Maserati Alfieri: la verdadera semilla de un nuevo GranTurismo

 |  @davidvillarreal  | 

A comienzos de siglo los hermanos Maserati fundaban la que sería una de las escuadras más laureadas en los albores de la competición, la era de los pioneros y que hoy en día sigue siendo una de las marcas más reputadas en lo que a lujo, deportivos y grandes turismos se refiere. Alfieri Maserati sería uno de los grandes responsables de superar los primeros retos de la ingeniería para el constructor de Modena, el mismo que un siglo después dará nombre a uno de los prototipos más prometedores de la marca en los últimos años.

Maserati advierte que este prototipo, tras diversos cambios, llegará a los concesionarios.

El Maserati Alfieri pretende ser un ejercicio de diseño que nos invite a imaginar el porvenir de la marca italiana. Aunque a nadie se le escapa que, tras siete años en los concesionarios, el Gran Turismo podría ir vislumbrando su sucesión en un derivado de este prototipo, un modelo conceptual que como tal no llegará a los concesionarios. Y no solo eso, sus proporciones, sus rasgos y el respecto a la historia dentro de la modernidad de un prototipo actual, nos invitan a pensar que Maserati nos podría estar adelantando otras sorpresas y quién sabe si un nuevo GranSport Coupé. No se nos escapa que el Alfieri es 30 centímetros más corto que un Gran Turismo…

Pero lo que sí podemos adelantaros es que el Alfieri, de una u otra forma, llegará a los concesionarios.

Unos rasgos tradicionales pero también exóticos en secciones clave, como la zaga de tipo fastback.

Pero centrémonos en lo que tenemos delante. Maserati ha diseñado un prototipo de 2+2 plazas, al más puro estilo de los 3500GT de 1957, 5000GT de 1959 e Indy de 1969. La libertad de los diseñadores, en tanto modelo conceptual, ha estado limitada por la búsqueda de una imagen realista. Digamos que Maserati, como viéramos en anteriores prototipos, quería que este prototipo estuviera prácticamente listo para su puesta de largo en los concesionarios.

Maserati producirá un modelo basado en este prototipo

Ante nosotros tenemos una declaración de intenciones y también un fiel reflejo de los rasgos más tradicionales de un gran turismo italiano. Un frontal alargado, capó abultado, pasos de rueda prominentes y una zaga trasera de tipo fastback que culmina en un buen difusor con dos salidas de escape escoradas a sendos lados y una integración muy exótica y modernista de los pilotos traseros y los correspondientes conductos de refrigeración. Este prototipo monta llantas de 20” delante y de 21” detrás.

Este prototipo está basado en el bastidor del Maserati GranTurismo MC Stradale – casi nada… – y por lo tanto conserva su disposición de motor delantero y tracción trasera y una distribución de pesos entre ambos ejes del 47:53. El Alfieri sería aproximadamente 29 centímetros más corto que un GranTurismo, más bajo y más ancho.

Para este prototipo Maserati ha aprovechado su pata negra, su V8 fabricado en Maranello.

Aunque actualmente Maserati esté jugando con motores de muy diversa índole, también de seis cilindros con turbo e incluso algún diésel, el Maserati Alfieri tenía que aprovecharse del pata negra de la casa. El motor escogido es por lo tanto un V8 de 4,7 litros fabricado en Maranello, con 460 CV a 7.000 rpm y 520 Nm a 4.750 rpm. Son las mismas cifras que ofrecía el Maserati GranTurismo Sport que mi compañero Pepe tuvo la suerte de probar el año pasado.

En aquella prueba ya os hablábamos de la experiencia musical que resulta de subir al filo de las 7.000 rpm un motor de ocho cilindros italiano, con genes Maserati, con genes Ferrari. Maserati nos advierte de que el sistema de escape utilizado en este prototipo, plenamente funcional, es aún más bestia, sonoro y llamativo.

Asociado a este motor V8 tendremos un cambio secuencial de seis marchas, el MC Shift, solidario a un diferencial trasero de deslizamiento limitado. Este prototipo también está equipado con los frenos carbocerámicos del MC Stradale.

Aunque en un prototipo como este su habitáculo pase prácticamente desapercibido, no podemos olvidarnos de que será otra de las claves del Maserati Alfieri. El tridente ha optado por un diseño minimalista y extremadamente sencillo, a la par que moderno, que contrasta bastante con la sobriedad y tradición que hemos visto en sus modelos actuales.

Un habitáculo sencillo y minimalista

El salpicadero estaría dominado por una pantalla TFT central integrada muy elegantemente en el salpicadero y un cuadro de mandos completamente digital, tras un volante demasiado futurista y carente de botones. Los diales tradicionales se habrían sustituido por coloridas esferas y más luces que un tiovivo.

Es difícil extraer conclusiones de un habitáculo tan conceptual. Por eso mismo nos quedaremos con la certeza de que lo que vemos de puertas para fuera se trasladará a un modelo definitivo que veremos en la red de distribución de Maserati, ¿será un nuevo GranTurismo? ¿será un regreso del GranSport Coupé?

Fuente: Maserati
En Diariomotor: Maserati GranTurismo Sport, a prueba. ¡Más fuerte que el vinagre!

Lee a continuación: Nuevo Audi TT 2014, todos los detalles: reformulando al icónico coupé alemán

  • louie

    Trasera a lo tvr
    Precioso

  • Eduardo Piernas

    El perfil de este nuevo “tridente” es sencillamente precioso, espero que lleguemos a verlo por las calles tras hacerle los debidos retoques necesarios. ;)

  • Rubén

    En mi opinión los ojitos de cerdo apestan. Me refiero a las ópticas delanteras. No me gustan nada nada

    • Jose R

  • Bonito