El BMW 633CSi volador de Regreso al Futuro 2 se reúne con su nieto

 |  @sergioalvarez88  | 

Estamos en el año 2015, y eso significa que estamos en el año en que Regreso al Futuro II tiene lugar. Y podría decirse que estamos casi en la visión de futuro que proponía la películo en los años 80. Ya tenemos monopatines flotantes, y aunque los coches no vuelan, ya hay algunos que son autónomos. El año 2015 es el año perfecto para juntar dos vehículos: la visión del futuro de BMW de Robert Zemeckis y el presente de BMW. El BMW 633CSi volador de Griff Tannen y un BMW M6 Convertible recién salido del concesionario.

El coche de 2015 según los ochenta, se junta con el verdadero coche del año 2015. Interesante.

El BMW 633CSi nació como un coupé a finales de los años 70. Un elegante GT que se vendió en versión 633CSi, equipado con un motor de seis cilindros en línea y 197 CV de potencia. Fue un coche muy popular en Estados Unidos durante la década de los 80, cuando “Regreso al Futuro II” fue grabada. Griff Tannen era el antagonista de Marty McFly en el 2015 de la película, y tenía un BMW 633CSi de los 80 con una conversión a coche volador. Es uno de los coches más característicos de la saga, junto al mítico DeLorean DMC-12.

Los creadores de la película cortaron su techo, y después aplicaron un esquema de pintura negro y rojo. Por supuesto, una capa doble de cera era aplicada por el abuelo de Griff Tannen al coche. Sobre el capó, una gigantesca toma de aire refrigeraba el motor que permitía al coche volar. Tal y como el DeLorean de 2015 hacía, las ruedas de este BMW se convertían en propulsores improvisados de un sistema que empleaba basura como combustible. Siempre me pregunto por qué no habrán inventado algo parecido en la actualidad.

El coche volaba gracias a los efectos especiales en la película, pero en la realidad, no deja de ser un BMW 633CSi sin techo y con unas curiosas cubiertas sobre sus ruedas, en las que se escondería el sistema de propulsión del futuro. Sus neumáticos se han pintado de color rojo y a nivel mecánico no presenta ninguna modificación. Resulta curioso comparar sus líneas con las de un M6 moderno, y ver cómo ha cambiado el lenguaje de diseño de BMW en 30 años… y como esos años no perdonan al 633CSi.

Con todo sigue siendo un coche muy bonito, aunque en su configuración voladora tenga una estética más … personal.

Fuente: Carscoops
En Diariomotor: Aunque no tenga condensador de fluzo, este DeLorean DMC-12 es aún más especial

Lee a continuación: BMW 640i Coupe M Performance Edition: extra de M sólo para Japón

Solicita tu oferta desde 99.900 €
  • Daniel Aguilar

    no se ustedes pero yo me quedo con el de los 80 jeje