercedes GL. Es un precio estupendo para un coche de sus características pero muy lejos de ser apto para los bolsillos del estadounidense de clase media.

En cierta medida Elon Musk es un “vendedor de humo”. Los fabricantes más contaminantes le compran el “derecho a contaminar” que se ha ganado gracias a sus vehículos eléctricos.

A Tesla también le ha ido muy bien vendiendo bonos en el Estado de California, muy estricto con el asunto medioambiental, para compensar con sus cero emisiones el exceso de gases de fabricantes muy contaminantes. Según ciertas fuentes, el beneficio que podría haber obtenido Tesla Motors de esta fuente superaría los 35.000 dólares por cada coche vendido. Un margen impresionante que junto al éxito, ahora sí, del Model S, habría conseguido que por primera vez en diez años Tesla Motors obtuviese pingües beneficios en el primer cuatrimestre de 2013.

De momento Tesla Motors seguirá vendiendo coches a los yuppis de Silicon Valley, nada que nos podamos permitir la mayoría de los mortales. Lo cual no deja de ser un problema puesto que sigue incumpliendo la condición de los préstamos recibidos por Estados Unidos. Mientras tanto ya se han aliado con gigantes de la industria como Daimler y Toyota para intercambiar experiencia y tecnología. Se espera alcancen el objetivo de superar las 20.000 unidades fabricadas al año del Model S y próximamente también llegará un gran SUV, el Model X.

Los primeros beneficios alcanzados en 2013 deberían ser un soplo de aire fresco para Tesla Motors y ayudar a la expansión de su gama de productos.

Tan importante como el éxito de sus productos eléctricos, los esfuerzos de Tesla Motors por hacer posibles los viajes de media y larga distancia. De momento el número de “electrolineras” rápidas instaladas por Tesla, capaces de recargar un 80% de la autonomía en apenas media hora, es realmente anecdótico y se reduce a algunas áreas de San Francisco, Los Ángeles, Washington D.C. y Boston. Lo quieran reconocer o no (en su web lo anuncian bajo el eslogan “Sigue adelante, sal de viaje”, el Tesla Model S sigue sin ser un eléctrico apto para viajes de autopista. Este año acudimos a un vergonzoso espectáculo, por ambas partes, y una batalla dialéctica entre Elon, Tesla y un periodista incómodo, que a la larga se demostró no hizo apropiadamente su trabajo.

Las cifras son públicas para demostrar que Elon Musk es algo más que un vendedor de humo. El Tesla asequible sigue resistiéndose, pero los beneficios alcanzados este año demuestran que el proyecto es viable, y deberían ser el primer paso para aumentar el catálogo de productos de la marca.

Fuente: Autonews | Business Insider | Elon Musk | Forbes | Tesla Motors
En Tecmovia: Tesla Model S | Tesla Roadster

Lee a continuación: El Mini que salió del asfalto y comenzó a caminar sobre las aguas

  • ADN

    Interesante. No es el primero en ver negocio en la idea del coche eléctrico, pero sí hay que reconocerles que han llevado la imagen de esta clase de vehículos a donde antes no había llegado. Y la tienen realmente difícil, pues ellos mismos están colocando sus estaciones de recarga, algo de lo que otros fabricantes ni se preocupan. Quien quiere un eléctrico a menor precio, tiene varias opciones, pero Tesla no va a ese segmento de mercado. No he podido manejar el Model S, pero en vivo se ve realmente bien, un diseño modernista pero sin irse a lo futuro o raruno. Bien por la marca, que su gurú los siga guiando por ese camino.

  • MAKAKO

    Pues si para los bolsillos de la clase media de los Estadounidenses esta muy lejos imaginate para nosotros.

  • THE TRUTH

    Pero… a ver, si en 2009 ya publicasteis un artículo diciendo que Tesla tenía beneficios. A qué viene que ahora digáis que hasta este 2013 no ha habido ganancias? Me parece poco riguroso.

    • The Truth, Mentiras.

      En julio de 2009 Tesla Motors alcanzó un resultado positivo, pero únicamente ese mes, no el trimestre ni el semestre anterior. En aquel momento mi compañero Sergio analizó la noticia con el rigor que merecía y por aquel entonces la situación pintaba muy bien para Tesla por las aportaciones económicas de Daimler y el Departamento de la Energía de Estados Unidos.

      Cuatro años después aquel escenario de julio de 2009, en el que vendieron 109 unidades de Tesla Roadster, se demostró un espejismo. En 2012 cesaba la producción del Roadster y no ha sido hasta la llegada del Model S que las ventas de Tesla han remontado hasta llegar a la situación actual, en la que ya sí se puede decir que Tesla comienza a ser rentable puesto que las ventas del Model S está previsto crezcan considerablemente.

  • mentiras
  • dmptuning

    “De momento Tesla Motors seguirá vendiendo coches a los yuppis de Silicon Valley”

    Menuda falta de respeto más gratuita a los compradores del considerado por muchos COCHE DEL SIGLO XX1,

    “Lo quieran reconocer o no (en su web lo anuncian bajo el eslogan “Sigue
    adelante, sal de viaje”, el Tesla Model S sigue sin ser un eléctrico
    apto para viajes de autopista.”
    Muy apropiado para una berlina grande con más de 400Km de autonomía y recarga trifásica de 30 minutos… Vale, para ir de Los Ángeles a Florida no llega, pero igual una persona normal se contenta con un Sevilla-Barcelona y una paradita para comer…

    Joder, Diariomotor, yo os tenía en alta estima, pero este reportaje atacando a Tesla no os lo paso por alto, habéis perdido un lector.