Lotus Elise Cup 250: no necesitas un Porsche Cayman GT4 para ser el rey del circuito

 |  @sergioalvarez88  | 

Aligera y vencerás. No es lo que dijo exactamente Colin Chapman en su momento, pero nos vale como resumen de su particular filosofía con respecto al motor. La clave de un buen deportivo está en su relación peso-potencia, y pocas marcas han sido tan fieles como Lotus a la máxima de su creador. El Lotus Elise Cup 250 es el Elise más potente jamás lanzado, y lo mejor es que no ha engordado un sólo kilo con respecto al Cup 220, el modelo al que reemplaza. 200 agraciados al año recibirán en sus manos su llave.

El Lotus Elise Cup está disponible sólamente con Roadster, con opción a llevar un hardtop.

Arrancamos el motor, donde están las primeras novedades dignas de mención. El propulsor de 1,8 litros y origen Toyota está aún más sobrealimentado por el compresor, por lo que ahora desarrolla 246 CV a 7.200 rpm y un par motor de 250 Nm entre las 3.500 y las 5.500 rpm. Toda la potencia sigue pasando al tren trasero mediante una caja de cambios manual y neumáticos Yokohama AO48 en medidas 225/45 R17. Hace el 0 a 96 km/h en sólo 3,9 segundos – sin ayuda de Launch Control – y su velocidad máxima es de unos respetables 248 km/h.

Cifras que ya nos impresionan de por sí, sin conocer a fondo los cambios que este Elise Cup 250 ha sufrido. Para empezar, ha aumentado el ancho de sus neumáticos delanteros, con una sección de 195 mm y montados sobre llantas forjadas de 16 pulgadas. Del Elise Cup 220 hereda una suspensión Bilstein con muelle Eibach – derivada casi directamente de la competición – así como un equipo de frenado que combina los mejores componentes de Brembo y AP Racing. El sistema de ABS sólo actúa al límite del bloqueo total de la rueda.

Sus llantas forjadas consiguen un ahorro de peso de 1,5 kilos con respecto a unas llantas convencionales.

La diferencia con respecto al Cup 220 se da principalmente en su agresivo kit aerodinámico. Compuesto por un enorme spoiler trasero y cuidadosamente esculpidos paragolpes y deflectores, consigue 66 kilos de fuerza aerodinámica descendente a 160 km/h. A su velocidad máxima de 248 km/h, dicha fuerza se ha incrementado hasta los 154 kilos. Creado con piezas en fibra de carbono, el Carbon Aero Pack opcional ayuda a que el peso del coche sea 10 kilos inferior. Es el principal artífice de la mejora dinámica de este deportivo.

Con respecto a los Lotus Elise Cup 220, es cuatro segundos más rápido en la pista de pruebas de Hethel, marcando un tiempo récord de un minuto y 34 segundos, el más rápido jamás registrado para un Elise de producción. Veo al Porsche Cayman GT4 revolverse incómodo en su asiento. No es para menos: el Lotus Elise Cup 250 sólo pesa 921 kilos. Su dieta de adelgazamiento ha sido severa, y no se ha saltado ni un solo día en el gimnasio. Su batería es de iones de litio (-10 kg) y sus asientos, de fibra de carbono (-6 kg).

El sistema Lotus Dynamic Performance Management (DPM) cuenta con un modo Sport que afila la respuesta de los controles. Su interior está forrado en Alcantara, y si queremos que vistan a nuestro Elise a medida, podemos recurrir a los servicios de atelier de Lotus Exclusive. Según mercados, sus precios oscilarán entre los 60.000 y los 65.000 euros.

Fuente: Lotus
En Diariomotor:

Lee a continuación: Chevrolet saca pecho, y afirma que su Camaro 1LE es más rápido que el Shelby Mustang GT350

  • Tebita

    Siendo algo puntilloso, pero sabiendo que en diariomotor se preocupan por escribir con rigor, un apunte: donde pone “hereda una suspensión Bilstein con muelle Eibach” sería más correcto decir “hereda unos amortiguadores Bilstein con muelle Eibach” o “hereda una suspensión con amortiguadores Bilstein con muelle Eibach”

  • A normal

    Curioso, un deportivo de 65000 euros con un interior con diseño y materiales sacados de los años 90. Del volante hasta el parabrisas lo quemaría todo.

    • .Motorhome.

      Lo que importa en este tipo de coches es la conducción, a mi me encanta y esos detalles los paso por alto, se que será un pepino con lo que pasármelo genial en una carretera de curvas o circuito.

  • nuevoenesto

    Sigo prefiriendo un GT4