El Porsche 718 Cayman es el deportivo biplaza de motor central producido por la marca alemana Porsche desde el año 2016. Su predecesor no es otro que el Porsche Cayman, con el cual comparte no solo la filosofía y gran parte del lenguaje de Seguir leyendo...

Precios del Porsche 718 Cayman en agosto de 2020 desde 66.124€ hasta 112.228€

Consigue el mejor precio para el Porsche 718 Cayman

Características del Porsche 718 Cayman

carroceríaCoupé
puertas3
plazas2
maletero l
potencia300 - 420 CV
consumo-
valoración

El Porsche 718 Cayman es el deportivo biplaza de motor central producido por la marca alemana Porsche desde el año 2016. Su predecesor no es otro que el Porsche Cayman, con el cual comparte no solo la filosofía y gran parte del lenguaje de diseño, sino que al igual que él, también cuenta con una versión descapotable que se complementa con el coupé, en este caso conocida como Porsche 718 Boxster. Entre sus actualizaciones ha contado con la llegada de motores turbo, de cuatro cilindros, que por primera vez están presentes en los Porsche 718 Boxster y Porsche 718 Cayman. Se fabrica en la planta de alta tecnología y nueva construcción en Stuttgart-Zuffenhausen (Alemania), después de abandonar las líneas de la factoría de Osnabrück, perteneciente al Grupo Volkswagen.

Entre los coupé deportivo, biplaza o de motor central que aspiran a rivalizar con el Porsche 718 Cayman nos encontramos con el Audi TT RS o el BMW M2 (ver prueba del BMW M2), proponiéndonos una buena línea estética, prestaciones, una divertida conducción y un bien resuelto acabado interior. El Nissan 370Z es, probablemente, su rival más próximo y es más barato y potente, con su motor V6.

En cualquier caso, la clave del Porsche 718 Cayman, y el factor diferencial de este deportivo, sigue residiendo en su dinámica, consecuencia, entre otras cosas, del empleo de un motor central, colocado inmediatamente por delante del eje trasero. Si estás planteándote la compra de uno de estos coches, no te pierdas nuestra guía de compra con los mejores deportivos del mercado.

Diseño exterior del Porsche 718 Cayman

Con la llegada de la cuarta generación del Boxster y la tercera del Cayman,  Porsche decidió que lo adecuado sería aglutinar a sus deportivos de motor central en una familia común. Así nacían los Porsche 718 Cayman (y Boxster), recuperando un nombre histórico, que rememora una de las glorias de Porsche en la competición, que precisamente era también un deportivo de motor central.

La evolución en cuanto al diseño exterior respecto a su antecesor no sería dramática, principalmente centrado en dar una nueva imagen a las ópticas: en los faros aparecía nuevo diseño interno, con nuevas ópticas auxiliares e inferiores encargadas de las luces de posición e intermitentes y por las luces traseras, oscurecidas respecto a las del Porsche Cayman. En cuanto a las líneas, se aprovechaba que la silueta de la carrocería resistía bien el paso del tiempo y que su formas respondían principalmente al mismo lenguaje de diseño que utiliza Porsche en el resto de sus modelos vigentes.

Diseño interior del Porsche 718 Cayman

Los cambios en su interior son palpables en una nueva disposición de la parte superior del salpicadero, la llegada de un sistema multimedia (de serie) con más opciones de conectividad y un volante inspirado en el empleado por el Porsche 918 Spyder. En el paquete Sport Chrono también podremos acceder a un volante que ya se ha empleado en el Porsche 911, el cual incorpora un selector de modos de conducción en el volante en forma de manettino. Interior sobrio en el que destaca el contraste de colores, con el empleo de materiales de gran calidad tanto en tapicerías como en carcasas.

Motores del Porsche 718 Cayman:

Con esta tercera generación del Cayman, ahora Porsche 718 Cayman, se sustituyó su bóxer de seis cilindros atmosférico, por un bóxer de cuatro cilindros sobrealimentado. Salió al mercado con una mecánica de 4 cilindros y 2 litros en la versión “normal” y de 4 cilindros y 2.5 litros en la versión S. estas mecánicas desarrollan 300 y 350 caballos respectivamente siendo su par de 380 Nm en el primer caso y de 420 Nm en el caso del Cayman S.

El Porsche 718 Cayman es capaz de marcar un 0 a 100 km/h de 4.7 segundos en su variante más prestacional, con el paquete Sport Chrono instalado y cambio PDK, mientras que el Porsche 718 Cayman S hace lo propio en apenas 4.2 segundos. La velocidad máxima es de 275 km/h en el primero y de 285 km/h en el segundo mientras que el consumo, en función de la versión, oscila entre los 5.7 l/100 km y los 8.1 l/100 km.

Además de esa evolución de la gama en materia de motores, en los nuevos Porsche 718 Cayman se han revisado suspensiones, frenos y el tarado de su dirección, un 10% más directa que la del Porsche Cayman.

Porsche 718 Cayman GTS

Se trata de una versión ligeramente más prestacional que las variantes “S” ya presentadas, contando en total con 365 CV de potencia, con un par de 430 Nm disponible desde las 1.900 rpm hasta las 5.000 rpm, extraídos de una mecánica bóxer de cuatro cilindros y 2.5 litros turbo. La decisión de Porsche era la de comercializar tanto la variante Coupé como la Boxter cambio manual y automático PDK, buscando ofrecer a su vez una mejor dinámica al afinar el tarado de suspensiones y diferenciales y además reducir la altura en 10 mm.

