Actualizado 05:37

Prueba Audi R8 RWS: a los mandos del coche más divertido de Audi Sport (+Vídeo)

Un cambio sin precedentes en Audi, un punto de inflexión llamado Audi R8 RWS que hoy ponemos a prueba para conocer a la Audi Sport más divertida
 |  @ClaveroD  | 

Imposible, eso es lo que todos pensamos cuando escuchamos por primera vez que Audi estaba trabajando en un superdeportivo, una locura que terminó llamándose Audi R8 y que va ya por su segunda generación. Ahora Audi, mejor dicho Audi Sport, lo ha vuelta a hacer, dejándonos con cara de poker al descubrir su primer tracción trasera bajo la edición limitada Audi R8 RWS. Para los fans de la marca quizá suene a pecado borrar el logotipo quattro y todo cuanto ello implica, pero Audi Sport quiere romper moldes y este Audi R8 RWS que hoy ponemos a prueba es sólo la primera de muchas sorpresas que están por venir .

quattro ha sido el sello obligado en los modelos más deportivos de Audi, hasta ahora…

El R8 RWS es un concepto que según los ingenieros detrás de su desarrollo lleva años cocinándose, sin embargo nunca encontraba luz verde. Pero algo cambió hace poco más de un año cuando la división quattro GmbH pasó a denominarse Audi Sport, cambio que además vino acompañado del nombramiento de Stephen Winkelmann como nuevo CEO. ¿Pero Winkelmann no era el CEO de Lamborghini? Sí, y de ahí que el Audi R8 RWS pasara a ser un proyecto no solo viable sino de absoluta prioridad tras su llegada. Durante su labor en Italia, la apuesta por ediciones limitadas y configuraciones de tracción trasera para Gallardo y Huracán habían sido todo un éxito, motivo por el que la nueva Audi Sport debía explorar esta vía.

Audi Sport quiere fabricar coches más divertidos

Dicho y hecho. Audi Sport dejaba atrás el sello quattro, no sólo como imagen de marca, sino como configuración. Esta nueva etapa nacía con el objetivo de romper moldes y luchar contra prejuicios. Pese a las muchas bondades de la tracción total quattro: precisión, control, efectividad… existía una variable que no estaba tan presente en el R8 quattro. Faltaba diversión, justo la forma en la que Audi Sport resume el concepto del Audi R8 RWS, un rediseño técnico para otorgar todo el protagonismo al eje trasero y así despertarnos sensaciones difíciles de encontrar en cuatro ruedas tan intímamente conectadas.

El Audi R8 sólo necesitaba el sello RWS para convertirse en uno de los referentes del segmento. Si lo fabricaran manual sería un coche de culto sin rival

He de confesar que tenía ciertas dudas sobre la visión de Audi Sport en tanto a un superdeportivo a propulsión. Conste que el Audi R8 es un superdeportivo que me gusta y me resulta un referente en muchos aspectos, pero no en sensaciones precisamente tal y como ya os confesé en nuestra comparativa entre el Audi R8 Spyder y el Mercedes-AMG GT C Roadster. Mi compañero Juanma, que me acompañó durante ese duelo y esta presentación, sí que es un enamorado del R8, pero a pesar de nuestras muchas diferencias a la hora de valorar el R8 sí que coincidimos en algo de forma muy clara, y es que el Audi R8 perfecto tenía que ser tracción trasera. ¿Nos habrán escuchado en Audi Sport?

Prueba del Audi R8 RWS en vídeo

El sello Rear Wheel Series supone para Audi un paso muy importante, pues hasta la fecha todos sus modelos de altas prestaciones, especialmente las gamas S, RS, TT o R8, han apostado por la tracción total quattro como símbolo, un concepto que ha evolucionado hacia diferentes planteamientos, pero que se ha mantenido fiel a su esencia para ser un referente frente a sus rivales. Hasta ahora. quattro seguirá siendo un concepto muy presente en el futuro, pero Audi Sport ha abierto una puerta.

El desarrollo del Audi R8 RWS se ha basado en la eliminación del tren de reenvío hacia el eje delantero. Esto ha permitido reducir el peso en 50 Kg para el R8 Coupé y 40 Kg para el R8 Spyder. Pero los RWS esconden más cambios. Para empezar nos encontramos con una dirección revisada que mejora de forma sensible, con mucho más feedback, unas suspensiones recalibradas ya que cambia la distribución de pesos del coche, un eje trasero modificado donde destacan unas caídas más negativas y por último, y no por ello menos importante, una electrónica diseñada de forma específica para dar alas al sobreviraje.

