CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Mecánica

3 MIN

Kia 1.0 T-GDi de 120 CV: tres cilindros, eficiencia y ahorro para el "EcoBoost" coreano

David Villarreal | @davidvillarreal | 20 Feb 2015
kia-1-0-t-gdi-1440px
kia-1-0-t-gdi-1440px

Downsizing es el nuevo mantra de los fabricantes. Esa estrategia, casi obsesiva, para reducir la cilindrada de los motores, obtener el máximo rendimiento de la mano del turbo y otras soluciones, y redundar en unos consumos más austeros y un mejor tratamiento fiscal. Estaréis de acuerdo conmigo en que la referencia del motor de baja cilindrada para compactos la tenemos en el 1.0 EcoBoost de Ford. Y en que Kia ya tiene la respuesta perfecta en su nuevo 1.0 T-GDi de tres cilindros y 120 CV de potencia, que se convertirá, muy probablemente, en una de las opciones más recomendables del grueso de su gama de modelos, empezando por el Kia cee'd GT Line, que lo estrenará a finales de año.

Downsizing: 5 claves para entender por qué menos es más

El 1.0 T-GDi de tres cilindros viene a sustituir a un vetusto 1.6 GDi atmosférico y de cuatro cilindros. Aunque aún esté pendiente de homologación, Kia nos asegura, y nos lo creemos, que este motor será en torno a un 10% y un 15% más eficiente que el bloque al que sustituye. Es un motor desarrollado de cero, en las instalaciones de Hyundai y Kia en Namyang, Corea del Sur.

3
FOTOS
VER TODASVER TODAS
El 1.0 T-GDi ha sido perfeccionado con diferentes tecnologías que redunden en un mejor rendimiento y en una combustión más eficiente y ahorradora.

Este nuevo motor es un tricilíndrico de muy baja cilindrada, que 1.0 litros de desplazamiento ya desarrolla 120 CV de potencia y 172 Nm de par máximo. Lo que es evidente es que su empuje será más contundente en bajas y a medio régimen, esos 172 Nm están disponibles entre las 1.500 y las 4.100 rpm, desarrollando su máxima potencia a 6.000 rpm. Para mejorar la calidad de la combustión se habría recurrido a un sistema de inyección mediante orificios creados mediante láser, que permite una inyección a una presión de 200 bares y una mezcla de combustible y aire más rica, lo cual no solo ayuda a mejorar sus prestaciones, sino también a reducir los residuos generados y las emisiones de contaminantes.

Kia también habría perfeccionado la geometría de la admisión, con un tramo de admisión recto para mejorar el flujo de aire a la cámara de combustión. Contaría con un turbo con una válvula de escape de accionamiento eléctrico y una válvula de barrido, o scavenging de los gases de recirculación para mejorar su flujo y reducir el retardo del turbo.

En definitiva, huelga decir que será un motor más limpio, enérgico, eficiente y económico, que los utilizados hasta la fecha. Pero la pregunta que nos hacemos sigue siendo la siguiente, ¿estarán sus prestaciones a la altura de lo visto en motores como el 1.0 EcoBoost de Ford? ¿será lo suficientemente suave y agradable como para que no echemos de menos a los motores de cuatro cilindros?

Fuente: Kia
En Diariomotor: Downsizing: 5 claves para entender por qué menos es más