Tu próximo coche podría tener airbags externos para protegerte en caso de accidente. Foto 1 de 2.