Nikola: el Tesla de los camiones es eléctrico, con 2.000 CV y turbinas (y ya tiene 7.000 reservas)

 |  @davidvillarreal  | 

Todos quieren ser Tesla. Pero algunos apenas lo disimulan. Hasta el punto en que, siguiendo el homenaje de la compañía de Elon Musk a Nikola Tesla, la nueva compañía de vehículos eléctricos que ya comienza a estar en boca de todos ha escogido su nombre de pila, en vez de su apellido, para presentarse como Nikola Motor Company. ¿Y cuál es el gran reto de Nikola Motor Company? Comercializar el Tesla de los camiones. Imagínate una cabina tractora completamente eléctrica, con 2.000 CV de potencia, cerca de 2.000 kilómetros de autonomía y una tecnología muy avanzada que incluye turbinas. ¿Es todo humo? ¿O de verdad estamos ante una apuesta revolucionaria?

Estos días se hacía público que el Nikola One, una cabeza tractora moderna, eficiente, y espectacular, ya ha cerrado más de 7.000 reservas con depósito. Lo cual no deja de ser sorprendente, si tenemos en cuenta que su presentación oficial, el momento en que se desvelará en público y no en recreaciones informáticas, se producirá dentro de cinco meses, el día 2 de diciembre de 2016.

El Nikola One pretende comercializarse bajo un modelo de leasing que costará entre 4.000 y 5.000 dólares en Estados Unidos, entre 3.546 y 4.433 euros, según el cambio actual. Un precio ridículo si tenemos en cuenta el coste de un camión diésel y, sobre todo, el coste de sus repostajes. Cada 72 meses, o un millón de millas (1,61 millones de kilómetros), el cliente podrá remplazar su Nikola One por uno nuevo.

¿Por qué un camión eléctrico?

Nikola Motor Company lo tenía muy claro. La electricidad es la solución perfecta para el transporte por carretera. Por sus prestaciones, muy superiores a las de una cabeza tractora diésel de 500 CV, el Nikola One parece una apuesta más que interesante. Por su eficiencia, especialmente a la hora de lidiar con las irregularidades del terreno, de recargar energía al descender pendientes y de mantener el consumo energético a raya subiendo pendientes, el Nikola One es también la solución ideal para el transporte.

Evidentemente, y dadas las necesidades energéticas de un camión, el Nikola One tiene sus peculiaridades que lo diferencian significativamente con un coche eléctrico, por ejemplo un Tesla Model S. Para empezar se necesitan unas baterías inmensas. El Nikola One equipará un pack de baterías de 320 kWh, que es prácticamente tres veces lo ofrecido por un Tesla Model S P90D.

Aún así, sigue siendo necesario depender de un combustible fósil para extender la autonomía. En este caso Nikola One ha recurrido a un sistema de turbinas, que si bien no es adecuado para mover un vehículo, se antoja como la solución más cercana a la perfección para un sistema de recarga de baterías como este. Las turbinas única y exclusivamente se utilizarán para recargar las baterías, puesto que la movilidad del Nikola One es plenamente eléctrica, y podrá adquirirse con turbinas compatibles con gasolina, diésel y gas natural.

¿Tendremos que acostumbrarnos pronto a ver por nuestras carreteras a toda una serie de camiones eléctricos como el Nikola One?

Fuente: Nikola Motor Company
En Diariomotor:

Lee a continuación: ¿Se te queda pequeño tu Mercedes-AMG G 63 6×6? Prueba con este SUV-camión, un enorme Ford F-650

  • Txesz

    Como idea está bien,pero claro: todo funciona en el Power Point.

  • ADN

    Tesla, Mercedes-Benz, Renault, Nissan, Mitsubishi, VAG, Ford, Chevrolet, Honda…todos tienen ya su eléctrico, o lo introducirán a cortísimo plazo.
    El futuro es eléctrico sí o sí., por lo que un camión eléctrico no es mala opción, siempre y cuando ofrezca una autonomía más que suficiente.
    Espero el proyecto no se quede sólo en eso, en proyecto.

  • Rest

    La idea ajusta de maravilla a tenor de cómo se van extendiendo e incorporando paulatinamente cambios de naturaleza eléctrica. El diseño de esa cabeza de camión es espectacular dicho sea de paso.