Así transcurre la revisión de los tres años de un Lexus LFA, con el cuidado y la atención de un prototipo de Le Mans

 |  @davidvillarreal  | 

Por más tiempo que pase dudo que jamás vaya a olvidarme de la sensación de pisar el acelerador a fondo en un Lexus LFA y sentir ese rujido fino, agudo y evocador que no he vuelto a encontrar en ningún coche, y por mis manos han pasado varios superdeportivos con motor V10. El Lexus LFA es uno de los superdeportivos más exclusivos y especiales de la última década, un clásico de culto desde el mismo momento en que sus creadores comenzaron a concebirlo. Y es por esa misma razón que Lexus se preocupa de cuidar muy mucho el tratamiento que se hace de esos cientos de coches que ruedan por el mundo. Estarás conmigo en que el Lexus LFA no es el tipo de coche con el que pasarías las revisiones en cualquier taller. El proceso de mantenimiento y reparaciones que pasa un Lexus LFA es único, aunque no exactamente sea así. El mantenimiento de un Lexus LFA es digno de las mejores máquinas de Toyota, de sus prototipos de Le Mans.

Lexus realiza una revisión exhaustiva del LFA cada tres años en las instalaciones de Toyota Motorsports GmbH de Colonia, las mismas que trabajan con el Toyota TS030 LMP1 Hybrid del mundial de resistencia y Le Mans.

Y es que, tal y como nos contaba la sección británica de Lexus el año pasado, cada tres años se ofrece a sus clientes un exhaustivo trabajo de revisión y mantenimiento en los talleres de Toyota Motorsports GmbH en Colonia (Alemania), limpios y ordenados cual quirófano, en los que se prepara y se pone a punto el propio Toyota TS030 LMP1 Hybrid. El gran acierto de Lexus fue precisamente el de hacernos partícipes de esas labores de mantenimiento enviando a uno de los fotógrafos de coches que más nos impresiona con su trabajo, GFWilliams (muy recomendable seguirle en Facebook y en su página web).

Los talleres en los que se trabaja con el Lexus LFA lucen limpios cual quirófano. No son muy diferentes de los empleados por muchas escuderías de Fórmula 1.

Lexus advierte de que, por una parte, el mantenimiento de un Lexus LFA no es muy diferente del que se realice sobre cualquier otro coche. Se sustituyen los filtros, se drena y sustituye el aceite, se revisan los avisos de la centralita. El circuito del líquido de frenos también se inspecciona con una herramienta electrónica que detecta trazas de agua que recomienden su sustitución. El número de detalles a revisar por los técnicos en ocasiones roza la obsesión. En la revisión se comprueba incluso que el recorrido del pedal del freno se mantenga dentro de unos márgenes preestablecidos.

Ese precioso Lexus LFA azul, que luce impecable en estas fotografías, también llegó a Colonia para proceder a una sustitución de la bomba inyectora, en la que se había apreciado una leve fuga. Peter Dresen, responsable del mantenimiento del LFA en Colonia y mecánico con más de 30 años de experiencia en competición, advierte de que una tarea aparentemente sencilla como esa requiere desmontar el motor, o la caja de cambios y la transmisión completa. Para esta reparación se optó por la segunda vía, que ahorraría a los técnicos un día y medio de trabajo. Ya sabes, desmontar un V10 no es sencillo, ni un proceso rápido.

Entre las tareas más sorprendentes que se realizan sobre el Lexus LFA, empleando equipamiento de alta tecnología, la revisión mediante una máquina de rayos X de componentes como las pinzas y los discos de freno, que se desmontan cuidadosamente para comprobar que mantengan su integridad para seguir cumpliendo con su función. Si hubiera algún problema, se procede a su sustitución.

Cada panel exterior del Lexus LFA, en torno a las suspensiones, la dirección y el subchasis, es retirado cuidadosamente para inspeccionar los componentes y revisar hasta el último tornillo. También se revisa que no existan desperfectos en su carrocería de fibra de carbono.

La revisión de los tres años del Lexus LFA requiere al menos cuatro días de trabajo.

Tras la revisión, todos los Lexus LFA pasan por una nueva prueba de fuego. Los probadores de Lexus se encargan de comprobar que todo funciona correctamente en tres pruebas cortas por los alrededores de las instalaciones de Toyota Motorsports GmbH, en las que el coche aún permanece desnudo, con muchos paneles desmontados, para que la reparación o puesta a punto de cualquier componente se agilice. El montaje y desmontaje de los paneles de un Lexus LFA requiere aproximadamente dos horas de trabajo.

Más tarde, se instalan los paneles y se realiza un recorrido por carretera de entre tres y cuatro kilómetros. Y finalmente, si todo ha salido bien, una prueba de alta velocidad en los tramos de Autobahn cercanos. No más de diez kilómetros.

La revisión completa de los tres años suele demorarse por al menos cuatro días de trabajo.

Lexus reconoce que de los 38 Lexus LFA “domiciliados” en su taller de Colonia, muchos jamás han sido conducidos por sus propietarios.

En las instalaciones de Toyota Motorsports GmbH suelen encontrarse, salvo que estén en alguna prueba, cuatro Lexus LFA, incluida una unidad blanca de la edición Nürburgring. El trío restante se emplea para diferentes pruebas de nuevas tecnologías. En estos talleres se trabaja habitualmente con 38 unidades del Lexus LFA vendidas en Europa. Lexus reconoce que algunos jamás han sido conducidos por sus propietarios, pero aún así la mayoría pasa por sus talleres una vez al año para una revisión menos exhaustiva que la narrada en este artículo.

Para el mantenimiento y las labores de reparación más cotidianas, el cliente puede escoger un taller Lexus más cercano. Algunos clientes llevan directamente su coche a Colonia, pero lo habitual es que sea Lexus quien se encargue del traslado del coche desde ese taller hasta Colonia. Por el centro de Toyota Motorsports GmbH también han pasado algunos Lexus LFA norteamericanos, sobre todo de clientes que han aprovechado la cercanía con Nürburgring para poner a punto su deportivo para entrar en circuito, cambiar neumáticos y revisar los frenos.

Fuente: Lexus | Vía: Motor Authority | Fotografías: GFWilliams
En Diariomotor: Prueba de velocidad del Lexus LFA en el aeropuerto de Ciudad Real

Lee a continuación: Centro de Excelencia LFA: el Lexus LFA tendrá su propio centro técnico en Europa

Ver todos los comentarios 3
  • Popellallo go away!

    El coche es precioso y uno de los superdeportivos con el mejor sonido.

    • Hek

      Lo único feo es el nombre.

  • Paco Tce

    En vivo es impresionante y sentarte a los mandos una delicia… Espero que Lexus-Toyota se anime de nuevo a sacar una máquina de este calibre, que tal vez no sea tan rápidos como los Ferraris y Lamborghinis pero de verdad que merece la pena tener esta opción