La primera moto de Aston Martin tiene un motor turbo de 180 CV y cuesta más que un Porsche 911. Foto 10 de 11.