El último de los V8: no habrá reemplazo para los nuevos V8 del Grupo Volkswagen y Porsche

 |  @sergioalvarez88  | 

Es el último de los V8, decía el jefe de mecánicos a Mad Max cuando le hacía entrega de su fantástico Ford Falcon Pursuit, en la distópica película de George Miller. Lo mismo tendremos que decir cuando probemos uno de los V8 desarrollados por Porsche y el Grupo Volkswagen para su uso en la última generación de vehículos deportivos. El motor estrenado en el Porsche Panamera Turbo será el último V8 que el Grupo Volkswagen fabrique. No habrá reemplazos. La extinción de los grandes V8 ha comenzado.

Nos estamos adelantando a los acontecimientos. La generación actual de motores V8 TFSI del Grupo Volkswagen ha sido recién renovada. El primer vehículo en montar estos nuevos V8 biturbo de 4,0 litros será el nuevo Porsche Panamera. La diferencia fundamental con los anteriores motores es la disposición de los dos turbocompresores. Son motores denominados “de V caliente”, o “hot-V”, como se denominan en inglés. Los dos turbos están situados entre las dos bancadas del motor. Las ventajas son una mayor y más natural entrega de potencia.

Sin entrar en demasiados detalles, en una entrevista realizada por Autocar a Audi, un portavoz de la marca anunciaba que posiblemente fuese la última generación de motores V8 desarrollados por el Grupo Volkswagen. El grupo estima que 2025 será la fecha en la que estos motores desaparezcan al completo. Para entonces, sólo motores de menos de seis cilindros vivirán bajo los capós de sus coches, de los que esperan que entre un 25% y un 35% sean completamente eléctricos. Objetivos sin duda ambiciosos, pero no irreales.

El Grupo Volkswagen prefiere centrar sus recursos en el desarrollo de una nueva generación de coches eléctricos.

El futuro de los motores del Grupo Volkswagen pasa por el downsizing. Se cree que los próximos Audi RS4 y R8 tendrán un motor V6 turbo como motorización, probablemente con tecnología de turbos eléctricos con la eficiencia y entrega de potencia en mente. Para el consorcio alemán es difícil justificar la inversión en una familia de motores V8, teniendo en cuenta la gran cantidad de recursos que deben invertir en el desarrollo de propulsores eléctricos y baterías para los millones de coches eléctricos que esperan vender.

Los motores V8 – ya ni hablemos de los V10 y W12 – terminarán siendo un reducto de fabricantes de bajo volumen y empresas estadounidenses, que también empiezan a descubrir los beneficios del downsizing. Los nuevos V8 de “V-caliente” del Grupo Volkswagen serán equipados por multitud de modelos, pero tienen fecha de caducidad. Lo mismo ocurrirá con el nuevo motor V8 TDI con compresor eléctrico que ha estrenado el Audi SQ7 TDI – y que previsiblemente será equipado también por la nueva generación del Audi A8.

Este motor también será equipado por la segunda generación del Porsche Panamera, y según comentan fuentes en Porsche, el resultado de la integración es impresionante. La evolución de la industria automovilística es rápida e imparable. Disfrutemos de los V8 mientras podamos.

Fuente: Autocar
En Diariomotor:


Lee a continuación: Volvo PowerPulse: lo hemos probado y esta ha sido nuestra experiencia

  • CarlosAMG

    Una pena la verdad,porque ademas como ya ha quedado demostrado el downsizing no es la solucion ni la panacea.

  • ADN

    Incluso iconos del V8 como las grandes pick up Ford F series ya están abandonando los V8, el Mustang GT500 posiblemente lo reemplace por el V6 Biturbo EcoBoost del Ford GT, Nissan tiene uno de los mejores deportivos de la última década con un V6.
    En algunos países ya para el 2030 ni V8, ni V6, ni L4 ni ningún otro de combustión interna.

    • R.E. Olds

      Nos duele a todos, pero las circunstancias mandan.

  • nuevoenesto

    ¿Y para cuándo un Bugatti bicilíndrico?

  • Danielrs500

    solo los autos 100% eléctricos deberán ser el remplazo de los motores a combustión, esos puntos intermedios como son los hibirdos y los de rango extendido, tienen los días contados.

    • Leonmafioso

      Será una pena ver morir una parte muy larga de la automoción, pero si queremos un futuro más agradable y aire limpio para nuestros hijos y nietos, los petrolhead debemos asumir que los combustibles fósiles son un problema y que debemos cambiarlos por algo más saludable para el planeta.

      • ADN

        Eso y que el coche eléctrico existe casi desde que existe el coche de combustión interna. Pero intereses económicos y una pobre autonomía portátil truncó su desarrollo, que se tomó en serio hasta finales del siglo XX.
        Los motores a vapor reinaron el siglo XIX, los de combustión interna el siglo XX, el siglo XXI conseguridad será eléctrico (en sus diferentes modalidades).