Lazareth LM 847: ¡pon un motor Maserati de ocho cilindros entre tus piernas!

 |  @sergioalvarez88  | 

¿Tienes ganas de morir? Entiendo que no, por lo que te recomendamos que no te subas a la Lazareth LM 847. Este constructor de motos y quads artesanales ha sorprendido a propios y extraños en Ginebra con su nueva LM 847. Técnicamente, no es una moto, porque tiene cuatro ruedas. Pero lo cierto es que sus controles son similares a los de una moto, su postura de pilotaje también, y se inclina en curva. Una moto de cuatro ruedas es el término más adecuado. Y también el camino más rápido al ataúd. ¡Tiene un motor V8 Maserati!

A Lazareth le gusta fabricar máquinas que desdibujan la frontera entre una moto y un superdeportivo.

De Lazareth ya conocemos su Wazuma – un cuadriciclo con motor V8 Ferrari de 250 CV – y un Renault Twingo con transplante V8 en su parte trasera. En Lazareth calan hondo los propulsores de ocho cilindros, y en su LM 847 han optado por un 4.7 V8 de última generación, procedente de la gama Gran Turismo. Según las especificaciones recogidas en la web de Lazareth, este motor desarrolla 470 CV a 7.000 rpm y un par máximo de 620 Nm a 4.750 rpm. Aunque la cifra de par sea algo inferior, hay que tener algo en cuenta: esta “moto” pesa 400 kilos.

Tiene una relación peso-potencia mejor que un Koenigsegg Regera, por si os lo estábais preguntando. Simplemente impresionante. Dos ruedas en cada eje, calzadas con neumáticos Michelin y un peculiar esquema de suspensiones – con amortiguadores fabricados por TFX Suspension Technology – se encargan de mantener la estabilidad del conjunto. Para frenar sus 400 kilos de peso, recurre a discos de freno perimetrales de 420 mm de diámetro, abrazados por pinzas Nissin. En el eje trasero, recurre a un doble disco de 255 mm firmado por Brembo.

El Lazareth LM 847 tiene un precio desconocido, pero es una pieza única, no producida en serie.

El motor es un elemento autoportante en su chasis, con el resto de piezas construidas en fibra de carbono o metales ligeros. Una curiosidad es su transmisión, que es directa: posee un acoplamiento hidráulico de una velocidad, que transmite su potencia a las dos ruedas traseras mediante dos cadenas. Sólo tendremos que acelerar y frenar con esta moto, y quizá es mejor así ya que esta moto tiene potencia suficiente para arrancarnos de cuajo el casco de la cabeza. No se han publicado cifras de aceleración o velocidad punta.

Pero creo que ni siquiera es necesario. Es infernalmente rápida, y el piloto sentirá un verdadero infierno entre sus piernas con ese enorme motor generando calor a mansalva. Con el motor al descubierto, su aspecto impresiona al más pintado, y su pilotaje no es apto para todos los públicos.

Fuente: Lazareth
En Diariomotor:

Lee a continuación: ¿Cuáles son las 20 marcas que menos “contaminan”, que menos CO2 emiten? ¿Y las que más?

  • Issam

    Estooooo, te la entregan en una funeraria! Me imagino

  • nuevoenesto

    Será la protagonista de la próxima película de Mad Max.

  • ADN

    Es lo mas parecido que he visto a la Dodge Tomahawk en potencia y configuración de las ruedas. No puedo decir que es hermosa, pero sí que es tosca e imponente, brutal y me encanta.

  • Daniel Aguilar

    menuda bestia

  • ThePgR777 .

    Como no tenga ayudas electrónicas te vas a pasar la mitad del tiempo haciendo patinar las ruedas de detrás casi todo el rato, si tuviera marchas patinarían incluso en quinta marcha

  • Ese manillar de bicicleta no debe dar muy buen rollo a más de 300 por hora…

  • Pudin

    Me recuerda a la antigua Tomahawk….

  • Ing. Scarly

    Tremenda bestia, pero 400 kilos de peso, además no creo que sea tan fácil de maniobrar, un manillar demasiado sencillo para tremenda moto, el juego de gomas en vez de ayudar seria un desequilibrio total a la hora de virar a cualquier dirección, y el tremendo motor ni se diga, es una maquina de ensueño una obra maestra de ingeniería, solo eso no creo sea funcional…