CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Hyundai

5 MIN

Hyundai i30: toma de contacto con el compacto razonable

Daniel Seijo | @dseijo | 24 Jul 2013

El i30 parece apto para todos los públicos en cuanto a gustos estéticos y para todos los bolsillos en cuanto a precios de venta

El Hyundai i30 representa la apuesta de la marca coreana en el segmento de los compactos, tal vez el más nutrido y competido del mercado europeo. En una reciente prueba de gama, hemos tenido ocasión de ponernos a los mandos de una unidad equipada con motor diésel de 90 CV, el menos potente de todos los que se ofrecen, y comprobar en primera persona las sensaciones de calidad y prestaciones del i30.

Con un diseño agradable y carente de agresividad, el i30 parece apto para todos los públicos en cuanto a gustos estéticos y para todos los bolsillos en cuanto a precios de venta. Como es habitual en la marca coreana, el equipamiento es también muy completo desde las versiones iniciales por lo que nos encontramos ante un competidor muy a tener en cuenta como vehículo compacto y práctico para ciudad y carretera.

Diseño exterior e interior del Hyundai i30

Tal vez lo que más llama la atención en el diseño exterior es que nada llama la atención. El aspecto del coche es armónico y sus líneas fluidas, conformando un diseño sin aristas ni tensiones, lo que parece buena idea, ya que los diseños agresivos pasan de moda antes. La parte trasera es elegante, con líneas sencillas y compactas. Aunque últimamente han caído algo en desuso, el i30 ofrece también una opción 3 puertas.

El i30 tiene aspecto de coche de calidad, por su coherencia estética, materiales y ajustes, si bien no es rabiosamente moderno

El i30 tiene aspecto de coche de calidad, por su coherencia estética, materiales y ajustes, si bien no es rabiosamente moderno. Por ejemplo el cuadro de mandos tiene una pantalla pequeña con indicaciones un poco a la antigua usanza y que hoy iría en una pantalla grande unificada, lo que delata que lleva ya un par de años en el mercado. En cuanto a calidad de materiales, está en la media de coches de su precio, con ajustes correctos y tacto agradable en general.

El interior es razonablemente espacioso, aunque no da la sensación de ser de los más grandes del segmento, de tal forma que pueden viajar 5 ocupantes pero parece más bien pensado para cuatro. El maletero, con 378 litros, sí parece algo justo si queremos viajar con mucho equipaje.

La postura de conducción es cómoda y la distribución de los mandos entre el volante y la consola central tiene bastante sentido lógico y ergonómico.

Lo que sí destaca en el Hyundai es la dotación tecnológica que incorpora en cada nivel de precios, siendo un coche que invita a no prescindir de nada en este aspecto. Por ejemplo, la iluminación diurna con luces led está presente desde el modelo básico, al igual que el indicador de cambio de marcha y un completo equipamiento de seguridad.

En los acabados superiores, accedemos a asientos mixtos tela-cuero, cámara de visión trasera, faros de xenón direccionales, dirección de asistencia variable con tres programas, techo panorámico practicable o navegador con pantalla táctil, por poner sólo algunos ejemplos de lo que puede llegar a incorporar si escalamos en la lista de versiones.

Motor y comportamiento del Hyundai i30 1.4 CRDI SLE (90CV)

La unidad probada equipaba el motor menos potente de la gama, con 90 CV y 220 Nm de par máximo. Las prestaciones sobre el papel son francamente modestas (0-100 km/h en 13,2 s y una anémica velocidad máxima de 170 km/h) pero se mueve bien a velocidades bajas, incluso acelerando, aunque al entrar en autopista o en las incorporaciones sí echas en falta algo más de potencia.

El consumo medio homologado se queda en unos excelentes 4,3 l/100km

Hay que tener en cuenta que el consumo medio homologado se queda en unos excelentes 4,3 l/100km y es a partir de este dato cuando empezaremos a entender el verdadero planteamiento del coche. Es la economía, evidentemente, la que manda aquí, mientras que el poder de aceleración queda en un discreto segundo plano.

En lo tocante a comportamiento, podemos decir que el coche va razonablemente bien y está a la altura de la competencia, aunque tampoco brilla especialmente. Por concretar un poco más, nos recuerda a sus rivales franceses en cuanto a agrado de conducción, pero se queda por detrás de los alemanes, lo que parece más que suficiente planteado como opción racional de compra.

Gama y precios del Hyundai i30

Hyundai i30

El Hyundai i30 se ofrece con motores gasolina de 100 o 135 CV y con motores diésel de 90, 110 y 128 CV, todos ellos combinados con multitud de acabados y opciones de equipamiento.

No brilla especialmente en ningún apartado, pero cuando es el dinero propio el que hay que poner sobre la mesa en una inversión de este tipo, el i30 podría tener bastante sentido

En cuanto a precios, la gama comienza alrededor de los 16.000€ sin promociones ni descuentos, llegando hasta los 30.000€ en el tope de gama. Son precios de tarifa, pero es probable que podamos conseguir descuentos adicionales dependiendo del momento de la compra, o al menos eso parece indicar la web oficial de la marca en su configurador, que incluye permanentemente un apartado de descuentos del mes.

Finalmente y en conclusión, el Hyundai i30 nos parece una compra racional “de libro”, resultando económico, práctico, de diseño neutro y con buenas calidades, a lo que hay que añadir los característicos 5 años de garantía sin límite de kilómetros de la marca.

No brilla especialmente en ningún apartado, pero cuando es el dinero propio el que hay que poner sobre la mesa en una inversión de este tipo, el i30 podría tener bastante sentido.

16
FOTOS
VER TODASVER TODAS

En Diariomotor: Un nuevo Hyundai i30 fresco y moderno al gusto del cliente europeo | El Hyundai i30 2013 estrena nueva carrocería de tres puertas

Vídeo destacado del Hyundai i30