#GarajeDiariomotor: transformamos al Jeep Renegade en un mini-Wrangler descapotable con el techo desmontable MySky

 |  @sergioalvarez88  | 

El Jeep Renegade que hemos terminado de probar esta semana está lleno de sorpresas. Ya os he hablado de la multitud de huevos de Pascua que habitan en su diseño, como esa pequeña araña escondida tras la tapa del depósito de combustible, que nos dice “Ciao, baby!”. En esta segunda entrega del #GarajeDiariomotor – en la que os hablamos de algunos aspectos interesantes de los coches que probamos, su “cara B” – os hablaré del techo desmontable MySky. Gracias a él, podemos convertir a nuestro Jeep Renegade en un mini-Wrangler descapotable.

El techo desmontable MySky es un extra de 1.660 euros, aunque es de serie en los 75th Anniversary Edition.

Los Jeep Renegade 75th Anniversary Edition equipan de serie el techo solar MySky. Es una opción de 1.660 euros de coste en otras versiones de la gama Renegade. No debe confundirse con el CommandView, un techo solar practicable de cristal. El techo MySky consiste en dos paneles opacos, construidos en plástico y fibra de vidrio, que cubren el habitáculo. Normalmente, funcionan como cualquier techo solar: el panel delantero se abre, dejando pasar la brisa y permitiendo una sensación agradable de circulación a cielo abierto.

El panel trasero no es practicable, aunque sí desmontable. Es posible desmontar ambos paneles, y para hacerlo, sólo tenemos que introducir una pequeña herramienta especial – con la forma de la calandra de Jeep – en un orificio junto al tirador del techo. El tirador manual queda desbloqueado, y sólo tenemos que empujarlo hacia arriba para desmontar los paneles del techo. Al estar construidos en fibra de vidrio son ligeros – no llegan a los cinco kilos – y los puede desmontar una sola persona sin ayuda.

El proceso de montaje y desmontaje es sencillo, y lo puede hacer una persona sin ayuda.

El proceso es idéntico para el panel trasero. Su almacenaje es posible gracias a una bolsa específica, en la que ambos paneles encajan perfectamente. Esta bolsa se almacena en el maletero, y se sujeta a sus ganchos mediante unos sencillos velcros. El proceso de desmontaje es sencillo, y se completa instalando un pequeño deflector aerodinámico en el marco del techo delantero. Es ahora cuando podemos disfrutar de un pequeño descapotable, que nos recueda que comparte ADN con el Jeep Wrangler y su enorme techo desmontable.

Cuando lleguemos a destino o el tiempo amenace lluvia, tocará volver a instalar los paneles. Se diferencian por detalles amarillos en el panel delantero y detalles azules en el panel trasero. Se colocan sobre el hueco, y con su parte trasera enganchada, se acciona el tirador hacia delante, quedando fijos en su posición inicial. He de reconocer que durante un par de minutos me tuve que pelear con el panel delantero, pero como os he dicho, es cuestión de práctica. Repite la maniobra unas cuantas veces y perderá toda su dificultad.

Me gusta que estos paneles sean tan ligeros – de fibra de vidrio – y me gusta que su aislamiento sea bueno. No he notado que provoquen ruidos aerodinámicos o su aislamiento sea inferior a un Jeep Renegade sin techo practicable. Tampoco han provocado crujidos al pasar por zonas bacheadas, y no han dejado pasar una gota de agua: han soportado sin drama alguno una tromba de agua asturiana. En resumen, que me parece una opción recomendable – aún siendo algo cara – para los que quieran dar un toque más aventurero a su Renegade.

En Diariomotor:

Lee a continuación: #GarajeDiariomotor: cenando junto al Mazda Koeru Concept, el BMW X4 de Mazda

Solicita tu oferta desde 16.795 €
  • .Motorhome.

    Como ya dije en la anterior entrada me gusta mucho esta “pijada”, le da personalidad. Además el diseño del Renegade en general me parece atractivo.