comscore
MENÚ
Diariomotor
Deportivos

2 MIN

Malas noticias, el "Aston Martin" Thunderbolt de Henrik Fisker no llegará a la calle

thunderbolt-1440px-3

En marzo nos emocionábamos con el último diseño de Henrik Fisker, otrora diseñador de Aston Martin, otrora creador del Fisker Karma, caído en desgracia años atrás. Y en marzo también conocíamos que Aston Martin había iniciado acciones legales para evitar que el Thunderbolt llegará a comercializarse. La razón era simple. Aston Martin consideró que Fisker había traspasado la delgada línea roja, la de producir un deportivo que a priori no era exactamente una preparación de un V8 Vantage - o un Vanquish - y tampoco era un carrozado completamente nuevo. Considerando, por lo tanto, que Fisker había actuado con "mala fe" anunciando un deportivo que se aprovechaba la imagen de la hace años fue su casa. La resolución: el Thunderbolt no va a comercializarse.

Días después de su presentación, Aston Martin inició acciones legales para disuadir a Henrik Fisker de producir el Thunderbolt.

Henrik Fisker habría decidido no producir el deportivo apodado como Project Thunderbolt. Ante lo cual, Aston Martin renunciará a seguir adelante con los litigios. Ante cualquier duda que surja por el caso, tanto Aston Martin como Henrik Fisker reconocen que se ha llegado a una resolución amigable y que no habrá más problemas. Pero el Thunderbolt solo quedará en lo que ves en estas imágenes, en un bello ejercicio de diseño.

La pregunta que nos hacemos ahora es otra. ¿Dónde está esa línea roja que marca la diferencia entre una preparación y un nuevo carrozado? ¿Hasta qué punto un nuevo carrozado puede encender las iras del fabricante del deportivo original?

12
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Quizás Henrik Fisker hubiera debido comenzar estrechando lazos con Aston Martin y obteniendo el beneplácito del fabricante de Gaydon, ¿no crees?

En Diariomotor: Aston Martin demanda y quiere impedir que el Thunderbolt de Henry Fisker llegue a la calle

El elegante Thunderbolt de Henrik Fisker nos hace soñar con su vuelta a Aston Martin