Mazda2 a prueba: firme propuesta a referencia entre los utilitarios

 |  @HerraizM  | 

Mazda renueva a su utilitario y nos presenta a un nuevo Mazda2 que no podía llegar en mejor momento para la firma japonesa, con una gama completamente renovada, una nueva generación del Mazda MX-5, un Mazda CX-3 con halo de best-seller y buenos resultados de ventas. ¿Es este nuevo Mazda2 un utilitario a la altura de sus hermanos mayores?

Su diseño: adaptando el lenguaje Kodo al segmento B

El Mazda2 sigue el buen camino marcado por el Mazda3, por el Mazda6, y se presenta ante nosotros con una mirada rasgada, desafiante, bien integrada con la parrilla en forma de diamante. Sin duda su frontal es la parte más distinguida de su diseño, llevándonos a un lateral en el que destacan las curvas de su parte posterior, llegando a una zaga con unos pilotos bien resueltos y bien integrados con ese músculo posterior mencionado.

Se percibe una apuesta arriesgada, con carácter. El capó alargado (dentro de los estándares del segmento) dan forma a un habitáculo en apariencia, visto desde fuera, pequeño de agradable presencia visual.

Me gusta, me gusta la presencia del pequeño de Mazda y tengo que dar la enhorabuena a Mazda por dar vida a este lenguaje de diseño con tanta capacidad para adaptarse a segmentos tan dispares como una señora berlina como el Mazda6 y un pequeño utilitario como es este Mazda2.

Sin duda el rojo de la unidad que hemos probado es el que mejor le sienta.

En cifras, el Mazda2 cuenta con una longitud de 4.060 mm, una anchura (de espejo a espejo) de 1.983 mm, una altura de 1.495 mm y una distancia entre ejes de 2.570 mm. La capacidad de su depósito es de 44 litros y su peso mínimo en orden de marcha y sin conductor va desde los 970 a los 1.040 kg en función de la motorización.

Entrando en el interior del Mazda2

Abrimos la puerta y saltamos a su habitáculo. Su interior nos recibe con una grata muestra de buenos ajustes, una percepción que crece si nos subimos a bordo de las versiones más distinguidas, con acabado Luxury y Luxury Premium, incorporando este último una tapicería de cuero blanco que se extiende por los guarnecidos de las puertas y por el frente del salpicadero.

Al tacto y a la vista demuestra que está revestido con materiales de calidad, y guarnecidos muy aceptables, incluso en una versión básica. No tiene nada que envidiarle a un Polo en lo que a ajustes se refiere, pero cuenta con el añadido de tener un toque más arriesgado, un diseño más fresco.

Sí, hay algunas zonas de plásticos duros, pero no ensombrecen un conjunto que demuestra una atmósfera de bastante calidad, sobre todo si fijamos nuestra atención al puesto de conducción, protagonizado por una instrumentación bastante atractiva, que en función de la versión queda presidida por un atractivo tacómetro en lugar del velocímetro y con un Head-up display (en versiones Luxury Premium) al frente, algo raro de ver en este segmento.

El protagonismo de la consola central se lo lleva la pantalla flotante con una interfaz sencilla pero atractiva. Más abajo nos encontramos con las ruletas de la climatización, con un diseño clásico y siguiendo por el puente central nos damos de lleno con un controlador para el sistema multimedia de bastante buen aspecto, un nuevo guiño, al igual que el head-up display a segmentos superiores.

No faltan las tomas USB y no falta tampoco una buena presencia de huecos portaobjetos, aunque el ajuste de la guantera es mejorable.

Destaca también una serie de apliques con un aspecto símil a la fibra de carbono de buena presencia , algunos matices en aluminio, como la base de la consola central y el radio inferior del volante o unos también bien rematados aireadores circulares.

El espacio disponible en las plazas delanteras es más que correcto, en la línea del segmento, encontrándonos con unos asientos cómodos, aunque con unas orejas que no sujetan demasiado el cuerpo, algo que tratándose de un coche de este segmento y sin vocación deportiva no es tampoco demasiado reseñable.

Las plazas traseras si se antojan algo más limitadas, aunque totalmente válidas para el día a día. El asiento del medio es algo pequeño y obstaculizado por la continuación del puente central, que termina con una bandeja portaobjetos y el acceso a las plazas traseras no es todo lo ancho que nos gustaría, pero en líneas generales muestran una habitabilidad más que suficiente para el día a día.

