CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Mazda

3 MIN

Al desnudo. El nuevo Mazda MX-5 revela los entresijos de chasis, motor y transmisión

David Villarreal | @davidvillarreal | 16 Abr 2014

Lo que ves en esta fotografía es el corazón de la nueva generación de Mazda MX-5. Una imagen que probablemente no te diga nada, aunque en realidad es bastante esclarecedora del espíritu del roadster más popular del mundo. El nuevo MX-5 está a la vuelta de la esquina y su lanzamiento está previsto para el año que viene. Y ya podemos confirmaros que será muy ligero y que su esencia de motor de cuatro cilindros delantero y tracción trasera seguirá siendo clave para preservar y, probablemente, acentuar ese tacto de conducción tan característico de cada una de las generaciones del Miata.

El nuevo Mazda MX-5 será más seguro, equipado y cómodo que su predecesor y aún así también 100 kilogramos más ligero, al filo de la tonelada.

Presta atención a esta fotografía. Bajo el capó delantero del Mazda MX-5 nos encontraremos con un motor SKYACTIV-G de gasolina, con cuatro cilindros y atmosférico, previsiblemente de 1.998 cm3 y alrededor de 165 CV de potencia. Este bloque estará situado del eje delantero hacia atrás, en el punto en que ya podríamos considerarlo un motor central. Con esto y con el eje de la transmisión conectado en perpendicular al eje trasero, estaremos con total seguridad ante una relación de pesos entre ejes en torno al 50%.

Mazda MX-5

Aún hay más. En Mazda están bastante obcecados con la reducción de peso, algo que le sentará especialmente bien a un MX-5 que precisamente se caracteriza por su condición ligera. Podría parecerte que no existe demasiado margen de adelgazamiento en un roadster como este, que mejorará su equipamiento y perfeccionará ciertas características que conllevan un peso adicional, como la seguridad y el aislamiento acústico de la capota. Por no hablar del hecho de que Mazda no quiera ni oír hablar de downsizing, de hacer motores más pequeños, incluso con menos de cuatro cilindros, que extraigan la potencia a base de turbo.

Pero, según Mazda, hay suficiente margen como para aligerarlo en más de 100 kilogramos. Con lo cual, el nuevo Mazda MX-5 quedaría al filo de la tonelada, un registro bastante bueno si tenemos en cuenta que su centro de gravedad será el más bajo que jamás haya tenido un MX-5.

Y mucha atención, que aún no hemos hablado de estética y vistos los precedentes, todo apunta a que este Mazda MX-5 derrochará diseño y agresividad. Habrá que estar muy atentos a lo que nos cuente la gente de Mazda en los próximos meses.

Fuente: Mazda
En Diariomotor: Entrevista a Peter Birtwhistle sobre el futuro del MX-5. ¿En qué se parece un Mazda MX-5 a un Mini o a un 911?

Vídeo destacado del Mazda MX-5