El Scion iA convertido en lowrider es la locura perfecta que conquistará el SEMA Show

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 

El SEMA comienza en apenas unos días en Las Vegas. Desde su inicio ha sido un show caracterizado por los excesos, la locura que rodea el mundo del tuning. Es por ello que un simple Chevrolet Camaro con un par de pegatinas no es el coche más apropiado para el SEMA. El coche ideal se parece más a este Scion iA. Se trata de un utilitario de tres volúmenes basado en el Mazda2, al que han convertido en un auténtico lowrider. Una locura perfecta que tiene pinta de conquistar nuestros corazones en el inminente SEMA Show.

El SEMA Show debe ser excesivo. Un simple Camaro de producción con pegatinas no es suficiente, Chevrolet.

Fijaos para empezar en su pintura, más propia del típico Chevrolet Impala de los años 60 o el típico Monte Carlo de los años 80. Esta subcultura automovilística es muy popular en las comunidades latinas de la costa oeste de Estados Unidos, y ya forma parte de la cultura popular. Esta pintura de tonos cálidos imita maderas, con tonos dorados. Las llantas son de radios y de pequeño diámetro - como no podía ser de otra manera - con neumáticos conocidos como "white walls", con los flancos pintados en color blanco.

 title=

Se han suprimido los espejos y se ha instalado una enorme calandra dorada en el frontal del coche. Una calandra de enormes dimensiones que reemplaza a la de Scion, y que forma un perfecto conjunto con las molduras de los pilares, con grabados incluidos. Si el exterior os parece loco, tenéis que ver el aspecto que tiene el interior del coche, una verdadera locura. Tapizados que imitan un sillón de los años 70, terciopelo por todas partes y ese volante. Un volante hecho de cadenas cromadas dobladas.

Desde luego, un volante más propio de un lowrider Impala que de un Scion. El pomo de la palanca de cambios tiene un origen desconocido y se han añadido detalles de madera por el habitáculo. También el habitáculo está repleto de altavoces por todas las esquinas, además de tener un enorme módulo con varios subwoofer y cientos de watios de potencia. La guinda del pastel es la obligatoria suspensión neumática de alta potencia hidráulica. Esa que es capaz de hacer saltar el coche varios metros.

 title=

Definitivamente, el coche que conquistará el SEMA Show.

Fuente: Jalopnik
En Diariomotor:

Lee a continuación: Toyota no se quiere perder la fiesta de los utilitarios deportivos

Ver todos los comentarios 11
  • 3VIL

    Feo, feo ,feo!!!!

  • Egui Rivera

    Mis ojos sangran!!! q atrocidad

  • Joel David Riobueno Herrera

    ..os dejo, voy al hospital...me duelen mucho los ojos.

  • MRTN4687

    Que cochinada!!

  • nuevoenesto

    Han plagiado uno de los diseños que hice cuando tenía 5 años.

  • Pablo

    fuego por favor, y mucho...

  • TheMustang12

    nose si interpretar esto como una burla o una humilda interpretacion lowrider de los japoneses

  • Mr. [HOONIGAN] #11

    Es feo con ganas, y bastante absurdo, ya que intenta darle a un coche actual un estilo que no le pega nada. Sin embargo, si analizamos los detalles, y tal y como lo han ejecutado, pues han hecho una preparación tipo Lowrider de lo mas correcta, solo que esto no es un Impala, y por tanto, queda como una patada allí abajo. La atención en el Sema la va a llamar, pero no por buenas razones.

  • AndresR52

    Que asco!

  • Germán Medina Pérez

    Que cosa tan espantosa. Un crimen automotriz. Es la vaina mas fea y de peor gusto que he visto en mucho tiempo.

  • JaumeRuizRuanoMarcos

    Sigue siendo un coche para pobres, por mas que el mono se vista de seda mono se queda