No hay marcha atrás y es oficial: Aston Martin tendrá un crossover. Foto 1 de 2.