comscore
MENÚ
Diariomotor
Youtube Diariomotor

3 MIN

Un pedacito de historia de Porsche. Así lucían los 50 de Gmünd

porsche-gmund-1949-2-dm-700px-dm-700px-1

¿Sabías que Porsche comenzó a fabricar su primer modelo en Austria? ¿Sabías que por aquel entonces el único taller de ensamblado de que disponía Porsche era un antiguo aserradero reconvertido en “fábrica” mal comunicada por vía terrestre y con unos medios precarios? Hace un tiempo ya os hablamos de los cincuenta del aserradero de Gmünd, las primeras unidades que fabricó Porsche en Austria sobreponiéndose a un panorama de posguerra que había dejado en un estado calamitoso a Europa y que incluso había supuesto la encarcelación de Ferdinand Porsche y su hijo Ferry.

¿Conoces esta historia? Los orígenes de Porsche: los 50 del aserradero de Gmünd

Sin apenas medios ni suministros, con un carrocero alcohólico y con pocos clientes a los que vender un deportivo en una Europa devastada por el desastre de la Segunda Guerra Mundial. Así comenzó su andadura Porsche y así nació el coupé que podemos contemplar en este precioso vídeo publicado recientemente por la marca de Stuttgart. En realidad no se trata de un Porsche 356 al uso, tal y como lo conocemos actualmente. Pensemos que las condiciones en que se llevó a cabo la producción de aquella cincuentena garantizaron que prácticamente ninguno de los coches fuese exactamente igual que el anterior.

[video_adspot]http://www.youtube.com/watch?v=cGGixQJdu8I[/video_adspot]

La producción de Porsche no comenzó en Stuttgart, sino en Gmünd, en unas condiciones precarias y en condiciones puramente artesanales que harían que ninguno de aquellos 50 primeros Porsche fuera exactamente igual que el anterior.

Cuando Porsche se enteró de que Jeff Zwart tenía en su garaje uno de los Porsche originales de Gmünd, no pudieron resistirse a la tentación de ofrecerle un reportaje fotográfico. Zwart, que es director de cine y piloto de carreras, se declara entusiasta de Porsche y sin ir más lejos ha sido campeón de su categoría en Pikes Peak en numerosas ocasiones, en algunas de ellas a los mandos de un Porsche.

Desconocemos la cifra exacta de coupés de Gmünd que aún se preservan, pero intuimos que muy pocos lo harán en un estado de conservación y restauración equiparable al del coche de Jeff Zwart.

Nos quedaremos con lo dicho por Zwart. Si no fuera por aquellos coupés de Gmünd y por los Porsche 356 que comenzaron a fabricarse en Alemania, ¿qué curso histórico hubiera seguido Porsche? ¿qué hubiera sucedido con el 911? Difícil pregunta…

Fuente: Porsche En Diariomotor: Los orígenes de Porsche: los 50 del aserradero de Gmünd