Así es el BMW M4 GTS que de ahora en adelante hará de Safety Car en el DTM

 |  @sergioalvarez88  | 

Desde hace ya años, BMW suministra el Safety Car del DTM. El año pasado BMW nos presentó el sistema de inyección de agua del BMW M4 GTS al presentarnos al M4 Safety Car de la categoría reina de las motos. Aunque aún no se llamaba GTS, todos los ingredientes que terminarían en el nuevo M4 GTS ya estaban ahí. Para la temporada 2016 del DTM, el Safety Car ya es un BMW M4 GTS de producción, pintado en color blanco y con no pocas chucherías. ¿Estáis listos para que los dientes se os pongan un poco largos con este coupé deportivo?

¿Cómo es el BMW M4 GTS Safety Car del DTM?

El BMW M4 GTS es el BMW M más rápido jamás producido. Hace el 0 a 100 km/h en sólamente 3,8 segundos.

En primer lugar, es de color blanco nacarado y en su carrocería lleva bien visible el logotipo de la competición, así como adhesivos que indican que se trata del Safety Car. No existen más modificaciones exteriores, más allá de las obligatorias luces estroboscópicas LED montadas sobre el techo, y ocultas tras los riñones que conforman su calandra. Otra modificación importante sobre el coche de producción es una pequeña antena adicional en el techo, para que el piloto se comunique por radio con la torre de control del circuito.

Lo mejor es que el coche se ha entregado de serie al DTM con el pack opcional Clubsport. Este pack es gratuito para los clientes que lo encarguen en su M4 GTS de producción, e incluye una jaula antivuelco interior en color naranja, un pequeño extintor de incendios y cinturones de seguridad de seis puntos. ¿Pero por qué se ha escogido al M4 GTS como Safety Car? Según BMW, porque es lo suficientemente potente y rápido como para que los coches que le preceden tras su intervención se mantengan “calientes”.

Es decir, que sus frenos y sus neumáticos no pierdan la temperatura óptima a la que funcionan a ritmo de competición. BMW sabe que el M4 GTS es su M más eficaz, y para poder mantener a los coches de competición a buen ritmo, él tiene que ir al límite. Con un tiempo de vuelta en Nürburgring de 7:27 – puedes ver el vídeo en ese enlace – no dudamos de su eficacia. Su motor 3.0 TwinPower Turbo con 500 CV de potencia – asociado a una caja de cambios de doble embrague y siete relaciones – le permite ser el BMW Motorsport más rápido jamás creado.

Otras innovaciones – además de su sistema de inyección de agua – son sus pilotos traseros OLED y una dieta de adelgazamiento de más de 100 kg sobre un BMW M4 Coupé. La marca bávara ha removido cielo y arena para hacer de este deportivo limitado a 700 unidades uno de los Motorsport más especiales de la historia.

Fuente: BMW
En Diariomotor:

Lee a continuación: 35 claves para conocer a fondo al BMW M4 más radical, al BMW M4 GTS

Ver todos los comentarios 0