El SEAT Ateca y los Clinic de producto: cuando el cliente es el que crea el coche

 |  @davidvillarreal  | 

Dice SEAT que el cliente siempre tiene la razón. A la hora de diseñar un coche también. Me encanta recordar aquel capítulo de Los Simpson en el que Homer recibe un encargo muy particular, el de diseñar un automóvil en función de sus gustos y necesidades, que en teoría son los mismos del ciudadano medio de los Estados Unidos. En ese papel que esta serie ha interpretado como fiel reflejo de la realidad, nos encontramos con que la visión del coche perfecto de Homer acaba siendo un auténtico Frankenstein, un terrible fiasco. Volviendo a la realidad del sector del automóvil, sí hemos de tener en cuenta que el cliente juega un papel fundamental en el desarrollo de un automóvil. Y el mejor ejemplo lo tenemos en el proceso de desarrollo del SEAT Ateca, el nuevo SUV de la marca de Martorell, y los Clinic del SEAT Ateca que se realizaron para antes de su lanzamiento. Ver gama y precios del SEAT Ateca.

¿En qué consiste un Clinic de Producto como el del SEAT Ateca?

Antes de que un producto llegue a los concesionarios, o incluso se presente en público, la marca reúne a un equipo de potenciales clientes para analizar su coche. En el caso del SEAT Ateca, la marca española menciona que suelen trabajar con la evaluación de entre 300 y 500 clientes potenciales de diferentes mercados. El objetivo no es otro que tener una visión de sus impresiones, de cómo sus necesidades quedarían cubiertas por el producto, una visión externa de ciudadanos de a pie, sin ninguna conexión con el negocio que nos ocupa, el de la industria del automóvil.

Los Clinic son muy importantes, en tanto sirven para identificar errores de diseño, o aspectos susceptibles de mejora, en un momento en el que todavía hay margen para resolver cualquier problema y modificar algunos elementos.

Evidentemente esta práctica no está limitada a SEAT, ni tampoco a la industria del automóvil. Hace tiempo Nissan nos contaba que en el proceso de desarrollo del nuevo Nissan Qashqai, muy cerca de su lanzamiento, habían llegado a la conclusión de que su coche necesitaba unos reposavasos más amplios, para cumplir con las necesidades de sus clientes en Japón, y que sirvieran para sostener unos envases de té que se habían puesto de moda en el País del Sol Naciente.

Según SEAT, el lanzamiento de un producto viene precedido por tres Clinics en los tres años previos a su lanzamiento. El primero se enfoca en madurar la idea y la viabilidad del proyecto. El segundo está más centrado en el producto. Y el tercero se encarga de madurar su posicionamiento comercial. Esos clientes tienen acceso a un automóvil de preserie, prácticamente definitivo, mucho antes de que llegue a los concesionarios, e incluso de que te hablemos de él en este medio.

El responsable de marketing de SEAT reconocía que en estos Clinic se ha llegado a modificar productos, aunque no se menciona cuales, en los que por ejemplo han llegado a la conclusión de que el puesto de conducción debía estar en una posición más elevada. En un caso extremo, los Clinic pueden incluso llegar a paralizar la comercialización de un modelo. Pero estaréis conmigo que en un producto como el SEAT Ateca, cuyo problema principal es que SEAT no lo hubiera lanzado antes para cubrir las necesidades del público, cada vez mayor, que opta por un SUV, ese jamás hubiera sido un problema.

Fuente: SEAT
En Diariomotor:

Lee a continuación: ¿Un SEAT Ateca Cupra? ¿Tiene sentido un Ateca de 300 CV?

Solicita tu oferta desde 17.900 €
  • MKL

    Este articulo apesta a publicidad encubierta.