El SUV derivado del Citroën DS Wild Rubis sólo llegará al mercado asiático

 |  @davidgartes  | 

De decepción podríamos calificar esta noticia que nos llega desde Frankfurt. Por boca de Director General, Frederic Banzet, hemos podido saber que, si bien el Citroën DS Wild Rubis Concept sí llegará a transformarse en un modelo de producción, lo hará sólo con vistas al mercado asiático. En este momento, no entra en los planes de la compañía su comercialización en Europa. No fue casualidad su lanzamiento en el Salón del Automóvil de Shanghai.

Ya se puede creer que el mercado chino está tirando fuerte, para que Citroën haga este movimiento

El objetivo de Citroën es vender la mitad de su producción fuera de Europa el año próximo, pero casi cuesta creer que estén desarrollando un modelo tan novedoso, relevante y emblemático como este, descartando la posibilidad de venderlo fuera de Asia. Ya se puede creer que el mercado chino está tirando fuerte para que Citroën haga este movimiento, y ya se puede creer que en Europa no lo ven tan claro.

El modelo definitivo, del que no se conoce todavía el nombre final aunque se especula con las combinaciones DS7 o DSX7, comenzará su producción entre finales de 2014 y primeros de 2015. La fabricación tendrá lugar en China y su mercado objetivo será el gigante asiático y algunos países de su entorno. Según esta información y si los planes no cambian, el futuro SUV de lujo de Citroën nacería y moriría exclusivamente en Asia, a miles de kilómetros de su Francia de origen.

Habrá que viajar a China para ver en directo determinados modelos de lujo de marcas europeas… suena raro, ¿no?

Este movimiento, por supuesto, tiene su sentido. China es actualmente el mercado automovilístico más grande del mundo, con previsiones de cierre para 2013 de 21 millones de unidades frente a 15,8 en EEUU y 12,1 millones en Europa. Pero no sólo está eso, sino también el hecho de que todavía es un lugar en el que todas las marcas están acabando de perfilar su percepción por parte del mercado.

De alguna manera, en China Citroën (con su marca DS) todavía está a tiempo de ser premium, pero no con el mismo esfuerzo que implica ese “cambio de chip” en Europa, sino partiendo de cero o de casi cero. Esto explicaría el lanzamiento de un modelo tan exclusivo sólo allí (junto con el volumen y previsiones del mercado de lujo Chino, por supuesto) y unido a lo difícil que sería para Citroën competir en el Viejo Continente con la flor y nata de Audi, BMW y Mercedes tan en su terreno.

Por último y como reflexión final, dentro de unos años habrá que viajar a China para ver en directo determinados modelos de lujo de marcas europeas… suena raro, ¿no?

Fuente: Automotive News Europe
En Diariomotor: Citroën DS: nuevos detalles del SUV y sus dos futuras berlinas | Citroën DS Wild Rubis: los SUV llegan a la gama DS de Citroën

Lee a continuación: Chevrolet Suburban y Tahoe 2015, larga vida a los reyes del espacio

  • Alejandro

    Es lo que toca a partir de ahora. Esperemos coger fuerzas en poco tiempo, económicamente hablando, y que no irrumpan ellos en Europa…

  • Oliver

    Es una pena, pero es muy lógico. Europa ya no va a marcar el ritmo del automóvil en el futuro, van a ser América y Asia (el despegue africano está todavía lejano). Las marcas de nacimiento europeo (alemanas, francesas, italianas, …) van a sobrevivir gracias a lo que vendan fuera de Europa, y coincido con la visión de Citroën de considerar el mercado europeo casi “tierra quemada”, un sitio en el que ya muy difícilmente hay sitio para ellos en el mercado premium y semi-premium, porque los alemanes se han hecho fortísimos en este campo y el comprador europeo no quiere tener ojos para otra cosa.

    • xingular

      ¿Que Europa no va a marcar el ritmo del automóvil? Una cosa son los volúmenes y otra la tecnología. En esto último ya lo creo y viendo la producción de VAG lo primero también.

      Respecto a las de otros continentes, como si puedierna vivir sólo de lo que venden en sus mercados…

      • Oliver

        Me gustaría pensar que las empresas europeas tienen un brillante futuro y dirigirán el rumbo del automóvil, pero hace 10 años nadie hubiera pensado, por poner un ejemplo, que Europa iba a ser una don nadie en el mundo de la telefonía móvil con Nokia y Eriksson hundidas y dominado el mercado por una sola empresa norteamericana y varias asiáticas, y estas últimas en pocos años acapararán una increíble cuota del mercado mundial. Ahí afuera hay países con mucha más población y muchas más ideas y capacidad de trabajo que nosotros. Es cuestión de no mucho tiempo que tomen el mando.