¿Es el esperado BMW i5 un coche que hace parecer bonito al Toyota Mirai?

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 

Desde hace meses se viene rumoreando el lanzamiento de un nuevo miembro de la familia i de BMW, hasta ahora compuesta por el eléctrico i3 y el superdeportivo híbrido del futuro, el fantástico i8. Un tercer miembro podría pronto desembarcar en nuestras carreteras. Se llamaría i5 y estaría propulsado por hidrógeno, en la línea de los últimos prototipos de célula de combustible presentados por BMW, sobre la base del i8 y la Serie 5 Gran Turismo. Quizá su mayor inconveniente es que el Toyota Mirai parece bonito a su lado.

Un coupé, con estructura de fibra de carbono y posiblemente un propulsor eléctrico de autonomía extendida.

Las imágenes que acompañan a este artículo han sido extraídas de la Oficina China del Copyright - concepto en sí curioso, si me entendéis - donde supuestamente habría sido registrado el diseño de este coche. Las imágenes han aparecido por primera vez en un portal chino llamado PCauto.com.cn, y aunque debamos tomarlas con ciertas dosis de escepticismo, podrían ser reales. Este BMW será un coupé de tres puertas, posiblemente movido por una fuente alternativa de combustible como el hidrógeno, o un eléctrico de autonomía extendida.

Su aspecto recuerda vagamente al BMW i8 movido por hidrógeno que BMW presentó hace unos meses y aunque es un vehículo completamente diferente, su calandra, sus ópticas y su espíritu estético están claramente en la línea de la familia i. El que nos guste su diseño es arena de otro costal. Es un producto claramente tecnológico, en el que la aerodinámica es un factor clave. ¿No me creéis? Mirad las branquias situadas en sus aletas delanteras o una zaga aerodinámica tipo Kammback, diseñada con el mínimo cX en mente.

 title=

El CEO de BMW, Harald Krüger, no quería soltar prenda acerca de un futuro modelo de BMW i, pero reconocía que estaban planeando un coche por encima del i3. Los rumores apuntan a un híbrido enchufable o un eléctrico de autonomía extendida, y la presencia de dos tapas - una para el depósito de gasolina y otra para una toma de corriente - confirmarían esta teoría. El tren propulsor de 170 CV eléctricos del BMW i3 - en combinación con un motor de moto para aumentar su autonomía - encajaría a la perfección en este supuesto i5.

Un vehículo de dimensiones compactas, similares a las de un compacto, con prestaciones más que suficientes para una experiencia de conducción deportiva. Sería posible gracias a una construcción en fibra de carbono, siendo la estructura del coche un monocasco similar al empleada por los i3 e i8. Con todo, deberíamos salir de dudas próximamente. ¿Será BMW i capaz de lanzar un coupé de aspecto tan radical, puertas de apertura vertical incluidas? En unas pocas semanas lo comprobaremos, pero mi opinión es que sí.

Fuente: BMW Blog
En Diariomotor:

Lee a continuación: Mercedes Clase C Coupé: en España desde 41.900 euros

Ver todos los comentarios 12