CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Prototipos

3 MIN

Kawasaki J Concept, la moto del futuro es una transformista

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 25 Nov 2013

Una de las curiosidades que se han podido ver en el Salón de Tokio ha sido la peculiar Kawasaki J Concept. Se trata de una moto de tres ruedas cuya principal peculiaridad es que cambia de forma. Sí, una transformista de tres ruedas, con propulsión 100% eléctrica gracias a un nuevo motor de potencia desconocida. Si hubiese que definir a esta máquina – el concepto moto es casi difuso aquí – la palabra que elegiría sería “alienígena”. Una alienígena venida del futuro que os vamos a tratar de explicar.

Su diseño tiene ciertos puntos en común con las actuales Kawasaki deportivas, pero no van más allá de la combinación de colores verde y negro y ciertos ángulos. El resto de elementos son directamente de ciencia ficción, tal como la llanta trasera con doble neumático o la curiosa disposición de las dos ruedas delanteras. Kawasaki no lanzará nada parecido, pero quizá las motos que veamos en el Salón de Tokyo de 2023 sean así. ¿Por qué? Porque es una moto revolucionaria capaz de cambiar de forma.

Dos modos de pilotaje y sensaciones electrizantes

El modo Comfort parece demasiado extremo y poco habitual como para ser considerado confortable.

La Kawasaki J Concept cambia de forma gracias a sus “horquillas extensibles”, o “doble manillar”, como prefiráis definir el lugar donde se encuentran las dos manetas. En el modo Comfort los agarres están elevados y la moto se conduce con una postura similar a la de una scooter convencional, con las ruedas delanteras separadas. Aún así, debe ser bastante más impresionante para el piloto que la postura de un scooter, principalmente por no tener nada delante, ni instrumentación ni un parabrisas.

En el modo Sport el ancho de vías delantero se reduce y la postura de pilotaje se asemeja a la de una moto deportiva, con nuestra cara a una distancia sorprendentemente corta de las ruedas delanteras. En ellas se ubican dos discos de freno y un complicado sistema de dirección. La iluminación se ubica en las horquillas. La propulsión va a cargo de un motor eléctrico conectado a un sistema propietario de baterías de níquel e hidruro metálico llamado Gigacell, del que posiblemente conozcamos más próximamente.

Es sólo un prototipo, pero anticipa soluciones que se podrán ir viendo poco a poco en los próximos años. El futuro está más cerca de lo que parece, y una moto así parece demostrarlo.

5
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Fuente: Masmoto.net En Diariomotor: BMW S1000R y Kawasaki Z1000: dos naked de alto calibre e intenciones malévolas