CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Motos

3 MIN

KTM 1290 Super Duke R, no apta para cardiacos

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 1 Oct 2013

La nueva integrante de la familia Duke es posible la KTM de planteamiento más radical jamás creada. Una streetfighter ligera, de diseño agresivo y muy malas pulgas. Podría estar hablando de una KTM 690 Duke y la descripción encajaría. Pero no. Lo que tenéis delante es la nuevo KTM 1290 Super Duke R, una máquina de 180 CV y 189 kg de peso, con prestaciones suficientes para asustar al piloto más curtido y dejar en ridículo a muchos superdeportivos de cuatro ruedas.

¿No os lo creéis? Hace el 0 a 200 km/h en 7,2 segundos, 0,1 segundos más rápido que un Bugatti EB 16.4 Veyron de 1.001 CV de potencia. No debería extrañarnos teniendo en cuenta que su relación peso-potencia es de 1,05 kg/CV. El concepto de moto streetfighter – altísimas prestaciones, con una postura de conducción muy urbana – se eleva a la máxima potencia gracias al motor que lleva en sus entrañas la 1290 Super Duke R. Un V-Twin de 1.301 cc de cilindrada, capaz de desarrollar la friolera de 180 CV a 8.870 rpm.

KTM 1290 Super Duke R, no apta para cardiacos

Hace el 0 a 200 km/h en 7,2 segundos, 0,1 segundos más rápido que un Bugatti EB 16.4 Veyron de 1.001 CV de potencia.

Y por si fuera poco, sólo hay que pasar la revisión cada 15.000 km. KTM garantiza una buena fiabilidad, gracias a una tecnología muy probada y efectiva. Toda la potencia se canaliza mediante una caja manual de seis relaciones, mediante una cadena de gran calibre. Como viene siendo habitual en las KTM, los componentes de la parte ciclo son de alta calidad, y deben serlo en una máquina más rápida que un Lamborghini Aventador. Los frenos delanteros, por ejemplo, son dos discos Brembo de 320 mm de diámetro, con pinzas de seis pistones.

La horquilla delantera es una WP USD de 48 mm, con elemento de amortiguación trasero también firmado por WP. Easton provee el sistema de lubricación del motor, sometido a enormes inercias. El sistema de gestión del motor es un Keihin EMS, y el ABS es el avanzado sistema Bosch 9ME, por supuesto, totalmente desconectable. De serie, vendrán calzadas con neumáticos Dunlop Sportsmart2. Las KTM están hechas para el disfrute máximo y no reniegan de su carácter radical.

KTM 1290 Super Duke R, no apta para cardiacos

Aún así, para que no muerdan a sus dueños, las 1290 Super Duke R tienen control de tracción de serie. El control de tracción dispone de cuatro modos de funcionamiento: Rain, Street, Sport y Supermoto ABS, de menor a mayor grado de locura. En el modo Supermoto ABS, se desactiva el ABS para la rueda trasera para permitir derrapes sencillos, manteniendo el resto de valores en una posición agresiva. El depósito de combustible tiene 18 litros de capacidad, suficiente para al menos 300 km en un uso habitual.

Aunque con una máquina así entre las piernas, a ver quién hace un uso “normal”. Estéticamente es una moto que no difiere demasiado de otras KTM Duke, con una óptica con LEDs diurnos como principal novedad. El escape está en el lugar adecuado y la gama de colores es la propia de una verdadera KTM. Es de esperar una completa gama de accesorios de alta calidad, desde un escape Akrapovic a kits en fibra de carbono y golosinas similares.

11
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Fuente: KTM
En Diariomotor: KTM 1290 Super Duke R, la KTM más bestia jamás creada