Chrysler Pacifica: así es el futuro del gran monovolumen según su creador

 |  @sergioalvarez88  | 

Tanto Chrysler como Renault se disputan la invención del gran monovolumen. Sus Voyager y Espace fueron lanzadas con apenas meses de diferencia, en una época en la que ambas empresas tuvieron lazos comerciales y financieros. Sea como fuere, el consenso favorece más a Chrysler, como inventora de un segmento de mercado que – a pesar de haber sido pisoteado por los crossovers – sigue siendo muy fuerte en países como EE.UU. El nuevo Chrysler Pacifica es el nuevo gran monovolumen de Chrysler, futuro estándar de la industria.

Rescatando un nombre atípico para el sucesor del Voyager

Además del Pacifica estándar, Chrysler ofrecerá una versión Hybrid, el primer gran monovolumen enchufable.

El Chrysler Pacifica fue un gran crossover lanzado a mediados de la pasada década por Chrysler, en una de sus épocas empresariales más oscuras. Un producto interesante, quizá adelantado a su tiempo, pero estéticamente complicado y plagado de defectos de calidad. Chrysler rescata el nombre de Pacifica para reemplazar a su veterano Town&Country, en la línea sucesoria directa de la familia Voyager. El nuevo Chrysler Pacifica retiene las dimensiones del Town&Country, pero usa una nueva plataforma y viene cargado de tecnología.

Estéticamente, los lazos con el Chrysler 200 son claros. El frontal del coche tiene un marcado aire de familia, de trazos suaves y detalles retro. Muchos cromados, y llantas de hasta 20 pulgadas en las versiones tope de gama. Chrysler abandona el low cost de su Town&Country – uno de los grandes monovolúmenes más baratos del mercado estadounidense – y da al Pacifica un aire casi premium. El coche tiene un aura tecnológica en su interior, y en general se ve al coche muy fresco, de aspecto moderno y nada retro.

En Europa, Lancia podría vendernos este monovolumen, aunque tendrían que montar un motor diésel en sus entrañas.

En su interior tenemos la típica configuración de siete asientos repartidos en tres filas. Al igual que en las Town&Country, los asientos tienen el mismo sistema “Stow n’Go”, que los oculta bajo el piso del coche, creando una superficie plana de carga. El interior es más espacioso que en los Town&Country, y también mucho más tecnológico y mejor acabado. Sigue la tradicional configuración de gran consola central, con multitud de huecos para almacenar objetos y una ruleta como palanca para el cambio automático.

El sistema de infoentretenimiento del Chrysler Pacifica es uno de sus puntos fuertes. Es un Uconnect de última generación, conectado a Internet y con multitud de apps – que nos dicen el precio del combustible o carteleras cercanas – accesibles desde su pantalla táctil de 8,4 pulgadas. En las plazas trasera, Uconnect Theater permite la instalación de pantallas de hasta 10 pulgadas para que los querubines tengan el viaje en paz. Además, un sistema de audio premium es opcional y de serie cuenta con cancelación activa de ruido.

Su sistema de cámaras de 360 grados es casi imprescindible en un vehículo que roza los cinco metros de longitud.

El Chrysler Pacifica estrena una nueva plataforma, de motor delantero transversal. El motor es el conocido 3.6 V6 Pentastar de inyección directa, asociado a una caja de cambios automática de 8 relaciones. El motor tiene unos más que correctos 287 CV de potencia, que mueven con soltura los 1.950 kilos que pesa. Puede parecer y es un coche pesado, pero es 150 kilos más ligero que su predecesor. De serie, equipa una avanzada suite de sistemas de seguridad activa: control de vehículo en ángulo muerto o aparcamiento pilotado.

Pacifica Hybrid: el primer gran monovolumen híbrido

La mayor novedad de la gama Pacifica es el Pacifica Hybrid. Es el primer gran monovolumen híbrido enchufable. Su motor 3.6 V6 ha sido suavizado hasta los 248 CV, y se combina con un motor eléctrico que bebe energía de una batería de 16 kWh de capacidad. El motor de combustión adopta el eficiente ciclo Atkinson, y en modo 100% eléctrico, el coche puede recorrer hasta 50 kilómetros. Sus baterías se cargan en dos horas usando un enchufe convencional – en Europa, no en EE.UU. – de 240 voltios.

Con este tren híbrido, el coche homologa un consumo de 2,94 l/100 km, aunque sabemos que es una cifra combinada no realista. Estéticamente, el Pacifica Hybrid tiene llantas especiales de 17 y 18 pulgadas con neumáticos de bajo coeficiente de fricción y estrena colores específicos. Si somos muy observadores, veremos un puerto de carga en la aleta delantera. A nivel de interior y practicidad no presenta cambios con respecto al Pacifica y retiene sus dos puertas correderas eléctricas, uno de sus detalles más prácticos.

Fuente: Chrysler
En Diariomotor:

  • AUTOMEX

    Pues la verdad parece que Chrysler se tomo muy en serio la reinvención del monovolumen, Chrysler Pacifica supone una gran evolución respecto a la generación anterior.

  • Carlos Andres

    me quedo con el Kia.
    el Chrysler, es un 200/Dart Monovoluminizado a Minivan.