Pero ojo, no hablamos de que en Audi Sport se hayan vuelto locos creando un coche de Drift. El Audi R8 RWS es un escaparate de cómo es un coche de propulsión al estilo Audi. Esto se traduce en un coche que a pesar de sus 540 CV y su nueva condición de trasera, es un coche realmente dócil y goza de una capacidad de tracción abrumadora. ¿Entonces dónde está esa diversión? Cuando antes hablábamos de una puesta a punto específica, en realidad queríamos resaltar la nueva gestión del control de estabilidad ESC que controla todo cuanto llega a las ruedas traseras desde el grupo motopropulsor, y ahí amigos es donde está la verdadera clave de este R8.

En el modo ESC On el R8 RWS es capaz de enfrentarse a todo tipo de situaciones sin que su trasera te meta en líos, ni siquiera al forzar o tirar demasiado el coche. Pero para que engañarnos, hoy hemos venido a jugar y tras sólo unos pocos segundos al volante pulso una vez más el botón mágico para conocer el lado más canalla de este R8. Con el ESC en modo Sport es cuando encontramos la mejor cara de este R8 trasera, con una electrónica que te deja fluir y quemar rueda a demanda y que sólo actúa cuando vas realmente pasado, dándote margen de sobra para deslizar pero siempre con un altísimo grado de control sobre el coche. Lo pone todo muy fácil, aunque estés derrapando a 130 Km/h. Y si aún así quieres más, para los más valientes aún queda el ESC Off, modo donde el R8 RWS pone a tu disposición sus 540 CV y 540 Nm libres de niñeras, un modo que requiere de manos y temple para no verte superado por el carácter de su V10, que vaya si lo tiene.

El R8 RWS es un “trasera” al estilo Audi, con nervio, pero sin ponerte en aprietos. Juega con su ESC y te lo pasarás en grande

Para rizar el rizo en esta jornada de pruebas Audi nos preparó un enorme circuito de handling para deslizar como si no hubiese un mañana poniendo a prueba el nuevo ESC, y el resultado es que al volante del RWS es imposible no acabar riendo de forma histérica mientras encadenas curvas completamente de lado y te marcas una docena de trompos con pasmosa facilidad. Este R8 es único y tras probarlo me queda muy claro que nada tiene que ver con el resto de R8 que he probado hasta la fecha. Quemar rueda con un R8 no sólo es posible ahora sino que además es peligrosamente adictivo.

999 unidades serán las que se fabriquen del Audi R8 RWS para todo el mundo, y sí, tras probarlo no tengo ninguna duda de que este es el R8 que hay que comprar. Pero si su mejor experiencia de conducción o el toque exclusivo que le da la serie limitada aún no te han convencido, solo te diré que también estamos ante el R8 más asequible de la gama, desde 168.500 euros el R8 Coupé y desde 183.500 el R8 Spyder, lo que termina por firmar un cóctel que dará mucho de que hablar y que pone contra las cuerdas a todos y cada uno de sus rivales. Audi Sport ya está aquí amigos, y llega pisando muy fuerte.

Vídeo destacado del Audi R8

Lee a continuación: Audi y el “adiós” a los coches deportivos quattro

El Audi R8 ofrece una visión muy particular de la deportividad apostando por la máxima tecnología sin olvidar la identidad de la marca

Ver todos los comentarios 2
  • Walter Röhrl

    Por fin empiezan a entender lo que es un deportivo de verdad. Lo celebro y me alegro por Audi!

  • Rhombus Steel Lobo

    Buena prueba y mejor suerte por disfrutarlo, ahora al turrón, tengo un par de preguntas, por si me las podéis resolver:

    -¿Se diferencia en algo el comportamiento de su homologo Lamborghini? Aunque son el mismo coche, entiendo que este será más “dulcificado” (carácter AUDI de democratizar prestaciones) ¿no?

    -¿Cómo queda el reparto de pesos?

    Saludos.

El Audi R8 ofrece una visión muy particular de la deportividad apostando por la máxima tecnología sin olvidar la identidad de la marca