La sección de Audi en Estados Unidos acaba de anunciar la llamada a revisión de 540 unidades del Audi e-tron, de las 1.644 que ya habrían entregado en el país, por un posible riesgo de incendio. De momento, no parece que las unidades comercializadas en Europa estén afectadas por un defecto que podría facilitar que la humedad alcance las celdas de las baterías y, por lo tanto, pueda existir un riesgo que, según la propia marca, podría hacer que en "casos extremos se produzca un incendio". Audi, también asegura haber actuado con un exceso de celo, y mucha cautela, llamando a revisión al Audi e-tron sin que aún hayan tenido conocimiento de ningún incidente relacionado con este fallo.

Continuar leyendo »

Tras anunciar lo propio en Japón, Toyota ha iniciado una llamada a revisión de seguridad por un defecto que podría provocar un cortocircuito y, en última instancia, un incendio en algunos de sus coches híbridos. Los modelos afectados serían el Toyota C-HR y el Toyota Prius. En total serán llamados a revisión 1,03 millones de coches híbridos de Toyota en todo el mundo, de los cuales estarían afectados 21.426 vehículos en España. Ver noticia en Europa Press.

Continuar leyendo »

BMW acaba de anunciar una llamada a revisión técnica en Europa y, según la propia marca, voluntaria, por un problema que habría sido identificado en el sistema de recirculación de gases de sus diésel. El problema, que fue detectado inicialmente en Corea del Sur, habría sido conectado con 27 casos de incendio. Ese mismo problema estaría presente en sus coches vendidos en Europa, de manera que, según ha anunciado la marca, y leíamos en algunos medios alemanes, 324.000 diésel vendidos por BMW en Europa tendrán que pasar por el taller, por el posible riesgo de incendio en el módulo EGR (Automotive News).

Continuar leyendo »

8 de agosto de 2018

Tenemos que exigir a los fabricantes que se comprometan a hacer coches seguros. También a que tengan una actitud que, por muy obvia que parezca, no siempre fue así, y una vez identificado un problema que atañe a la seguridad de sus pasajeros, lo notifiquen, y lo resuelvan. Así ha actuado BMW en Estados Unidos, identificando un problema, comprometiéndose a resolverlo, reparando más de 30.000 coches, e incluso deteniendo temporalmente las ventas del BMW i3. Lo incomprensible es el problema de seguridad que han identificado, que en las pruebas de impacto - o crash-tests - el BMW i3 no protegía correctamente a los conductores que no llevaran puesto el cinturón. Como lo oyes. ¿De verdad es necesario que las marcas de coches fabriquen productos que han de protegernos cuando no cumplimos con la más básica de las normas y de las precauciones que ha de tomar un conductor o un pasajero para preservar su integridad en caso de accidente?

Continuar leyendo »

El Maserati Levante provocó en su día, seguramente, que los más puristas de Maserati se echasen las manos a la cabeza. Igual que Porsche hizo hace ya unos cuantos años con el Cayenne, Alfa Romeo ha hecho ahora con el Stelvio y Lamborghini está a punto de hacer con el Urus. Con el Levante, la marca italiana lanzaba por primera vez un todocamino, formato tan de moda últimamente y tan necesario para el negocio de las marcas. Un modelo que está llamado a prolongar -e incrementar- los años de éxito que está viviendo Maserati con los Ghibli y Quattroporte. Sin embargo, el SUV del tridente está causando más problemas de los que a Maserati le gustaría.

Continuar leyendo »

Arrancábamos la semana conociendo la investigación de unos "hackers" que habían conseguido "fulminar" un Jeep Cherokee sin tocarlo, aprovechar las vulnerabilidades de su sistema de entretenimiento para acceder a su software, remplazarlo por un acceso malicioso a la centralita del propio vehículo y manipular sistemas tan críticos como el acelerador, los frenos y la dirección. Y aunque a priori pensábamos que el problema había sido resuelto, en tanto los investigadores que hicieron el hallazgo habían comunicado a Fiat Chrysler Automobiles los entresijos de la vulnerabilidad explotada, parece que este problema aún traerá cola. Fiat Chrysler Automobiles anuncia una llamada a revisión de 1.4 millones de vehículos para solventar esta vulnerabilidad, para evitar que un hacker pueda manipular tu coche desde cualquier ordenador conectado a itnernet.

Continuar leyendo »

El escándalo de Takata sigue muy presente en la actualidad de la industria. Millones de coches llamados a revisión y la evidencia de graves defectos que se habrían identificado en ellos, en algunos casos, con consecuencias mortales, han hecho que el tema se convierta en una gran preocupación. El último caso nos llega desde Japón, un país en el que hasta ahora no se había conectado el defecto en los airbags, de ningún Nissan, con las lesiones sufridas en un accidente. Las investigaciones habrían revelado que el propio airbag habría producido un incendio.

Continuar leyendo »

Takata sigue generando importantes quebraderos de cabeza a la industria del automóvil, con el caso de los airbags defectuosos a los cuales se atribuye el fallecimiento de decenas de pasajeros. La noticia de la mañana la tenemos en la confirmación de que las últimas llamadas de revisión de Toyota también han llegado a Europa. El número de vehículos llamados a revisión en España sería de 124.832 coches, pertenecientes a las gamas Corolla, Yaris y Avensis, y fabricados entre abril de 2003 y diciembre de 2008.

Continuar leyendo »

En un movimiento sin precedentes, la NHTSA estadounidense - el organismo encargado de velar por la seguridad de vehículos y conductores - ha anunciado la llamada a revisión de 34 millones de coches. Una campaña sin precedentes, que ya es por derecho propio la llamada a revisión más cuantiosa de la historia (ver Detroit News). El origen de esta llamada a revisión son airbags de conductor y pasajero defectuosos fabricados por el proveedor japonés Takata. Al inflarse los airbags, su carga explosiva puede provocar la proyección de metralla en la cara de los ocupantes del vehículo.

Continuar leyendo »

La NHTSA aprieta con dureza a los fabricantes en Estados Unidos y la situación podría complicarse aún más en los próximos años. 2014 fue, sin lugar a dudas, el año de las llamadas a revisión o, mejor dicho, el año en que Estados Unidos decidió perseguir sin cuartel a las negligencias, y especialmente a aquellas que conllevasen un fallo de seguridad grave del que una marca fuera consciente, y no hubiera comunicado la situación a las autoridades y a sus clientes. La NHTSA asegura que en 2014 recaudaron 126 millones de dólares en (107 millones de euros) en sanciones para los constructores, una cantidad superior a la recaudada en el acumulado de más de 40 años de trabajo para mejorar la seguridad de los automóviles. Y ahora es Honda la que tendrá que proceder al pago de 70 millones de dólares, la sanción más cuantiosa a la que jamás habría tenido que enfrentarse una marca.

Continuar leyendo »