La Guardia Civil estrena un SEAT León TGI de Gas Natural: ¿por qué deberíamos seguir su ejemplo?

 |  @davidvillarreal  | 

¿Se pueden conseguir autonomías – teóricas, eso sí – de 1.340 kilómetros sin recurrir al diésel? Sí, se puede. La solución más socorrida para conseguirlo es la de optar por un vehículo bifuel, alimentado con gasolina y un combustible alternativo, como el GLP, o el GNC, el gas natural comprimido, como el de este SEAT León. Y es que esa última ha sido la opción escogida por la Guardia Civil, que a partir de ahora contará con un SEAT León de gas natural, el nuevo patrullero de la flota de vehículos del Cuerpo de Seguridad. Y parece que será el primero de muchos otros.

¿Y por qué gas natural? La respuesta sencilla, y de la cual no nos deberíamos olvidar, la encontramos en el hecho de que la compañía energética Gas Natural Fenosa y la Guardia Civil hayan firmado un acuerdo de colaboración para mejorar sus instalaciones, y la eficiencia del parque móvil. Eso quiere decir que en el futuro, si los estudios acerca del uso del gas natural son favorables, se irán incorporando a la flota nuevos vehículos alimentados con gas natural.

Mientras tanto, Gas Natural Fenosa sigue llevando a cabo su estudio de eficiencia para proponer alternativas que, cumpliendo con los procedimientos de la Ley de Contratos del Sector Público, permitiría a la compañía la firma de nuevos contratos que incluirían la mencionada reforma de instalaciones para facilitar el repostaje de gas natural.

Gas Natural Fenosa estudia cómo mejorar la eficiencia del parque de vehículos de la Guardia Civil mediante el uso de motores bifuel, alimentados por gasolina y gas natural.

Y de nuevo hagámonos esta pregunta, ¿por qué el gas natural es apropiado para la Guardia Civil y este, y otros combustibles alternativos, también lo serían para el resto de conductores?

El gas natural es muy limpio con respecto a otros combustibles, como el gasóleo, o la gasolina, especialmente en lo que respecta a sus bajas emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx), los culpables de algunos de los episodios de contaminación que se han vivido en grandes ciudades como Madrid. El gas natural también es económico, y rentable. Su coste por kilómetro, según las expectativas de Gas Natural Fenosa y SEAT, se reduce entre un 30% y un 50% con respecto a un diésel, y entre un 50% y un 60% con respecto a un gasolina equivalente.

Al tratarse de un vehículo bifuel, y más concretamente un SEAT León 1.4 TGI de 110 CV, recordemos que este vehículo contará con dos depósitos, uno para la gasolina, y otro para el gas natural, que suele instalarse en el lugar que habitualmente ocupa la rueda de repuesto. El depósito de gas natural cuenta con una autonomía para 420 kilómetros, con un consumo homologado de 3,6 kilogramos de gas natural cada 100 kilómetros, y unas emisiones de CO2 de 96 g/km. Con gasolina, contaría de una autonomía adicional homologada de 920 kilómetros. En condiciones reales, es previsible que la autonomía fuera inferior, obviamente, aunque aún así se situaría en unas cifras muy favorables.

Aunque la red de distribución de gas natural para vehículos sigue creciendo, aún solo cubre algunas capitales españolas.

El gran problema sigue estando en que para que esta sea una alternativa razonable para un particular será necesario contar con una red de distribución adecuada. De salir adelante el proyecto, y firmarse nuevos contratos con Gas Natural Fenosa, no nos quepa la menor duda de que la benemérita contará con sus estaciones de repostaje de gas natural. Aunque cada vez existen más estaciones para la recarga de gas natural en vehículos, y no solo gestionadas por Gas Natural Fenosa, la red de distribución aún no es lo suficientemente extensa como para cubrir más que algunas capitales. En Madrid, por ejemplo, sí existen bastantes estaciones de gas natural. Ver mapa de estaciones de carga públicas de gas natural.

Aunque un vehículo de gas natural sea bifuel, y también pueda funcionar con gasolina, es evidente que en el momento en que no podamos disfrutar de sus ventajas, no será una opción recomendable.

Aún así no debemos olvidarnos de la importancia de las alternativas bifuel, basadas en combustibles como el gas natural, o el propio gas licuado del petróleo (GLP), que sí cuenta con una red de distribución mucho más extensa, en infinidad de gasolineras repartidas por todo el territorio natural.

Fuente: SEAT | Gas Natural Fenosa
En Diariomotor:

Lee a continuación: Nuevo SEAT León SC FR Ultimate Edition: muy equipado, con un motor gasolina de 150 caballos y por menos de 20.000 euros

Solicita tu oferta desde 14.990 €
  • X 2.0

    Quitando que el de en medio de la foto es un sinvergüenza, me alegro por la noticia. A mi me gustan los coches a gas, tienen muchas ventajas, un amigo de la familia siempre ha tenido todos sus coches a gas, y da gusto hacer viajes largos gastando mucho menos que con gasolina o diesel, y actualmente, de los combustibles fósiles, es el mas limpio. Las conversiones a gas también son interesantes para disfrutar de coches de gasolina que suelen ser repudiados por sus consumos, sobre todo coches viejos pero buenos, como BMW, Mercedes o Audi.

  • jorge

    Solo puedo decir que ya era hora y aplaudo el camino que van a seguir. Primero por usar una marca nacional que fabrica en España el modelo, segundo porque el GNC es muchísimo mas ecológico que el diésel y tercero porque el Leon es un coche que ha demostrado buena reputación y fiabilidad