CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Ferrari

2 MIN

¿Sacrilegio o genialidad? Un Ferrari 412 pick-up con motor Chevrolet V8

ferrari-pick-up-1

Mi alerta sacrílega ha saltado fuertemente cuando leí la noticia por primera vez. Pero una segunda lectura y un visionado en profundidad del trabajo realizado me ha hecho reconsiderar mi postura inicial. El Ferrari 412 fue inicialmente un coupé GT de altas prestaciones, fabricado por Ferrari durante los años 80. De serie, un lujoso dos puertas con un potente motor 4.9 de doce cilindros en uve. Mucho ha cambiado en este vehículo…

No hay mucha información sobre el por qué de la conversión, pero quiero pensar que el V12 original dijo basta y en lugar de llevar el coche al desguace su dueño decidió emprender un peculiar proyecto. Y sus dueños son el London Motor Group, empresa emparentada con el London Motor Museum. Un proyecto que demuestra a donde es capaz de llegar el London Motor Group en busca de la fama, pues el coche aparece en un programa del History Channel británico.

El motor es un propulsor Chevrolet V8 indeterminado, posiblemente uno de los ubicuos LT1, LS1 o LS3, tan usados en swaps a lo largo y ancho del globo. Las modificaciones a la estructura del coche son mínimas, simplemente se ha trabajado sobre la parte trasera del coche. Donde estaban los dos asientos traseros y el cristal trasero se ha instalado una caja pick-up personalizada. La integración – aunque nos duela reconocerlo – ha sido muy cuidada.

Forrada en madera, tiene un toque de clase interesante. El resto del coche no se ha modificado, a excepción de una toma de aire tipo ram-air en el capó, que queda bien en un muscle car pero no en un Ferrari, aunque su motor sea el de un muscle car. Por último, el taller londinense instaló un escape deportivo y un equipo de sonido Bang&Olufsen para el disfrute de uno de los trabajadores más afortunados del mundo.

Porque no muchos pueden presumir de ir a hacer labores de fontanería en un Ferrari.

7
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Fuente: Autoblog En Diariomotor: Ferrari Micro Kei Pick-up, la insignia del caballo negro llega a todas partes