comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
SUV

3 MIN

Cadillac no entiende de crisis de identidad y tras el nuevo Escalade habrá un nuevo y gran crossover

Con el Cadillac Escalade 2015 recién presentado, no podía evitar mi sorpresa al comprobar por enésima vez cuán diferentes son los mercados de Estados Unidos y Europa. Cadillac podría haber corrido el riesgo de abandonar el inmenso cuerpo de un todoterreno de lujo para transformar a su buque insignia en un no menos inmenso crossover. Apostar por la carretera, por un diseño más refinado y menos robusto que en definitiva case con el uso que harán la gran mayoría de sus clientes, que rara vez estarán dispuestos a mancharse de barro los zapatos de hasta 22 pulgadas que calza este modelo (las llantas de serie ya son de 20”).

Estamos ante una inmensa mole con hasta 5,7 metros de longitud. El Cadillac Escalade 2015 aún sigue conservando su chasis de largueros y travesaños y el único motor de que dispondrán sus clientes será un V8 de 6.2 litros y 420 CV, que sorprendentemente no solo estará disponible con tracción a las cuatro ruedas sino también gozará de una alternativa 4×2. El Escalade rompe con todos y cada uno de los principios que se han impuesto en Europa estos años para transformar el segmento del SUV de gama alta en lo que conocemos ahora, de tal forma que el nuevo Escalade no sería otra cosa que un enorme anacronismo en la era del downsizing y el crossover de menos de cuatro metros y medio.

Bienvenidos a los Estados Unidos de América.

17
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Cadillac venció la tentación de llevar la renovación del Escalade al terreno de los SUV de carretera. Pero prefirieron preservar el espíritu del Escalade para guardarse ese último as en la manga que destaparán en otra ocasión.

Con todo y con eso Cadillac necesitaba que su buque insignia irradiase más fuerza que nunca, preservar su pose robusta y sus dimensiones incomprensibles en cualquier otro lugar que no sean las inmensas autopistas y las calles XXL de los barrios residenciales periféricos de las ciudades de USA. La tentación estaría presente, pero Cadillac no correría el riesgo de aventurarse a transformar al Escalade en un gran crossover, una solución mucho más coherente en estos tiempos que corren. Y es que tal vez estuvieran guardándose un as en la manga…

Según el máximo responsable de Cadillac, Robert Ferguson, el objetivo de este legendario fabricante de lujo pasaría por lanzar, efectivamente, un gran crossover. Cadillac se ha dado cuenta de que existen más mercados que el estadounidense, que su crecimiento en China pasa por el lanzamiento de nuevos productos en otros segmentos y nichos de mercado y que mientras el Escalade sigue siendo el modelo más representativo de su catálogo, su crecimiento comercial lo lideran modelos más compactos como el XTS y – efectivamente – el crossover SRX.

Cadillac no podía traicionar a su icono pero sí aumentar sus posibilidades lanzando sobre la mesa ese as que guardaban en su manga. Todo apunta a que Cadillac podría atacar con un crossover de gran tamaño y que incluso se habría reservado el derecho de que este se comercialice bajo la misma denominación Escalade que el modelo recién presentado. Un sufijo y un aspecto menos robusto, y más parecido al del SRX, harían el resto para diferenciarlo de su hermano mayor, el que de verdad seguirá siendo el coche de Tony Soprano.

Fuente: Autonews En Diariomotor: 2015 Cadillac Escalade, renovación completa para el yate de carretera estadounidense