En el exterior, los cambios eran mínimos, sin embargo, sí servían para diferenciar las versiones convencionales de las GTS, aportando un nuevo faldón “Sport Design” nuevos detalles en negro que afectaron entre otras cosas a las salidas de escape. Las llantas de 20 pulgadas completaban la imagen exterior del conjunto. Además se sumaría a la gama el Porsche 718 Cayman GTS 4.0, el cual contaba con un bloque 4.0 de seis cilindros con 400 CV y una aceleración de 0 a 100 km/h que se completa en apenas 4.5 segundos.

Porsche 718 Cayman GT4

Para los más puristas, Porsche daba la opción del GT4 con motor atmosférico creado a partir de los flat-six estrenados por el Porsche 911 992 en sus versiones Carrera. Finalmente se mostraba un propulsor de 4.0 litros atmosférico capaz de desarrollar 420 CV a 7.600 rpm y 420 Nm de par motor entre 5.000 y 6.800 rpm. Todo ello para un peso total del conjunto de apenas 1.420 Kg.

Además, se introduce un cambio manual de 6 relaciones conectado únicamente con el tren trasero a través de un diferencial autoblocante mecánico. Las prestaciones revelan una aceleración que permite completar el 0-100 Km/h en 4,4 segundos mientras que la velocidad máxima alcanza los 304 Km/h. Más potencia, más velocidad punta y una aerodinámica puesta a punto para hacerlo también más rápido en circuito, incorporando entre otras cosas el gran spoiler elevado en la parte trasera, así como una altura rebajada en 30 milímetros y un nuevo equipo de frenos al que se le puede introducir unos discos carbocerámicos.

Historia: del Porsche Cayman, al Porsche 718 Cayman

En los años noventa Porsche tuvo una idea brillante, la de apostar por un deportivo de acceso que, lejos de convertirse en una visión económica del Porsche 911, se alzaría como un deportivo con personalidad propia y excelentes cualidades, gracias a su motor central. Así nacía el Porsche Boxster, el primer deportivo de Porsche diseñado originalmente como un descapotable, desde el Porsche 550 Spyder. Como el Porsche 911, el Boxster se mantendría fiel a los motores de seis cilindros.

Con la segunda generación del Porsche Boxster, ya en 2006, los de Stuttgart quisieron rizar aún más el rizo y lanzar un deportivo que sus clientes llevaban esperando desde hace años. Así nacía el Porsche Cayman, el hermano coupé del Boxster, que con algunos rasgos estéticos propios, especialmente en su atrevida zaga, y sin capacidad de ser descapotado, se convertiría en otro deportivo de culto de Porsche.

El Porsche Cayman se situaría siempre, especialmente en precio, un peldaño por encima de su hermano el Boxster. Durante todos estos años, y a lo largo de dos generaciones, esa fue la relación entre Boxster y Cayman, que recibió toda una serie de versiones, aún más deportivas, que van desde el Cayman S y el GTS, hasta el R y el más reciente y deseado GT4.

La elección de la denominación Porsche 718 tampoco es casual. Se trata de un guiño al pasado, y a la historia en competición de Porsche. Allá por los años cincuenta, Porsche competía con un derivado del 550 que se denominó como 718. Aquel deportivo de carreras gozaba de un motor bóxer de cuatro cilindros, como el que utilizarán los nuevos 718 Cayman.

Porsche 718 Cayman en competición:

Porsche Motorsport presentaría una versión Concept Car de lo que iba a ser un coche de rallyes sobre la base del Porsche Cayman 718 GT4 Clubsport. La intención era que este vehículo entrara a formar parte dentro de la categoría conocida como R-GT, compitiendo frente a los Abarth 124 o el Alpine A110. Los responsables del brazo deportivo de los de Stuttgart apuntaron a que medirían el interés en este proyecto estando presentes con esta primera unidad conceptual sobre la base del Cayman en el Rally de Alemania 2018.

En enero de 2019, Porsche anunciaría que la construcción iba a ver la luz verde, montando el mismo motor bóxer de seis cilindros y 3.8 litros que genera 425 CV, y manteniendo muchas de las piezas de la variante de producción. Lamentablemente, la prensa germana se haría eco meses más tarde de la decisión de paralizar un proyecto que estaba destinado a llegar a 2020 como un programa carreras-cliente, esperando a qué decisión tomaría la FIA en torno a esta categoría creada para deportivos clásicos de tracción trasera.

A pesar de ello, ese mismo mes de enero se anunciaría el lanzamiento del Porsche 718 Cayman GT4 Clubsport, un deportivo destinado a los 'trackdays', el cual contaba con la principal novedad de que se había empleado nuevos paneles de biofibra para reducir el peso en detrimento de otros materiales como la fibra de carbono.

Para el propulsor se volvía a emplear un motor bóxer de seis cilindros, cuya potencia se aumentaba en 40 CV (en total 425 CV para apenas 1.320 kilogramos de peso) respecto a la anterior generación, mientras que la transmisión era una PDK de doble embrague y seis marchas. La suspensión delantera se toma directamente del Porsche 911 GT3 Cup con el objetivo de contar con la efectividad y fiabilidad de dicho elemento, mientras que el volante extraíble se heredaba del 911 GT3 R. El precio para la versión de competición se establecía en 157.000 euros sin impuestos incluidos.

Vídeo destacado del Porsche 718 Cayman

¿Pensando en comprar un Porsche 718 Cayman

Guías de compra en ¿Qué coche me compro?

Todo lo que necesitas saber y mucho más

Los mejores artículos del Porsche 718 Cayman en Diariomotor