8 secretos de Pegasus que quizás desconocías: esta Semana Santa te vigilará desde el cielo

 |  @davidvillarreal  | 

Nos vigila desde las alturas y es el auténtico terror de los conductores, al menos de aquellos que infringen el código de circulación. Pegasus es una de las herramientas más efectivas de la Dirección General de Tráfico y más temidas por los conductores. La presencia de helicópteros para la vigilancia y el control del tráfico no es reciente, se remonta a los años sesenta, pero a lo largo de los últimos años estos helicópteros se han convertido en precisas y efectivas máquinas gracias a la incorporación del sistema Pegasus, una avanzada tecnología que es capaz de detectar con precisión excesos de velocidad a cientos de metros de altura y hasta un kilómetro de distancia. Y estos son algunos de los secretos de Pegasus, y las cifras de sus primeros años de trabajo.

1. 3.821 son las horas de vuelo que ha sumado la flota Pegasus, en misiones de vigilancia, durante los últimos tres años. Recuerda que los helicópteros Pegasus ya están presentes en las agrupaciones de A Coruña, Madrid, Málaga, Sevilla, Valencia, Valladolid y Zaragoza, lo que no impide, por supuesto, que se utilicen para controlar las carreteras de otras provincias aledañas. Cada vuelo de Pegasus suele durar un máximo de 2,5 horas, tiempo en el cual se puede vigilar un tramo de carretera de hasta 300 kilómetros.

2. Pegasus ha emitido 18.274 denuncias, una cifra importante si tenemos en cuenta que ha servido para controlar 76.417 vehículos.

3. La velocidad media de los excesos de velocidad identificados fue de 130 km/h. En vías limitadas a 120 km/h, esa media ascendió a 148 km/h. Mientras que en las vías limitadas a 90 km/h la media se situó en 122,7 km/h.
4. De récord: la máxima velocidad captada por Pegasus en un tramo limitado a 90 km/h fue de 199 km/h, y llegó hasta los 242 km/h de un conductor cazado en una vía limitada a 120 km/h.
5. Pegasus está preparado para captar incluso los excesos de velocidad más exagerados, siendo capaz de detectar excesos de hasta 360 km/h.
6. Pegasus es capaz de trabajar a una altura de 300 metros y un kilómetro de distancia, aunque la distancia de trabajo más adecuada se sitúa entre los 400 y los 700 metros.
7. Pegasus puede vigilar un vehículo cada 3 minutos. Para ello cuenta con dos cámaras, una panorámica, y otra con un zoom muy potente capaz de centrar su objetivo en el coche para captar la infracción y leer la matrícula.
8. Pegasus no solo controla excesos de velocidad. También es altamente preciso para identificar infracciones varias, como no respetar la distancia de seguridad, distracciones, uso del teléfono móvil, no utilización de casco o cinturón, y maniobras peligrosas.

Fuente: DGT
En Diariomotor:

Lee a continuación: ¿Cómo se ha librado este conductor de 300€ de multa y 2 puntos por un exceso de velocidad?

  • XacTiu

    Le damos un aplauso? Es mas segura la carretera con este aparato recaudador?
    Somos pioneros en tecnología de multar… Ahora bien por que no mejor aclarar que la tecnología del radar de “Pegasus” esta prohibida para uso civil en el resto del mundo civilizado? Es una tecnología de uso militar dado que es lesivo para la salud ocular de los infractores. Pero bueno mejor aplaudamos este derroche de dinero para perseguir infracciones… Ahora bien por que no se pone en una rotonda a ver si usamos o no el intermitente… Claro que no poner el intermitente es un despiste e ir a 140 es poco mas que apuntar con una escopeta a la vida de los otros conductores… Que hipocresia y que forma de demonizar a los conductores. Inviertan en seguridad no en multar, pero es poco rentable eso.

    • v-8

      si señor mas claro …….el agua ,a lo de las rotondas yo añadiria haber quien circula correctamente por ellas

    • Oscar GC

      amen!! mas razón que un santo, pero claro es mejor que se mate la gente con los quita-miedos y que la gente este mas pendiente de los radares y provocando accidentes por ello.

  • Crazy

    Ole xactiu 👏👏

  • David Bueno

    Todos preferimos que se emplee el dinero en otras cosas, pero no se tendría que gastar en esto si TODOS cumpliéramos con la normativa vigente. Creo que no es muy difícil ver a diario como algún conductor no conduce/conducimos de la forma adecuada, excesos de velocidad, distracciones varias, alcohol, adelantamientos indebidos…

    • XacTiu

      Claro todos los accidentes son culpa de la velocidad, no recuerdo cual era un estudio el cual solo atribuye el exceso de velocidad a un porcentaje menor al 5% de los accidentes de trafico… Pero como la DGT lleva años diciendo que la velocidad es la culpa de todo… Si razón no le falta a 0 es muy raro que ocurran accidentes pero que digan que la mayoria de los accidentes es por culpa de la velocidad es una simple excusa para minar las carreteras de radares.
      Claro que cumplir la normativa sea la prioridad pues que se cumpla a rajatabla no solo la velocidad.
      Si en los presupuestos ya saben las multas que van a poner antes de que las cometamos, eso quiere decir que somos malos cuando a ellos les interesa. Dinero, simplemente dinero. Las vidas es lo de menos.

      • David Bueno

        Pegasus no sólo mide la velocidad, también no llevar el cinturón, utilizar el móvil, ir mirando papeles mientras se conduce, adelantamientos indebidos…No me estaba refiriendo exclusivamente a la velocidad.
        Cuando los coches vayan sólos, espero que estos gastos se dejen de hacer.

  • Todas las multas son para recaudar. Yo aún no entiendo como llevar un pinganillo bluetooth en el oído para hablar por teléfono está prohibido cuando es un manos libres como la copa de un pino. Y sin embargo se permite fumar y llevar un cigarro en la mano. Es para cagarse.

  • Abreojos

    Mucho pegasus pero las carreteras hechas una porquería con años de abandono que faltan hasta las señales. El negocio de un politico es comprar cacharros como el pegasus y coger el sobre debajo de la mesa, más negocio redondo todavía si encima se da el mantenimiento de los cacharros a la empresa de un amigo, entonces los sobres por debajo de la mesa se convierten en costantes para el politicastro. Cuando un pegasus se estrelle y mate a un atomovilista, a toda la gente de autocar o caiga en zona poblada lo lamentaremos todos.