comscore
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Hyundai

3 MIN

Hyundai Veloster Midship: trasera y motor central turbo de 300 CV, ¿qué más se puede pedir?

Hyundai y Kia, Kia y Hyundai, dos marcas coreanas y un frente común: ganar terreno en Europa y – quién sabe – culminar sus aspiraciones de lanzar un deportivo muy especial, de esos que con el tiempo recordaríamos con nostalgia, de esos que habitualmente generan imagen de marca y rompen tópicos. Pero, de momento, todo lo que hemos visto han sido modelos conceptuales, prototipos, sin visos de comercialización. El último, un Veloster con motor central, tracción trasera y 300 CV de potencia. ¿Alguien da más?

Así ha acudido Hyundai a uno de los salones internacionales de casa, el de Busan. Entre berlinas, entre los Azera, Grandeur y Genesis, aparece un Hyundai Veloster “Midship”, un coupé deportivo con aspecto de hot wheels y todo de cara para convertirse en objeto de culto y deseo. Pero por desgracia todo apunta a que, salvo sorpresa, no llegará a los concesionarios.

El Cayman de Hyundai, el Cayman de Kia, seguirán haciéndose de rogar.

6
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Este prototipo de Hyundai Veloster renuncia a sus plazas traseras y a su tercera puerta lateral, para alojar un motor central posterior tras los respaldos de conductor y acompañante.

Para transformar un Hyundai Veloster, normal y corriente, en un deportivo tan pasional como este, Hyundai ha prescindido de las plazas traseras de este atípico coupé, también de su tercera puerta lateral. Recordemos que el Veloster es un coupé compacto asimétrico, en el que el lado derecho – o el izquierdo en países como Reino Unido – cuenta con una socorrida tercera puerta para facilitar el acceso a las plazas traseras.

En el Hyundai Veloster “Midship” se ha prescindido de ello y tras las dos plazas delanteras, y las únicas de este prototipo, se ha instalado un motor que podrá contemplarse desde el exterior bajo un inmenso alerón trasero. Aunque podrían haber escogido la mecánica del Veloster Turbo, en su lugar utilizaron un bloque de cuatro cilindros y 2.0 litros, el Theta GDI sobrealimentado por turbo para alcanzar los 300 CV de potencia que irán directamente al eje trasero.

Y eso no es todo. Según Hyundai habrían trabajado el aligeramiento de las suspensiones, el refuerzo de las estructuras y el chasis y sobre todo su adaptación a un motor en posición central posterior para ofrecer un rendimiento dinámico inédito en un Veloster. ¿Quién se anima a juntar firmas para animar a Hyundai a lanzarlo?

Fuente: Hyundai También te puede interesar la siguiente historia de Diariomotor:Lágrimas de cocodrilo: adiós al Kia GT4 Stinger