comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Normas de circulación

3 MIN

¿Es buena idea aprender a conducir desde niños? Land Rover cree que sí

Cuando aprendemos a conducir ya han pasado nuestros mejores años de capacidad de aprendizaje, la niñez

Land Rover organiza un curso de conducción para chavales entre 11 y 17 años. Es una pena que se organice exclusivamente en Reino Unido, pero su nombre es “Start Off-Road” y su planteamiento básico es enseñar a menores de edad las técnicas básicas de conducción dentro y fuera del asfalto. Los coches serán Range Rover Evoque, para más señas.

Entiendo que se trata de una maniobra de marketing, pero no deja de plantearnos la interesante cuestión de que, cuando aprendemos a conducir (una tarea compleja y peligrosa) ya han pasado nuestros mejores años de capacidad de aprendizaje, la niñez. Un menor no debería asumir la responsabilidad de llevar un coche pero, ¿tiene sentido que no pueda prepararse para llevarlo?

Una vez escuché que, para sacar el carné de conducir, el número medio de prácticas necesario es aproximadamente igual a la edad del alumno. Una persona de 20 años necesita unas 20 prácticas para enfrentarse con éxito al examen, mientras que una persona de 40 años necesita aproximadamente el doble, por término medio y suponiendo que el primer día no tengan ni idea.

Un niño de 10 años (suficientemente alto) podría sacar el carné tras unas 10 prácticas, simplemente por su capacidad de aprendizaje

Como en todo, habrá gente más torpe y gente más hábil en esta disciplina pero mi tesis es que, siguiendo este mismo razonamiento, un niño de 10 años (suficientemente alto) podría sacar el carné tras unas 10 prácticas, simplemente por su capacidad de aprendizaje.

Y no me preguntéis por qué, pero tengo la absoluta certeza de que una persona que ha conducido antes de tener la edad legal para hacerlo, tiene un tiempo de aprendizaje muy inferior y una total naturalidad una vez que se enfrenta al reto de forma oficial, suponiendo que le hayan enseñado bien, claro. De ahí a las autoescuelas para niños no hay más que un paso.

Según argumenta Land Rover, es positivo que los niños se familiaricen con el puesto de conducción porque les ayuda a tener unos fundamentos sólidos para el momento en que saquen el carné. Para ello, han montado un circuito en el que (lejos de la carretera abierta) aprenderán a subir y descender pendientes, sortear obstáculos y badenes e incluso vadear ríos, todo ello a bordo de un Range Rover Evoque.

Para mí habría sido el mejor regalo imaginable.

Fuente: Land Rover En Diariomotor: Nuevo examen de conducir: a partir de hoy sacarse el carné será más complicado pero también aprenderemos más

Vídeo destacado del Range Rover Evoque