Honda se enfrenta en Estados Unidos a la sanción más cuantiosa de la historia por ocultar llamadas a revisión

 |  @davidvillarreal  | 

La NHTSA aprieta con dureza a los fabricantes en Estados Unidos y la situación podría complicarse aún más en los próximos años. 2014 fue, sin lugar a dudas, el año de las llamadas a revisión o, mejor dicho, el año en que Estados Unidos decidió perseguir sin cuartel a las negligencias, y especialmente a aquellas que conllevasen un fallo de seguridad grave del que una marca fuera consciente, y no hubiera comunicado la situación a las autoridades y a sus clientes. La NHTSA asegura que en 2014 recaudaron 126 millones de dólares en (107 millones de euros) en sanciones para los constructores, una cantidad superior a la recaudada en el acumulado de más de 40 años de trabajo para mejorar la seguridad de los automóviles. Y ahora es Honda la que tendrá que proceder al pago de 70 millones de dólares, la sanción más cuantiosa a la que jamás habría tenido que enfrentarse una marca.

¿Por qué sancionan a Honda?

La NHTSA ha establecido esta sanción en base a dos cuestiones fundamentales. La primera, tras haberse confirmado que Honda no notificó a su debido tiempo defectos de fábrica que habrían provocado al menos 1.729 fallecidos entre 2003 y 2014. La segunda, no haber comunicado a la NHTSA los errores que se identificaron en base a las garantías del fabricante y a las soluciones satisfechas en las campañas de revisión.

¿Por qué 70 millones de dólares?

Esas dos sanciones habrían conseguido que Honda se enfrente a la multa más importante jamás impuesta a un fabricante. En Estados Unidos hasta ahora la máxima sanción a la que se puede enfrentar un fabricante es de 35 millones de dólares. Honda habría aceptado la sanción máxima impuesta por la NHTSA. En el Congreso de los Estados Unidos ya se está debatiendo que la sanción máxima se incremente hasta al menos 300 millones de dólares, especialmente para perseguir casos de ocultación de defectos graves, como en el reciente caso de las llamadas a revisión de General Motors.

¿Mejorará la seguridad tras estas sanciones?

Como ya comentábamos al respecto del tema de General Motors, la seguridad de los automóviles en Estados Unidos no volverá a ser la misma después de 2014. Los fabricantes son cada vez más conscientes de que las consecuencias a las que pueden enfrentarse por ocultar un problema de seguridad son cada vez mayores. Se está llegando a debatir la posibilidad de que los directivos de las marcas que oculten información deban enfrentarse a penas de cadena perpetua.

¿Qué se puede hacer en estos momentos?

Honda no solo se habría puesto manos a la obra para resolver el problema que les ha llevado a esta situación, sino que también se habría comprometido a lanzar un programa de formación entre sus trabajadores, a realizar una profunda revisión de las estructuras y jerarquías internas y a mejorar la organización para que la detección precoz de problemas de seguridad sea atendida con la mayor rapidez posible. En ocasiones estos problemas no son resueltos precisamente por la falta de comunicación entre los diferentes estamentos y la propia burocracia de la marca.

¿Cuántas empresas fueron sancionadas en Estados Unidos por la NHTSA en 2014?

* Honda: 70 millones de dólares
* General Motors: 35 millones de dólares y 441.000 dólares
* Hyundai: 17,35 millones de dólares
* Ferrari: 3,5 millones de dólares
* Prevost (división de Volvo): 1,5 millones de dólares
* Gwinnett Place Nissan: 110.000 dólares
* Chapman Chevrolet LLC: 50.000 dólares
* Southern Honda Powersports: 25.000 dólares

Fuente: Honda | NHTSA
En Diariomotor: El asunto de las llamadas a revisión de General Motors y por qué la seguridad de los automóviles no volverá a ser la misma

Lee a continuación: El papel que puede jugar el Big Data en las llamadas a revisión: las redes sociales podrían salvar vidas

  • Turbo

    Puedo ser un poco mal pensado? De no ser porque la segunda multa mas alta es a una marca americana, pensaria que es proteccionismo encubierto (jamas hecho por los amigos, del norte, noooooo).

  • pablo

    Pues me parece poco. Eso es lo que se reparten en bonus los directivos en un año

  • ADN

    Pues así debe ser, el problema no es el fallo, es la negligencia y el no responder por sus errores.

  • humberto

    ¿Y cuál es el supuesto fallo? Porque no se especifica. Esto me recuerda al caso Pedalgate o al del Audi 100, coches que aceleraban sólos sin control. A mí me suena a estratagema de los americanos para perjudicar a las marcas foráneas. Hay una cosa clara: los americanos no saben conducir coches manuales. Sólo automáticos: más del 90% de coches vendidos son automáticos.

  • Issam

    Me parece lógica la sanción, y si a alguno de nosotros le hubiese
    tocado sufrir por alguna negligencia del
    fabricante, intentaría también llevarle a juicio.

    Cuando compramos un coche nuevo pagamos lo que nos piden,
    pues que nos den lo que hemos pagado, un coche en condiciones. (y Honda no es
    una marca blanca)

    Por otra parte cada vez que leo algo sobre Honda no
    encuentro explicación a lo que le esta pasando, como una maraca de un país donde
    reina la disciplina y la seriedad no pueda hacer un coche para vender, no vende
    ni para su casa, es increíble que no den ni un palo al agua.