A subasta un especial Shelby GT350 R de Sir Stirling Moss

 |  @sergioalvarez88  | 

De cuando en cuando se ponen a subasta vehículos de lo más interesantes. En esta ocasión hablamos de un Ford Mustang muy especial. Se trata de un Shelby GT350 preparado para competición que perteneció a Sir Stirling Moss, una de las leyendas del automovilismo, ganador de 16 grandes premios. Antes de nada hay que decir que no se trata de un Sheby GT350 de competición en sus orígenes. En su origen era simplemente un Shelby GT350, que después fue actualizado rigurosamente a las especificaciones de competición por Sir Stirling Moss.

Moss compró el coche a principios de los 90, tras ser convertido a una máquina de competición por Chris Liebenberg, un especialista de Connecticut, Estados Unidos. El coche posee el título FIA Historic Vehicle Identity, que asigna un número de serie único a cada coche tras considerar su relevancia histórica. Ello le permitió competir en carreras de clásicos durante los años 90, con la leyenda británica a sus mandos. Por ejemplo, corrió en la Targa Tasmania entre 1991 y 1997 y en diferentes eventos de clásicos europeos.

Hay numerosa documentación y fotos que recogen la relación entre Sir Stirling Moss y este Shelby. El coche fue vendido por Moss a C.G. Gardner en 1999, y posteriormente cambió de manos varias veces. El coche está en buen estado, aunque nunca ha sido restaurado. Funciona perfectamente y tal y como se subasta puede volver a competir en cualquier evento de clásicos. Será subastado entre el 15 y el 17 de agosto de 2013 en Monterey, uno de los concursos de elegancia más afamados de Estados Unidos, que incluye pujas, como no podía ser de otra manera.

En cuanto al Shleby GT350, ha sido actualizado con respecto a la versión de serie, de manera extensiva. Tenemos suspensión de competición, neumáticos slick o una jaula antivuelco, además de alguna que otra modificación en el propulsor y un habitáculo destripado. El GT350 original fue lanzado en 1967 por Shelby American Inc. y montaba un propulsor 4.7 V8 remozado, capaz de desarrollar una potencia de 310 CV, nada baja para un pony car de tamaño compacto que pesaba apenas 1.265 kg. Hacía el 0 a 96 km/h en 5,7 segundos.

Siempre fue un coche centrado en la ligereza, por lo que podemos imaginarnos que en versión de competición pesaría poco más de una tonelada. Una máquina de lo más interesante que posiblemente encuentre un nuevo dueño.

Fuente: Mecum
En Diariomotor: El Lotus Esprit submarino y plenamente funcional de James Bond sale a subasta | BMW Isetta Whatta Drag, a subasta la preparación BMW más radical de la historia | El Corvette del 58 del jefazo de General Motors se subastará con fines benéficos

Lee a continuación: Saleen 351 Mustang: la preparación más extrema de Saleen

Ver todos los comentarios 5
  • nombre

    pero es un 350 R, no el gt 350 a secas.

    el mejor de los mustang de esta época por su peso-potencia y preparado los circuitos.

  • r750

    hermoso simplemente bello

  • Jay O’Connell

    Clasicazo.

  • Daniel Aguilar

    que belleza, quisiera ser millonario para poder comprarlo

  • Paco Tce

    Perfecto!!