De Le Mans a las calles: Audi podría presentarnos un R8 TDI de producción en 2017

 |  @HerraizM  | 

Hablar de deportividad y de motores diésel es un tanto difícil. Y con razón. La idea de un superdeportivo diésel chirría casi tanto como la de un SUV deportivo… y ahí tenemos al Audi Q3 RS o al Porsche Macan Turbo.

Audi parece dispuesta a llevar a producción la idea de un Audi R8 diésel con la nueva generación del deportivo de Ingolstadt y al menos, ellos, tienen a su Audi R18 e-tron quattro para justificar semejante aventura.

Conoceremos al nuevo Audi R8 en 2015, en 2017 podríamos encontrarnos con la alternativa diésel

La idea de un deportivo diésel en Audi no es ni mucho menos nueva. De hecho, en el Salón de Ginebra de 2008 Audi ya nos presentó esta idea de la mano del Audi R8 TDI Le Mans, contando a sus espaldas con un motor V12 TDI de 500 caballos y un monstruoso par de 1.000 Nm.

Más recientemente, en 2013 y con motivo del Salón de Frankfurt, Audi presentada a un Audi Nanuk Quattro Concept que, heredero del Giugiaro Parcour, se presentaba con un V10 TDI de 550 caballos.

De acuerdo con los últimos rumores la idea de un Audi R8 TDI, proyecto personal del propio Ferdinand Piëch, podría ser una realidad en 2017. Antes, en 2015 habríamos conocido al nuevo Audi R8 con una nueva mecánica V8 4.0 biturbo de 460 caballos y el ya conocido V10 con unos 540 caballos, llegando además en 2016 la versión Spider.

Para la mecánica de este R8 TDI se habla del V8 4.0 TDI o un más llamativo V10 5.0 TDI que la firma estaría desarrollando para Bentley.

Desde luego pedrigree heredado de la competición no le falta si tenemos en cuenta los éxitos de la marca en resistencia con las mecánicas TDI. Que vayamos a ver con buenos ojos la mezcla de diésel y un deportivo ya es otra cosa.

Fuente: Automobile Magazine
En Diariomotor: Audi quiere eléctricos dentro de sus modelos de altas prestacionesEl futuro diésel de los Audi RS y cómo el turbo eléctrico es la clave

Lee a continuación: El sueño de Ingolstadt, la pesadilla de todo Petrolhead Audi R8 V12 TDI

Solicita tu oferta desde 194.720 €
  • Gasoilófobo

    No parece un paralelismo aceptable. Los R TDI diseñados para Le Mans tienen como finalidad ganar una competición echando mano de todos los recursos disponibles. El R8 de calle se supone que está concebido para ofrecer una experiencia dinámica a su conductor; y me cuesta creer que un TDI, por mucho turbo eléctrico que se le aplique, pueda llegar a ser mejor alternativa que un gasolina en este sentido. Además, imagino que al FSI también acabarán montándole el turbo eléctrico.

    Habrá que ver… pero de entrada, si de deportividad hablamos, me parece tan absurdo como un R8 con tracción delantera, pudiendo tenerla trasera o, como es el caso, integral.

    • Gasoilófobo

      Por no insistir, como ya he hecho, en la desconfianza que me suscita quien, pudiendo adquirir y mantener un R8, opte por el diésel para “ahorrar” o “no derrochar”…

  • ADN

    Considerando que el motor V8 biturbo del RS6 ya tiene 560, conservar el V10 con 540 caballos es por puro gusto y sensaciones. La idea de montar un motor TDI me parece interesante por la contundencia y par mas que por emociones. Al final entre más alternativas tenga el cliente podrá hacer una mejor elección.

  • OBSERVER

    Creo que el R8 es un coche halo para el grupo VAG. De hecho, siempre lo ha sido; por lo que la llegada de una mecánica diésel de altas prestaciones podría explicarse, más allá del sentido de esta mecánica en el propio R8, como una campaña de marketing para un futuro desembarco de mecánicas diésel del grupo que, hasta parece ser, que van a llegar a Bentley.

    No negaré una fuerte curiosidad por saber qué tal sienta la combinación R8 y diésel.