comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Deportivos

2 MIN

Cadillac le echa un par: habrá un V8 atmosférico en el ATS-V

2016 Cadillac ATS-V Sedan

General Motors no está dispuesta a decir adiós a sus motores V8 atmosféricos, por lo menos no hasta que no sea absolutamente necesario. Con la aparición de los primeros detalles de una versión más radical del Cadillac ATS-V, se esperaba que en GM apostarán por una revisión del nuevo propulsor 3.6 V6 Twin-Turbo, o por el uso de un motor V8 sobrealimentado por compresor. Nada más lejos de la realidad, Cadillac quiere ser un referente en su clase e instalará un propulsor 7.0 V8 atmosférico bajo el capó del Cadillac ATS, el mismo V8 LS7 de los Chevy Camaro Z/28 o Chevrolet Corvette Z06.

Como ya te adelantamos, los planes de Cadillac son poner en el mercado una especificación más deportiva del Cadillac ATS-V basándose en la versión desarrollada para correr en FIA GT3. Con el Cadillac ATS-V, en GM demostraron que su firma de lujo estaba sobradamente capacitada para sumarse a la moda del downsizing sin desmerecer en tanto a prestaciones, un movimiento que pareció enterrar a los propulsores V8.

En la actualidad, sólo Lexus se ha arriesgado en sus variantes de altas prestaciones con un motor V8 atmosférico, el resto ha claudicado haciendo uso de diferentes configuraciones y sistemas de sobrealimentación. Cadillac quiere mejorar la apuesta de Lexus, y para ello nada mejor que echar mano de una de las últimas evoluciones de los small-blocks atmosféricos antes de que sean sucedidos por los V8 sobrealimentados de forma irremediable. En Cadillac quieren ese sonido de vieja escuela, y el LS7 es uno de los mejores candidatos para conseguirlo.

Esta nueva versión más prestacional del Cadillac ATS-V sobrepasará los 500 CV, añadirá importantes modificaciones en frenos y suspensiones y además recibirá una cura de adelgazamiento. ¿Alguien da más?

Fuente: Motortrend En Diariomotor: Y los V6 se conviertieron en el futuro de Cadillac | ¡Tiembla BMW M4! Cadillac quiere un ATS-V más radical y mira hacia los GT3