En este vídeo, una bicicleta alcanza los 333 km/h y humilla a un Ferrari

 |  @davidvillarreal  | 

La cosa tiene truco. El Ferrari no es un Ferrari cualquiera, es un 430 Scuderia. Pero, definitivamente, esta bicicleta tampoco es una bicicleta cualquiera. Las similitudes entre esta, y cualquier otra bicicleta que hayas conocido, no van más allá de la presencia de dos ruedas estrechas, con sus radios, un cuadro – extraordinariamente largo – y un manillar. Esta bicicleta no está pensada para pedalear. De hecho, su funcionamiento se basa en accionar un botón, encomendarse en todos los dioses de tus antepasados y alcanzar 333 km/h en 4,8 segundos en un reto que solo puede terminar de dos formas, haciendo que tu nombre figure en los libros de historia y te conviertas en fenómeno viral de internet o en el próximo Premio Darwin (ver wikipedia).

Solamente existen dos desenlaces para un reto como este: convertirte en el próximo Premio Darwin o entrar en los libros de historia y convertirte en fenómeno viral de internet.

Por suerte para Francois Gissy aún no ha llegado su momento de entrar en los Premios Darwin. Este hombre acumula valentía, tal vez inconsciencia y temeridad, y pasión por la ingeniería y la ciencia, aunque no sabría decirte en qué proporción. Porque lo único seguro es que lanzarte a más de 300 km/h en una bicicleta solo puede suponer un altísimo riesgo para tu vida. La aceleración a la que fue sometido puntualmente llegó a superar los 3 G. Francois Gissy ya afronta nuevos retos, como superar los 400 km/h. Ver para creer, una bicicleta tan rápida como un Bugatti Veyron.

Basta echar un vistazo a este vídeo con su último reto, frente a un Ferrari 430 Scuderia en el circuito de Le Castellet (Paul Ricard), para percatarse de la ridícula superioridad de esta bicicleta frente al cavallino rampante. En un segundo, la bicicleta no solo ha superado al Ferrari, sino que esta ya ha alcanzado tal velocidad que el superdeportivo italiano ha quedado fuera de plano.

Esta bicicleta se basa en cohetes de peróxido de hidrógeno, de agua oxigenada como la presente en el botiquín de tu casa, aunque en una concentración muy alta.

Ahora bien, podemos decirte cómo conseguir que tu bicicleta supere los 300 km/h, el secreto de Gissy, aunque no como proteger tu vida en una situación tan peligrosa como esta. Francois Gissy trabajó con su amigo Arnold Neracher para diseñar un sistema de propulsión alternativo, mediante tres cohetes a reacción, para su bicicleta. El “combustible” a nivel molecular no es muy diferente del agua oxigenada que de pequeños utilizábamos como alternativa al alcohol para desinfectar las heridas. Los cohetes de esta bicicleta emplean peróxido de hidrógeno (H2O2), conocido coloquialmente con agua oxigenada, aunque en una concentración realmente alta, muy superior a la que figura en los frascos de tu botiquín, que será en torno al 4% y al 8%.

En el reactor, el peróxido de hidrógeno alojado en un depósito es empujado por el nitrógeno en un catalizador, de manera que el H2O2 se descompone formando una mezcla de vapor, a temperaturas realmente altas, y oxígeno, que en última instancia forma el chorro y el torrente energético que hace que esta bicicleta logre esa aceleración en tan solo unos segundos.

Esta tecnología no es, ni mucho menos, un avance moderno. De hecho se ha utilizado en numerosas ocasiones en la industria espacial, o incluso en los primeros conceptos de desarrollo de un jet pack personal, de dispositivos como el Bell Rocket Belt de Bell Aerosystems (ver wikipedia) para crear un equipo militar que permitiera a los soldados volar. Esta tecnología también se ha utilizado en pruebas de dragsters, de aceleración, en Estados Unidos.

Fuente: Rocketman 340 | Vía: Wired
En Diariomotor: Kitty O’Neil, la reina imbatida de la aceleración

Ver todos los comentarios 12
  • GTR43V3R

    Muy interesante – gracias por el artículo !

  • el sabio

    Why not use this technology in vehicles??

    • Fran

      Because, the oil companies going to hell!.. jaja

  • Alejandro

    Humilla a un 430 Scuderia, a un P1, a un Huayra…

    • humberto

      Alcanzando 333 km/h en 4’8s humilla a todo lo que se le ponga por delante. Ni los motores a reacción de los aviones o jets consiguen esa velocidad en ese tiempo. Como dato ilustrativo, el Koenigsegg Agera R hacía el 0-300 en 15s creo recordar.

  • TBN

    Dicen que si le metes un Exocet por detrás a un atún, corre más que un Veyron.

  • BIRLOT

    Vaya forma de humillar a Ferrari!!

  • kaytex

    Lo que quieras, pero yo me quedo con el Ferrari.

  • Luis

    Solo una pregunta me hago. ¿ Cómo evita que patine la rueda trasera con semejante arrancada ? ¿ Lleva la bici control de tracción ?

    • Luis

      Luis. O supongo que es porque la cadena y los pedales van de adorno para que siga pareciendo una bici y en realidad la fuerza no es aplicada a ningún mecanismo de la bici.

  • Jmlm

    Cuanta soplapollez!

  • Jmlm

    Cuanta gilipollez! 😈😈😈