El taxi del futuro ya rueda en Estados Unidos: Uber comienza a probar vehículos autónomos

 |  @sergioalvarez88  | 

Hace unos años, mi compañero Luis Ortego escribió un interesante artículo en el que nos hablaba de cómo serían las ciudades en el año 2030. Entre otras cosas, predijo como los taxis autónomos llegarían a nuestras puertas, llevándonos hasta nuestro destino sin interacción humana, con completa seguridad. La “profecía” era cierta, pero posiblemente no tengamos que esperar hasta 2030 para que los taxis autónomos pueblen nuestras calles. Uber ya ha comenzado pruebas en Pittsburgh (Estados Unidos) del taxi del futuro.

En marzo Uber se adhirió a la plataforma creada por Google para apoyar el desarrollo de tecnologías de conducción autónoma.

Uber ha elegido Pittsburgh, la ciudad del acero, como sede de su “Advanced Technologies Center”, un centro de desarrollo tecnológico que trabaja con el objetivo de desarrollar – entre otras cosas – el taxi del futuro. La ciudad americana destaca por su tradición innovadora, y es la sede de la Carnegie Mellon University, un centro educativo de prestigio internacional en robótica. Tras una caza de talentos en esta universidad, los investigadores de la empresa tecnológica ya han puesto a rodar los primeros Uber autónomos.

El proyecto usa un Ford Fusion Hybrid como plataforma de desarrollo, y de momento, no se está usando para ofrecer servicios de transporte. En el coche va siempre un ingeniero, acompañado de equipamiento, sensores y radares de alta tecnología. Actualmente, se encuentran elaborando un detallado mapa de las calles. El siguiente paso será conferir capacidades autónomas al coche, y ajustar su interacción con el resto de usuarios de las calles. Dentro de la excepcional tecnología de un coche autónomo, este peculiar Uber es uno más.

Cargado de sensores, cámaras y radares de proximidad, el Ford Fusion Hybrid de Uber ya ha dado sus primeros pasos autónomos.

Si todo sigue marchando bien, estimamos que comenzarían pruebas piloto en cuestión de meses, con toda seguridad bajo estricta supervisión humana. La ciudad de Pittsburgh también colabora en este proyecto, y ha extendido su apoyo legal a otros fabricantes de vehículos autónomos. El desarrollo del coche sin conductor parece imparable, y el proyecto de Uber nos da pistas claras acerca del futuro de la movilidad – y el modelo de negocio de la empresa. Si hay una empresa que se va a beneficiar directa y fuertemente de este tipo de vehículos, es Uber.

No trabajan por amor al progreso tecnológico, sino más bien por amor a la rentabilidad. El progreso es innegable, y el futuro parece pasar necesariamente por una revolución tecnológica y legislativa para el sector del taxi – cargada de retos, así como conflictos sociales y económicos.

Fuente: The Verge
En Diariomotor:

Lee a continuación: 2025: el año en el que deberíamos ver el primer coche totalmente autónomo de Audi

  • AntiSpy

    Brillante!

  • Ben

    Y ya está os hacéis cargo del mundo del taxi y los taxistas que se jodan, se supone que ellos tendrán prioridad a la hora de comprar estos vehículos y dedicarlos a su labor de trabajo, además quien dice que estos vehículos van ha poder circular sin conductor ? Uber ?

  • Ben

    Citroen tiene el C4 grand Picasso, autónomo y no se anda vendiendo motos, creo que a los yankis les pisaron el chollo, pero como es europeo , para que darle la publicidad que se merece ?