comscore
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Varios

4 MIN

Gran Premio de Malasia. Lewis Hamilton hace «Grand Chelem» en Sepang

Pole, vuelta rápida en carrera, en primera posición durante toda la prueba y por supuesto victoria, son los ingredientes que definen un «Grand Chelem» en Fórmula 1, y los que permitieron firmar el suyo a un Lewis Hamilton sobresaliente que no dejó ni las migajas a sus rivales durante la disputa del Gran Premio de Malasia 2014.

A pesar de que esperaba la aparición de la lluvia al menos en el último tercio de la prueba, la meteorología sobre el circuito de Sepang se mantuvo estable durante las 56 vueltas que duró la carrera y su asfalto, en condiciones idóneas para que la dominadora de la pretemporada y ganadora también del pasado Gran Premio de Australia, Mercedes AMG, volviera a demostrar que hoy por hoy no tiene competencia consiguiendo además, un sonoro doblete con Lewis Hamilton en lo alto del podio y Nico Rosberg a su lado.

La salida fue limpia y nos permitió ver de nuevo la extrema fragilidad de los Ferrari en tanto que los ERS no pueden completar la entrega de potencia en la UP de Maranello. Para colmo de males para la italiana, Kimi Raikkonen sufría un inesperado pinchazo al tocar su F14-T el alerón delantero del MP4/29 de Kevin Magnussen, que le arrastraba a las últimas posiciones de una parrilla mermada porque Sergio Pérez (Sahara Force India), renunciaba a participar tras haber sufrido un problema en la caja de cambios de su VJM07 durante la vuelta de instalación.

Lewis Hamilton gobernaba con mano de hierro los primeros compases de la carrera mientras que a su espalda, Nico Rosberg ofrecía indicios de no poder aguantar el ritmo de su compañero de escudería. Tras los dos Mercedes AMG nos encontrábamos con unos Red Bull que parecen haber resuelto definitivamente los problemas que les han venido aquejando en su RB10.

La opción de Ferrari, en este caso en la figura de Fernando Alonso, pasaba por adelantar su parada para cambiar neumáticos, como así se hizo, pero la de Milton Keynes neutralizaba la ofensiva italiana llamando a boxes a Daniel Ricciardo, quien salía a pista con los metros suficientes de ventaja como para seguir delante del asturiano y ralentizar su ritmo, permitiendo que Sebastian Vettel, en su correspondiente cambio de gomas, mantuviera intacta la tercera posición que a la postre le permitiría alcanzar el podio tras el banderazo final.

A partir de ese momento la carrera se volvió bastante simplona y en cierto modo demasiado previsible. Los Mercedes AMG delante, seguidos por los Red Bull, con Nico Hulkenberg sobre su Sahara Force India haciendo de invitado sorpresa, lo que vueltas más tarde daría lugar a un bonito episodio en el que el piloto alemán sería rebasado por el exterior por un Fernando Alonso que luchaba con todos los medios por impedir descolgarse de la cabeza.

Para mitad de la prueba todo estaba visto para sentencia y el espectáculo se traladaba hacia la zona posterior de la parrilla, donde Kimi Raikkonen peleaba infructuosamente por doblegar sobre el asfalto a su antiguo compañero de escudería, Romain Grosjean, y donde Daniil Kvyat (Toro Rosso) mantenía un bonito asedio a Kevin Magnussen (McLaren).

A falta de 16 vueltas para la finalización del Gran Premio, Daniel Ricciardo abandonaba cuando era el titular de la cuarta plaza, cediéndosela a Fernando Alonso. Para ese instante, Lewis Hamilton mantenía una ventaja inasumible para sus rivales, incluso para Nico Rosberg, quien desde la segunda plaza mantenía cómodamente a raya a Sebastian Vettel.

Con la cabeza del Gran Premio sentenciada y la carrera amenazada momentánea por la lluvia, el espectáculo lo darían Jenson Button y los dos hombres de Williams en su lucha por la sexta posición, quedando esta en manos del británico de McLaren por la desobediencia de Felipe Massa a dejarse pasar por Valtteri Bottas.

En líneas generales, el Gran Premio de Malasia 2014 resultaba mucho más entretenido que el de Australia de hace un par de semanas. Se vieron alternativas y algunos ruidos de sable que no llegaron a más porque en el fondo, El Circo en su conjunto, sigue digiriendo aún la nueva normativa, razón por la cual, Mercedes AMG, que a todas luces ha sido la escudería que más inteligentemente la ha entendido, sigue manifestándose como la referencia y obviamente, como el enemigo a batir al menos hasta que la Fórmula 1 desembarque en Europa.

Fuente: Formula1.com / statsf1.com En Diariomotor: Calificación del Gran Premio de Malasia. Lewis Hamilton se lleva la «pole» bajo la lluvia