El futuro eléctrico de Nissan e Infiniti pasa por alcanzar los 300 Km de autonomía

 |  @ClaveroD  | 

Sabemos muy bien que la movilidad eléctrica es una realidad a día de hoy, sin embargo sus cifras en rendimiento, precio y prestaciones todavía hacen de este tipo de movilidad una alternativa difícil para el mercado de masas. La eterna promesa de unas baterías más capaces y económicas no termina de llegar al mercado, motivo por el que firmas lideres en este impulso como es el caso de Nissan ya trabaja en un objetivo de 300 Km de autonomía para así hacer de sus futuros eléctricos una opción real dentro del mercado.

El futuro de Nissan es eléctrico a baterías

Alcanzar los 300 Km de autonomía por carga en un eléctrico podría convertirse en un punto de inflexión para la industria más allá de Tesla

Aunque el Nissan Leaf no ha cumplido con sus ambiciosos objetivos iniciales, a día de hoy puede defender una posición de liderazgo junto a modelos como el Tesla Model S. Cierto que la competencia directa en este tipo de vehículos es sumamente escasa, pero el Nissan Leaf es sin duda una de las grandes referencias.

El paso de 165 Kilómetros de autonomía a los actuales 200 Km de autonomía homologados por el Nissan Leaf no han conseguido el efecto esperado, pues a día de hoy la autonomía real sigue estando por debajo de las cifras que exhibe la más que cuestionable homologación NEDC. De este modo, y viendo como nuevos rivales comienzan a surgir como es el caso del BMW i3, Nissan ya ha comenzado a trabajar en una nueva tecnología de baterías que permita a sus futuros eléctricos alcanzar 300 kilómetros por carga.

La llegada de la pila de combustible de Hidrógeno obligará a ofrecer mejores cifras de autonomía en eléctricos a baterías

Los problemas del vehículo eléctrico son fácilmente reconocibles: precio, autonomía y tiempo y disponibilidad de recarga. Aunque el precio es una variable que Nissan sí ha confirmado que recortará gracias a la experiencia adquirida con la primera generación del Nissan Leaf, es en la autonomía y en la recarga donde se encuentra el más importante foco de mejora para dinamitar el escepticismo que existe hacia el vehículo eléctrico.

La filial de lujo de Nissan, Infiniti, alberga un alto interés en poner en el mercado una berlina compacta capaz de enfrentrarse a Tesla en el concepto de eléctrico premium. Pero Infiniti quiere emular las cifras de Tesla apostando por una batería y su correspondiente autonomía en cifras superiores a lo que estamos acostumbrados a ver en eléctricos actuales.

Fuente: CarAdvice
En Diariomotor: Nissan Leaf, a prueba (I): un mes con el eléctrico más vendido del mundo | Nissan Leaf 2013: un producto más competitivo y pensado para el cliente europeo

Lee a continuación: Nissan Murano CrossCabriolet: el día en que Nissan decidió descapotar un crossover

Ver todos los comentarios 6
  • Oliver

    O sea, unos 170-180 km reales, lo que sigue siendo poco, aunque sea mejor que lo de hoy en día, estabilizada la autonomía de los eléctricos en torno a los 100-110 km reales, y no esas homologaciones de mundos de Yupi que modelo tras modelo resultan ser completamente falsas.

  • javi

    En una prueba de una revista de motor española circulando por madrid y alrededores consiguió unos 220 y pico km con un renault Zoe. No esta nada mal

  • THE TRUTH

    300 km para el futuro? Pero si en el presente los Tesla ya consiguen 500 km…

  • Rest

    Hasta que la autonomía no sea un lastre, los eléctricos no se comerán una rosca. 300 Km no está mal, en menos de cinco años superar barreras de 500 Km sin recargar será lo normal y es ahí donde darán el pelotazo.

  • Pableras

    A mi me hubiese encantado comprarme un eléctrico, y, en gran parte, se hubiese ajustado perfectamente a mis necesidades.

    Pero, hay un primer escollo difícil de salvar: el precio. En el caso del Zoe, es mucho más asequible un Clio, y prácticamente es el mismo coche. Hay un segundo: la recarga, que se divide en el sobrecoste del punto de recarga, los pocos puntos que hay repartidos por la ciudad (y eso, si no están ocupados por coches de combustión) y la incertidumbre que hay con el precio de la electricidad en España.

    En cualquier caso, creo que el futuro pasa entre los eléctricos puros, los de autonomía extendida y los híbridos.