El maletero del Mazda 2

El maletero del Mazda2 cuenta con una capacidad de 280 litros. Con este cubicaje no se puede posicionar como referencia en el segmento, pero sí es cierto que es más que válido para 3 maletas de cabina sin necesidad de apilarlas. Los asientos son abatibles y cuenta con ganchos e iluminación, aunque la boca de carga es algo alta.

Con los asientos abatidos la capacidad de carga asciende hasta los 950 litros.

Motores y acabados disponibles

Antes de arrancar y comprobar su dinámica conviene conocer brevemente la gama del Mazda2, aunque hablaremos de ella más adelante para contaros todos los detalles de los precios y sus descuentos.

Por motores la gama del Mazda2 queda conformada de la siguiente forma:

SKYACTIV-G 1.5 SKYACTIV-G 1.5 SKYACTIV-G 1.5 SKYACTIV-D 1.5
Potencia 75 CV @ 6.000 rpm 90 CV @ 6.000 rpm 115 CV @ 6.000 rpm 105 CV @ 4.000 rpm
Par máximo 135 Nm @ 3.800 rpm 148 Nm @ 4.000 rpm 148 Nm @ 4.000 rpm 220 Nm @ 3.200 rpm
Emisiones Euro VI Euro VI Euro VI Euro VI
Consumo homologado 4,7 l/100 km 4,5 (4,8) l/100 km 4,9 l/100 km 3,4 l/100 km
Emisiones de CO2 110 g/km 105 (112) g/km 115 g/km 89 g/km
Aceleración (0 a 100 km/h) 12.1 segundos 9.4 segundos (Auto: 12 segundos) 8.7 segundos 10.1 segundos
Velocidad máxima 171 km/h 183 km/h (Auto: 177 km/h) 200 km/h 178 km/h

Las versiones de 75 y 90 cv cuentan con una caja de cambios manual de 5 velocidades, mientras que el de 115 cv cuenta con una caja de cambios manual de 6 velocidades. La alternativa de 90 cv puede equiparse también con una transmisión automática.

Sus frenos son ventilados en el eje delantero y tambores en el tren posterior mientras que para su dirección se recurre a una asistencia eléctrica.

En cuanto a sus acabados nos encontramos con:

* Pulse: con luces diurnas, aire acondicionado, toma USB, elevalunas eléctricos en las 4 ventanillas, acceso sin llave, arranque por botón y llantas de acero de 15 pulgadas.

* Style: sobre el acabado Pulse se añade el control de velocidad, el volante multifunción, el sistema bluetooth, asientos traseros con división 60/40, espejos calefactados y el volante y pomo del cambio en cuero.

* Style +: sobre el acabado Style se añade el reproductor de CD, la pantalla táctil a color de 7 pulgadas, el sistema de sonido de 6 altavoces (normal de 4 altavoces) y llantas de aleación de 15 pulgadas.

* Style+ Confort: añade el climatizador automático, sensor de lluvia y luces y sensor de aparcamiento trasero.

* Luxury: añade retrovisores exteriores plegables, faros Full Led, luces diurnas LED y sistema de asisntecia a la frenada en ciudad.

Además los acabados Style+ y Style+ Confort reciben el pack Style+ de regalo con cristale straseros tintados, faros antiniebla y sistema de alerta de cambio involuntario de carril, mientras que el acabado Luxury recibe un pack de regalo en el que se incluyen unas llantas de aleación bitono de 16 pulgadas y un nuevo acabado para el colín del escape.

En Diariomotor:

Lee a continuación: Mazda2 2015: las 4 claves del moderno y tecnológico utilitario

Solicita tu oferta desde 11.350 €
  • Miguel

    Llevar frenos de tambor traseros deprecian mucho la imagen de cualquier coche. Quizás no los necesite, pero da una sensación de racaneo que lo aleja de dar una imagen de calidad.

    • Oliver

      Yo, al verdad, no le doy ninguna importancia a ese detalle. También se le criticó lo mismo al Clio y al Captur, y luego en las pruebas hacen muy buenas mediciones de frenada y no padecen de “fading”. Y sí, no quedarán tras unas abiertas llantas de aleación tan pintones como unos discos, pero a cambio son económicos y duraderos. Mientras no hablemos de coches deportivos o caros, no les veo ningún problema.

  • Jose

    Lo de despejar al máximo la consola para poner esa pantalla de pegote le ha salido a Mazda fatal fatal