Ford GT 40 Roadster Prototype: una pieza única a subasta

 |  @davidvillarreal  | 

Superdeportivo de culto donde los haya, el Ford GT40 representa lo mejor de una era dorada para el automovilismo, del día en que Ford intentó comprar Ferrari y, ante la negativa del gran Enzo, se propuso batir al cavallino rampante en uno de sus feudos, en la pista de Le Mans. Así nacía el mito, el icono de las carreras y el más deseado fuera de los circuitos. Una joya que cotiza alto, especialmente en el caso de unidades tan especiales como el Ford GT40 Roadster Prototype, uno de los prototipos originales, uno de los pocos GT40 producidos sin techo y el único que se encuentra conservado en perfectas condiciones, tal y como salía de la factoría de Ford en marzo de 1965.

El Ford GT40 Roadster Prototype, con número de chasis GT/108, saldrá a subasta en el evento del 15 de agosto en Monterey, California. Irónicamente, compartirá espacio y rivalizará en las pujas con los Ferrari 250 LM y 275 GTB, los deportivos de carreras que abdicaron el trono, por la fuerza, con la irrupción del Ford GT40 en Le Mans.

Este Rodaster Prototype es el primer Ford GT40 sin techo fabricado, un prototipo que se utilizó en exhibiciones y muestras de Shelby.

Aunque a día de hoy no podamos saber a ciencia cierta la cantidad por la cual se cerrará la subasta del Ford GT40 Roadster Prototype, sí podemos intuir que será una cuantía astronómica, de varios millones de euros. En los últimos años se han cerrado varias subastas de Ford GT40 Mark I, no tan exclusivos como este prototipo, por encima de los 2 millones de euros. La palma se la llevó un Ford GT40 pilotado por Jacky Ickx y utilizado como camera car en la película Le Mans de Steve McQueen, que cerró la puja en 11 millones de euros.

La exclusividad de este coche no solo concierne a su carencia de techo, sino también al hecho de ser uno de los pioneros, del selecto grupo de prototipos originales del Ford GT40. Concretamente esta unidad sirvió durante años de vehículo de demostración de Shelby, y durante las dos últimas décadas estuvo en posesión de un propietario que se encargó de conservarlo intacto, tal y como se muestra en estas fotografías.

Fuente: RM Auctions | Fotografía: Pawel Litwinski
En Diariomotor: Rarezas a subasta, 1965 Ford GT40 Roadster

Lee a continuación: El día en que Ford intentó comprar Ferrari (y III): el Ford GT40 y el automovilismo moderno

  • XacTiu

    No digo que no sea un modelo único… Valioso… Pero opino que feo es un rato.

  • Daniel Aguilar

    si fuera millonario no me importaría pagar unos cuantos millones por esta belleza

  • ADN

    Bastante menos llamativo que el coupé que llegó a las pistas, no me imagino la rigidez estructural sin techo y con los tanques debajo de las puertas. Independientemente de su arquitectura y su estética es una joya.

  • LS R

    Jeremy Clarkson sí podría manejar este. En un episodio de Top Gear, trató de introducirse a uno de los originales, y no podía cerrar la puerta…